Pasaje Clave: Nehemías 2:10-20.

LA OPOSICIÓN 1
¡Todo bien!… hasta el versículo 10. ¿Quiénes entran en escena y por qué?
Recuerda a estos tipos porque continuarán apareciendo y estorbando.
Siempre que inicies un proyecto, curso, carrera universitaria, negocio, ministerio o lo que fuera que Dios ponga en tu corazón realizar, “aparecerán” personas que te “estorbarán” con sus opiniones y comentarios. General- mente son personas “ausentes”, que nunca aportan nada positivo ni útil pero que “aparecen” de la nada opinando acerca de lo que haces.

NEHEMÍAS EL ESTRATEGA 2
¿Qué hace Nehemías después de haber llegado a Jerusalén? (vs.11-15)
Ya vimos que Nehemías es un estratega espiritual. No actúa impulsivamente ni hace las cosas a lo loco, no improvisa sino que se deja guiar por Dios y planifica su trabajo. Y esto es exactamente lo que hace luego de haberse tomado unos días de descanso. Estando en Susa, Nehemías había orado, ayunado y elaborado un plan de acción en base a los informes y las noticias que les habían contado, pero ahora él necesita ver y evaluar por sí mismo el estado en el que se encuentra la ciudad y sus muros.

EL PLAN DEL ESTRATEGA 2
Sale de noche con un muy reducido grupo de judíos tomando todas las precauciones para que nadie se entere de lo que piensa hacer (vs.12, 16).
Antes de comenzar a realizar lo que Dios puso en tu corazón, háblalo con tus padres y líderes (o con amigos espirituales). No lo publiques en las redes sociales. No se lo cuentes a todo el mundo. Compártelo únicamente con tu círculo íntimo, con esas personas que realmente te aman y se interesan por ti. Cuéntales tu proyecto, pídeles que oren por ti y que tengan en oración lo que Dios puso en tu corazón. Si “todo el mundo” se entera aparecerán los negativos, los incrédulos, los que ven todo mal, la gente sin revelación espiritual… y comenzarán a opinar… Dudarás y te llenarás de miedos.

Observa y evalúa el estado de las puertas y de los muros (vs.13-15). Hace un relevamiento de la situación.
Dios pone un sueño en tu corazón, siembra en ti un deseo intenso. Oras, pides consejo y confirmas que lo que deseas realizar es de Dios. Ahora tienes que observar y evaluar, tienes que ver cómo es la situación…
Si estás pensando en ponerte de novio/a, ¿cuáles son las cualidades que tiene que tener ese chico o chica? Escríbelas y observa a los/las posibles candidatos/as. ¿Estás dispuesto/a a esperar el tiempo necesario? ¿Tienes la aprobación de tu padres? ¿Qué piensan tus líderes al respecto?
Si estás pensando en comenzar un emprendimiento o negocio, ¿con cuánto dinero cuentas? ¿Cuál es el costo total del emprendimiento? ¿Cómo lo financiarás? ¿Qué otros gastos tendrás? ¿Qué inversión harás y cuánto tiempo te llevará recuperar la inversión y obtener ganancias?
Si estás pensando en comenzar un ministerio o algún proyecto de servicio, ¿qué es lo que tienes? ¿Qué es lo que te falta? ¿En dónde lo realizarán? ¿Quiénes servirán contigo? ¿Cómo lo financiarán? ¿Qué recursos harán falta? ¿Cuentas con la aprobación y el respaldo de tus pastores?

Presenta oficialmente su plan de reconstrucción (vs.17-18):
1. Describe el problema (que todos ya conocían). Está bueno que los demás sepan que uno también sabe cuáles son los problemas que hay que resolver.
Si eres padre o líder seguramente te has topado con alguno de estos “problemas” adolescentes: fastidio, aburrimiento, exceso de redes sociales, porno, incomunicación, falta de valores o anti-valores, conductas rebeldes, bajo rendimiento escolar, amistades poco convenientes, “curiosidad” por los boliches (lugares bailables), fracasos sentimentales, noviazgos mal establecidos y un largo etcétera… Sin embargo, ¿cuál o cuáles son los problemas reales detrás de estos “problemas”?
2. Presenta soluciones concretas (que nadie creía posible) y les habla de lo que ya había logrado. Somos solucionadores de problemas. Tenemos la sabiduría de Dios para “ver” que detrás de un problema de conducta, relacional o afectivo, se esconde un problema más profundo que debemos descubrir y solucionar.
3. Anima y motiva al liderazgo a trabajar junto a él (los equipos logran mejores resultados que los individuos). Y no hay mejor equipo que liderazgo y familia trabajando juntos a favor de los niños, adolescentes y jóvenes.

LA OPOSICIÓN 2
¿Qué sucede antes de comenzar a reedificar? (vs.19)
Antes eran dos (vs.10), ahora son tres. Crece la oposición. Se “sienten” fuertes. Sin embargo, ¿cómo los enfrenta Nehemías? (vs.20)
Él y nosotros en contra de ustedes. Es el comienzo del fin… para ellos.

Extracto del libro «Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Nehemías»

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS Serie Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Nehemías. AQUÍ

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here