Texto: DEUTERONOMIO 29 (leer con Biblia a mano)

Y según los estudiosos, aquí comienza el 3º Y ÚLTIMO MENSAJE de Moisés para la nueva generación. Estas serán sus últimas enseñanzas y consejos para ellos.

¡A REPASAR CONTENIDOS! 14
¿Cómo comienza su 3º y último mensaje? ¿Qué les recuerda? (vs.2 al 8)
Este brevísimo repaso histórico, describiendo las cosas grandes que Dios había hecho, tiene como finalidad guiarlos hacia el tema central de su discurso: el pacto con Dios.
Por lo tanto, ¿a qué los compromete? ¿Y para qué? (vs.9)
El deseo de Dios es prosperarnos en todas las cosas. Que en tus estudios te vaya bien, que en tu trabajo te vaya bien, que en tu noviazgo te vaya bien y que en las relaciones familiares y con amigos, te vaya bien. Pero hay una condición importantísima para que te vaya bien en todo: obedecer las condiciones del pacto. La obediencia al pacto te garantiza prosperidad, porque Dios mismo es el garante.

LA CONFIRMACIÓN DEL PACTO
¿Para quiénes es el pacto? (vs.10-15)
¡Claro! El pacto es para TODOS. No importa la edad, el sexo, la raza, la posición… el pacto es para todos. Y no solo para todos los presentes, sino también para todos los que vendrán: hijos, nietos, bisnietos… que nacerán en la tierra prometida, para todos ellos también es el pacto.

¿Y cuál es el pacto? (vs.13)
El Día 23 vimos en detalle en qué consistía el pacto que, ahora y de manera sintetizada, Moisés vuelve a recordarles: “ustedes son el pueblo de Dios, y Dios es el Dios de ustedes”. No hay lugar para otros dioses, para otra adoración, para otra fe. Dios es único y exclusivo y él demanda exclusividad.

Inmediatamente, ¿qué les recuerda Moisés? (vs.16-17)
Les recuerda la pecaminosidad y la maldad de las naciones que ignoran a Dios, para que no las imiten. El pueblo de Dios no puede parecerse en nada a las naciones que viven sin Dios. Como pueblo de Dios tenemos otros valores, otros principios de vida, otra conducta, otras actitudes. Marcamos una diferencia. Nos levantamos en contra de los valores pecaminosos y enfermos de la sociedad que no conoce a Dios. Defendemos la vida, defendemos la familia constituida por un hombre y una mujer con sus hijos. Defendemos el disfrute de una sexualidad sana dentro de los límites del matrimonio. Defendemos una educación basada en valores. Defendemos al hombre con sus características masculinas y a la mujer con sus características femeninas, ambos diferentes pero complementarios. Somos un pueblo de pacto.

LAS CONSECUENCIAS DE ROMPER EL PACTO
Dentro del contexto del pacto, ¿qué advertencia les hace Moisés? (vs.18-21)
Les advierte que pecar contra Dios, rompiendo el pacto y mentirse a uno mismo diciendo “todo está bien”, “no pasa nada”, les traería graves y tristes consecuencias, que ellos y sus hijos lamentarían.
Entiende esto: no se trata de vivir con miedo a ser castigados por Dios. ¡No! No es un pacto basado en el miedo, es un pacto basado en el amor, el respeto y la obediencia. Se trata de vivir cuidando la santidad. Se trata de que tus decisiones sean de acuerdo a los valores de Dios. Se trata de que cada elección de tu vida, lo sexual, lo económico, la pareja, lo intelectual, las amistades, todo lo que elijas, esté aprobado y bendecido por Dios… entonces te irá bien. Y aún fracasando, te levantarás, te recuperarás y avanzarás porque a los que aman a Dios todas las cosas les ayudan a bien.

¿Cuáles son las consecuencias futuras por abandonar el pacto y olvidarse de Dios? (vs.22 al 28)
Las mismas naciones paganas (aquellos que no conocen a Jesús), para quienes ellos deberían ser un ejemplo y un modelo, conocerían cómo Dios disciplinó y castigó a su pueblo porque ellos rompieron el pacto con Él.
Hoy, tú y yo, somos el pueblo de Dios, la iglesia es el pueblo de Dios. La iglesia se levanta como pueblo del pacto con la tremenda responsabilidad de ser ejemplo y modelo de vida, de relaciones, de fe, para aquellos que no conocen a Dios. ¿Qué clase de testimonio les damos? ¿Cómo nos ven los que no conocen a Dios? ¿Qué dicen y piensan de nosotros?

Finalmente, ¿cómo concluye Moisés? (vs.29)
No te preocupes por lo que ignoras de Dios, preocúpate por todo aquellos que Él te ha revelado para que lo obedezcas.

Extracto de «Serie Desafios Deuteronomio» por Edgardo Tosoni


MAS INFO

Si deseas ver el siguiente devocional de la serie: DESPUÉS DEL PACTO (click en el enlace)

Para más novedades síguenos en Facebook: DESAFIO JOVEN (click en el enlace)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here