Texto: NÚMEROS 2 (leer con Biblia a mano)

Continuando rápidamente con lo de ayer, Dios tratará con tu vida hasta que estés listo y preparado para cumplir con sus propósitos. Él tratará con tus emociones y sentimientos para que no largues todo antes de tiempo o ante el primer problema que surja. Él tratará con tus pensamientos para que aprendas a pensar lo que es verdadero y puro, y aprendas a pensar como Dios piensa. Y Él tratará con tus actitudes para que aprendas a ser un reflejo de Jesús. Cuánto más dócil y obediente seas a la Palabra a Dios más rápidamente estarás listo y preparado para ser usado por Él. Cuanto más terco y rebelde te pongas, más y más retrasarás el propósito de Dios para tu vida. Piénsalo y decide inteligentemente.
Y ahora sí, vamos al capítulo de hoy.

INSTRUCCIONES 48: ORDENADOS ALREDEDOR DEL TABERNÁCULO
(Para entenderlo mejor, mira la gráfica de la Página 63).
¿Cuál es la orden concreta que les da Dios? (vs.1-2)
Es bien fácil de entender: cuando el pueblo de Israel acampe, mientras estén camino a la tierra prometida, cada una de las tribus se ubicarán alrededor del Tabernáculo de reunión, y cada una de ellas se identificará con su bandera y su estandarte familiar. Y cuando levanten campamento, también lo harán siguiendo un orden previamente establecido. Dijimos ayer que Dios es un Dios de orden, por lo tanto, también les indicó el lugar concreto en el que cada una de las tribus deberían acampar, siempre posicionadas alrededor del Tabernáculo, y el orden de partida.

¿Cuáles son las 3 tribus que acamparán al Este del Tabernáculo? (vs.3-8)
Y de ellos, ¿cuántos son los hombres preparados para la batalla? (vs.9)

¿Cuáles son las 3 tribus que acamparán al Sur del Tabernáculo? (vs.10-15)
Y de ellos, ¿cuántos son los hombres preparados para la batalla? (vs.16)

¿Cuáles son las 3 tribus q acamparán al Oeste del Tabernáculo? (vs.18-23)
Y de ellos, ¿cuántos son los hombres preparados para la batalla? (vs.24)

¿Cuáles son las 3 tribus q acamparán al Norte del Tabernáculo? (vs.25-30)
Y de ellos, ¿cuántos son los hombres preparados para la batalla? (vs.31)

Nuevamente se menciona el TOTAL de hombres para la guerra (vs.32).
Y se vuelve a aclarar que la tribu de Leví no está incluida entre ellos (vs.33).
¿Cuál es la actitud del pueblo antes estas nuevas instrucciones? (vs.34)

ACTITUD DE OBEDIENCIA
Ellos hicieron todo lo que Dios les dijo por medio de Moisés. Hay una doble actitud de obediencia: a Dios y al liderazgo establecido por Dios.
En la obediencia siempre hay bendición. Cuando obedeces a las personas en autoridad (que viven bajo la autoridad y el gobierno de Dios en obediencia y santidad), es como si obedecieras a Dios mismo. Cuando te rebelas contra ellos, es como si te rebelaras contra Dios mismo. El tema de la obediencia a la autoridad es tremendamente importante para Dios. A lo largo de este libro lo vamos a ir viendo en situaciones bien concretas.

QUE DIOS SEA TU CENTRO
Vuelve a leer el vs.2 y mira nuevamente la gráfica de la página 63.
En la antigüedad se acostumbraba a poner la tienda del rey en el centro del campamento. No solo era el lugar más estratégico sino que además representaba el centro del poder real: allí se tomaban las decisiones más importantes, se elaboraban estrategias de conquista, se dirigían las tropas para la batalla. Y además era el lugar más seguro para el rey y sus generales. ¡Ningún kamikaze se atrevería a cruzar todo el campamento enemigo para atentar contra la vida del rey!
Sin embargo, aún en esto, Israel era diferente a todos los demás pueblos. En el centro del campamento no estaban instalados los líderes, ni los jefes de las tribus. En el centro estaba la presencia de Dios por medio del Tabernáculo. ¡Que Dios sea tu centro!
Que Dios sea el centro de tu adoración y de tu búsqueda. No te rindas a nada ni a nadie, solo a Él.
Que Dios sea el centro de tus decisiones.
Que Dios sea el centro de tu ministerio.
Que Dios sea el centro en tu noviazgo y en tu futuro matrimonio.
Que Dios sea el centro de tus valores y convicciones. No la familia, no la sociedad, no la cultura, ni la política, ni la filosofía. Dios y su Palabra.
Que Dios sea el centro en tu estudio. Ora pidiendo sabiduría, inteligencia y claridad y luego lee, razona, memoriza, sintetiza, haz resúmenes, practica.
Que Dios sea el centro en tu trabajo y en cada uno de tus negocios.
Que Dios sea el centro de tu dinero y ganancias.
En todo tiempo y lugar y delante d cualquier persona, que Dios sea tu centro.

Extracto de “Serie Desafios Números” por Edgardo Tosoni


MAS INFO

Si deseas ver el siguiente devocional de la serie, haz click: LEVITAS VIP 1

Para más novedades síguenos en Facebook: DESAFIO JOVEN

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here