Texto: DEUTERONOMIO 24 (leer con Biblia a mano)

Continúan las leyes humanitarias… y hay para todos los gustos… Moisés, bajo la revelación de Dios (o Dios, hablando por medio de Moisés), continúa enseñándoles a la nueva generación… Estos pibes tienen que salir buenos!!

RELACIONES DE PAREJA 3
¿Qué les explica Moisés acerca del divorcio? (vs.1-4)
No termina de quedar muy claro qué significa que el esposo encontró “algo indecoroso o indecente” en su esposa y por ese motivo quiere divorciarse de ella. Obviamente, eso “indecente o indecoroso” no se refiere a un pecado de infidelidad, porque si así fuera la mujer tendría que morir de acuerdo a la ley. Seguramente era algún tipo de actitud negativa (o tal vez la esposa ¡era resucia y olí muy mal, ops!) que el esposo no soportaba. La cuestión es que la mujer nunca podría volver con el primer marido luego de divorciada.
Las preguntas que se me ocurren son: ¿Y si era la mujer la que no soportaba las malas actitudes del esposo? ¿Y si era ella la que no soportaba sus ronquidos, eructos, escupitajos, pedos, olores sudorientos y demás cosas desagradables que hacen la casi totalidad de los hombres? ¿Ella sí lo tenía que soportar y aguántarsela? ¿Ella no podía pedir el divorcio? ¿Era solo un derecho del hombre? Bueno… te las dejo para que pienses…

Ten en cuenta lo siguiente, sea por la razón que sea, el divorcio es un fracaso para ambos esposos. Si llegamos a un divorcio es porque en algo, o en todo, hicimos mal las cosas, lastimamos la relación y enfriamos el amor. Tal vez uno tenga más responsabilidades que el otro, pero tristemente es un fracaso para ambos. Y no te confundas, las parejas que no se casan, pero se juntan, conviven y a los 6 meses o al año se separan y cada uno por su lado, ¡también fracasan! También están haciendo todo mal.
Las relaciones de pareja no son fáciles, por lo tanto, ¡no te apresures!

Y con respecto a los recién casados, ¿cuál es el consejo para ellos? (vs.5)
¡Claro! Recién casados ¡¡a disfrutar!! Hay miles de maneras en la que puedes alegrar a tu esposa/esposo. El disfrute sexual es una de ellas pero no es la única. Cenas románticas, paseos, caminatas, mimos, regalos sorpresas, actitudes de amor y respeto, escucha activa, actitudes de perdón, son algunas de las muchas maneras en que puedes bendecir a tu pareja.

¡MUERTE AL SECUESTRADOR!
¿Qué castigo recibe aquel que secuestra y esclaviza? (vs.7)
Dado que el secuestrador y esclavista no valora la vida de la persona a la que secuestra y esclaviza, su propia vida tampoco es respetada y se lo condena a la muerte. Es vida por vida. Hoy tendríamos menos trata de blanca y menos secuestros de niños si las leyes fuesen más duras y se aplicaran rápidamente y sin excepciones.

PRÉSTAMOS Y DEVOLUCIONES
Con respecto a los préstamos, ¿cómo tendrían que actuar? (vs.10-13)
Esta ley estaba destinada a proteger a los pobres, quienes a veces tenían que pedir prestado. El acreedor o prestamista no podía entrar a la fuerza a la casa del pobre ni quitarle sus pertenencias para saldar la deuda.

CONSECUENCIAS INDIVIDUALES
¿Qué principio establece este versículo? (vs.16)
Algunos que no conocen muy bien la Palabra de Dios dicen cosa como: “¡vas a ser castigado por el pecado de tus padres!”. Esto es mentira.
Cada uno, individualmente, recibe la disciplina de Dios por sus pecados. Es cierto que los pecados de los padres traen consecuencias en la vida de los hijos, pero Dios no disciplina a los hijos por el pecado de sus padres ni a los padres por el pecado de sus hijos. Cada uno es responsable por sus propias acciones. Perdona lo que hayan hecho tus padres, y acepta la responsabilidad por tus propios pecados. Si te arrepientes y los confiesas, Dios te perdonará y limpiará de todo mal. Dios es justo.

PARA COMPARTIR…
¿Cómo compartirían para sus hermanos? (vs.19-22)
Unos compartirían permitiendo que sus hermanos coman libremente de sus plantaciones. Otros compartirían permitiendo que sus hermanos recojan aquello que ellos no podían llevarse.
¿Tienes un corazón dispuesto a compartir o te cuesta desprenderte de tus cosas?
¿Practicas el compartir para aprender a romper con tus actitudes egoístas o eres de los que quieren recibir todo sin dar nada a cambio?
¿En que medida notaste que otros fueron bendecidos cuando les compartiste lo que necesitaban?
Y si aún no lo estás haciendo, ¿qué esperas para comenzar?

Extracto de “Serie Desafios Deuteronomio” por Edgardo Tosoni


MAS INFO

Si deseas ver el siguiente devocional de la serie: LEYES HUMANITARIAS 7 (click en el enlace)

Para más novedades síguenos en Facebook: DESAFIO JOVEN (click en el enlace)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here