Pasaje Clave: Esdras 7:11-28

EL DECRETO DEL REY 3
¿Qué dice la carta que el rey Artajerjes le entrega a Esdras antes de su viaje a Jerusalén? (vs.11 al 26)
¡Esta no es “una carta más! No es una carta “política” para quedar bien con Esdras… ¡esta es LA carta que le abre todas las puertas!
“¿Tanta suerte tiene Esdras?”
No. No se trata de “suerte”. Lo que tiene Esdras es otra cosa. Las respuestas están en los versículos 6, 9 al 12.

1. ¡Dios está con él! Por lo tanto, todo lo que hace le sale bien. (No hace estupideces, sus decisiones son inteligentes).

2. ¡Tiene un excelente testimonio! Es conocido y reconocido por su amor a Dios, por su lealtad a la Palabra de Dios, por sus valores y convicciones basadas en la Palabra. ¡Hasta el mismo rey habla bien de él! (vs.11-12).

3. ¡Es un erudito en la Palabra de Dios! Un experto conocedor de las leyes de Dios y de la cultura de su nación. Esdras es un intelectual, un estudioso de la Biblia y un estudioso de la realidad socio-política de su país.

Esdras consiguió todo lo que consiguió porque se preparó para ese momento. Y cuando llegó su oportunidad la aprovechó. No te confundas: él se ganó ese lugar a fuerza de trabajo, estudio y dedicación. Esdras no era un “acomodado” político, él no recibió “favores del rey” porque estaba metido en cosas raras (como la mayoría de nuestros impresentables políticos). Esdras trabajó para ganarse el respeto, la confianza y el reconocimiento del rey y del pueblo. Y por su santidad y su corazón alineado al de Dios, Dios lo bendijo y prosperó. No es “suerte”, es bendición.

LA CARTA QUE TE ABRE TODAS LAS PUERTAS
El decreto del rey Artajerjes le daba a Esdras autoridad y recursos para todo lo que él quisiera hacer en Judea y Jerusalén. Veámoslo por partes:

1. Todos los judíos que quieran regresar a Jerusalén pueden hacerlo (vs.13). En el próximo capítulo (Día 12) encontrarás los detalles de este segundo regreso bajo el liderazgo de Esdras.

2. Esdras llevará la plata y el oro de los altos funcionarios del rey a Jerusalén. Este dinero es una ofrenda para la Casa de Dios (vs14-15).

3. Además, recogerá y administrará todas las ofrendas que las personas quisieran hacerle a lo largo de su viaje (vs.16).

4. Con parte de esos recursos económicos comprará los animales necesarios para ofrecer sacrificios en el templo reconstruido (vs.17). Y al resto de los recursos los invertirá de acuerdo a como Dios lo guíe a hacerlo (vs.18).

5. Tendrá que devolver al templo todos los utensilios sagrados (vs.19) y cualquier otro gasto que tenga se pagará del tesoro real (vs.20).

6. Por orden del rey, todos los tesoreros de las diferentes provincias tendrán que darle a Esdras todo lo que él les pida hasta cierta medida (vs.21-22).

7. ¿Cuál es la finalidad de todas estas indicaciones y órdenes reales? Contribuir a la Casa de Dios, haciendo rápidamente todo lo que Dios manda (vs.23). Esto último es para pensar: ¿hacemos “rápidamente” todo lo que Dios nos manda, todo lo que Él nos pide en su Palabra? ¿No nos iría mejor si “rápidamente” fuéramos más obedientes, menos quejosos y más agra- decidos? ¿Rápidos para alejarnos del pecado y rápidos para buscar a Dios? ¿Rápidos para orar, rápidos para escuchar el buen consejo, rápidos para tomar decisiones sanas? ¡Nos iría 100 veces mejor!

8. Todos los que sirvan a Dios full time quedarían libres de impuestos (vs.24).

9. Esdras tendrá la responsabilidad de asignar gobernadores y líderes en el pueblo y de enseñar la Palabra de Dios a todos aquellos que no la conozcan (vs.25). Los rebeldes y desobedientes ¡tiemblen! (vs.26)

¿Cuál es la “carta” que a nosotros nos abre todas las puertas? ¿Tenemos alguna “carta” así “super poderosa”? Yo creo que sí.
No es la carta de un hombre poderoso, político o empresario, es la carta de nuestro testimonio y de nuestra determinación para creerle a Dios por más mal que vayan las cosas. Nuestra vida (decisiones, conductas, gestos, miradas, palabras, actitudes) es la “carta” que todos leen y que nos abre (o nos cierra) todas las puertas. ¿Qué clase de “carta” escribes con tu vida?
Si no la tienes muy clara, copia entonces la actitud de Esdras e imítalo haciendo lo que hace al finalizar este capítulo: vs.27 y 28. Piénsalo.

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Esdras”

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: ESDRAS”. Haz CLICK AQUÍ.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here