¿Crees que necesitas un cambio en tu vida? ¿Sigues viviendo de la misma forma año tras año y consideras que es tiempo de empezar de nuevo?

Este es el tiempo de un nuevo comienzo. Es el momento de olvidar lo que quedó en el pasado e iniciar una nueva vida. Sin embargo, para poder iniciar, debes primero conocer ciertos aspectos importantes para poder tomar los pasos necesarios:

¿Está Jesús en tu corazón? No podemos iniciar ningún tipo de relación con nuestro Dios si no lo tenemos en nuestra vida. Efesios 3:17 dice: “para que por fe Cristo habite en sus corazones”. Es necesario que lo recibas en tu corazón, para que puedas iniciar algo nuevo. Quizá ya lo hayas hecho antes, pero recuerda: ES UN NUEVO COMIENZO.

Arrepentirse. Todos comentemos errores. Todos hemos pecado en algún momento, pero ¿quiénes realmente se han arrepentido de sus malas acciones? Jesús te ama. El desea perdonar tus pecados. ¿Estás arrepentido? La Biblia es muy clara, cuando nos habla que debemos confesar nuestros pecados para que Jesús nos perdone. “Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad” (1º Juan 1:9). Cualquier pecado que hayas cometido hoy, ayer, o hace mucho tiempo, Dios lo perdonará si tú lo confiesas.

Decide el cambio. Ahora que te has arrepentido de corazón, y deseas iniciar esta nueva vida, es importante que tomes una decisión constante: un cambio verdadero. Como todos, quizá hayas intentado iniciar de nuevo cada mes, cada año y nunca logras cambiar de verdad. Esta vez no será así. Hay cosas que controlan nuestras vidas por años, y creemos que no podemos apartarnos de ellas. ¡No es así! Esta en NOSOTROS el cambiar. Recuerda que tú eres mayor a cualquier adicción, pecado, dificultad, etc. Deja que sea Dios quien tome el control en tu vida y BUSCA AYUDA. No sigas luchando solo.

No dejes que pase más el tiempo. No abandones este momento. Esta es la oportunidad para que dejes atrás todo lo que ha impedido que Dios pueda darte todas las cosas increíbles que tiene para ti. No pierdas esta oportunidad. ESTE ES EL DIA PARA UN NUEVO CAMBIO.

Romanos 10:9-10 y 13 dice: “Que, si confiesas con tu boca que Jesús es el Señor, y crees en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo. Porque con el corazón se cree para ser justificado, pero con la boca se confiesa para ser salvo, porque todo el que invoque el nombre del Señor será salvo”.

Haz esta oración ahora mismo: “Señor, sé que te he fallado durante tanto tiempo. Reconozco que he pecado y estoy arrepentido. Te pido que me perdones de todos mis pecados y me permitas entregarte mi corazón. Ya no quiero fallarte más. Perdóname. Te recibo en mi corazón y estoy dispuesto a ser diferente y a dejarme ayudar por ti. Ayúdame. Amen”.

Por Libre Soy

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here