Bienvenido a Nuestro Blog

Sexo y sexualidad – “ÁMENME” 1

Sexo y sexualidad - "ÁMENME" 1

‘Mamá y papá, necesito saber que me aman y me aceptan”

Los chicos desean atención, y el sexo puede ser el “punto de presión” que ellos usan para hacer volver la cabeza de sus padres y tener esa atención y amor.

Nuestros hijos nos están diciendo, “Yo deseo ser amado y aceptado totalmente, aparte de lo que hago.” El temor de te­ner que hacer algo para ser aceptado, domina el pensamiento de la mayoría de los adolescentes. Todos nosotros procuramos ser aceptados y amados. Cuando descubrimos un amor incon­dicional en nuestros padres, nos sentimos libres de tratar de ganar un amor dominante, gastador de emociones, basado exclu­sivamente en el comportamiento.

Realmente a veces no hago lo mejor en el colegio; pero cuando lo hago, ellos no lo ven y no hacen ningún co­mentario. Deseo que ellos me acepten a mí por lo que soy. Sé que desean lo mejor para mí, de acuerdo a la voluntad de Dios; pero (papá especialmente), siempre desean que yo sea diferente. Nunca hago nada bien.

 Me gustaría que mis padres supieran que deseo real­mente alcanzar los niveles que ellos desean, pero cada día pienso que he fallado, y por eso es que los trato tan fríamente. Estoy avergonzada de mí misma, y no deseo que ellos se acerquen demasiado para ver como estoy he­rida. Parece que siempre estoy tratando de competir con mi hermana, pero me he dado por vencida.

Papá, yo te quiero por todo lo que eres como persona. Tú no tienes que comprar mi amor con el dinero que me das mensualmente. Pero esto ha llegado a un punto en que siento como si te debo devolver algo, porque yo sé que tú esperas alguna clase de compensación por tu ayuda fi­nanciera. Siento que no estarás orgulloso de mí a menos que yo haga algo sobresaliente en tus ojos (21 años)

 He caído en la trampa de buscar amor en las relaciones sexuales, porque mi necesidad de amor no ha sido satis­fecha por mi familia. Obtuve lo que pude conseguir. Pe­ro extraño como parece, despues que salí embarazada, mi familia me ayudó mucho, aun a través del proceso de adop­ción. Esto fue una gran bendición.

 Los adolescentes son iguales a las demás personas. Ellos tienen muchas necesidades, deseos y temores. Necesitan tener amor y expresar amor. Si sus hogares y familias no les proveen el amor por el cual están clamando, siempre encontrarán a alguno que lo haga. Ellos necesitan a al­guien que los haga sentir aceptados y seguros. En muchos casos las familias no están cumpliendo con estas necesi­dades básicas de los jóvenes. Los conceptos de afecto apro­piado, cuidado, y comunicación necesitan ser demostra­dos en los hogares de hoy, tanto en acción como en pa­labras. Aquí es donde los adolescentes empezarían a apren­der cómo es el verdadero amor.

 Cada uno desea ser necesitado y sentirse amado, y muchos jóvenes creen que ellos recibirán amor por me­dio del sexo prematrimonial. Padres y madres se esfuer­zan en suplir las necesidades financieras del hogar, y por eso lo principal de su vida está en el lugar donde traba­jan. El dinero ha capturado el corazón de los americanos, y todavía el dinero no alcanza a cubrir todas las necesida­des de sus familias, y lo más importante, no compra el amor por el cual gimen los jóvenes. Además, con la abun­dancia de los papeles de divorcio que se firman, los jóve­nes a menudo piensan si ellos no están también divorciados del amor de sus padres.

 Yo soy uno de esos que hablan poco con sus padres (es­pecialmente con papá). Lo que realmente me gustaría de­cirles es que los amo mucho. Aun cuando no sepa de­mostrarlo, yo los amo. También, me gustaría que mi ma­má me dijera más a menudo que me ama. Yo sé que ella me ama, pero pienso que es algo que todos los chicos desean oir con frecuencia.

 Quisiera saber por qué tú nunca dices que estás orgulloso de mí. Trato lo más posible de agradarte, pero tú nunca dices nada.

 Te doy gracias por amarme y por mostrarme tu afecto cada día. Aprecio mucho tu preocupación por mi vida, y porque aceptas mis decisiones y preferencias. Estoy es­pecialmente agradecido por la libertad que me diste de ha­cer mis selecciones, y si fallo, todavía expresas amor por mí.

 Mamá y papá — Yo necesité que me dijeran que era único, que era especial. Necesité que me dieran las herra­mientas necesarias para vivir como adulto en un mundo adulto. Ustedes no me ayudaron a desarrollar un ego su­ficiente para luchar en el mundo. Ya no puedo regocijar­me en quién soy nunca más. Hubiera deseado no tener que adherirme tanto a ustedes como ustedes quisieron. Me hubiera gustado que me dejaran ir, así yo podría haber crecido.

Yo necesité que mis padres me dijeran que yo estaba bien. Ustedes han hecho todo por mí, y esta es la peor co­sa que podían haber hecho. Ahora nadie me respeta. Más importante todavía, no me respeto a mí mismo. Tengo que aprender a perdonarlos, pero tengo muchas cicatrices del pasado. Me ha costado mucho creer que Jesús me ama y cuida de mí, porque siempre me he sentido indigno de todo. No tengo seguridad en mi vida. ¿Por qué ustedes me han rechazado tanto?

Yo no supe que ustedes me apreciaban hasta que tuve 23 años. Recién entonces me dijeron que estaban orgullo­sos de mí. ¿Por qué tardaron tanto? La aceptación de us­tedes me hubiera evitado un montón de dolores de cora­zón, que todavía tengo a la edad de 39.

 Quisiera que mis padres comprendieran cuan cruciales son para mí sus palabras positivas de aliento y estímulo. Especialmente por que ellos pertenecen a la clase de quién soy yo, antes que a la de qué hago yo. Como un adulto soltero, todavía derivo la conciencia de mi auto-estima de mis padres, más que de ninguna otra persona en el mundo.

Extracto del libro “Lo Que Deseo Que Mis Padres Sepan Acerca de mi Sexualidad”.

Por Josh McDowell.

 

Lee Sexo y sexualidad – “Ámenme” 2



2 Comentarios para Sexo y sexualidad – “ÁMENME” 1

  1. Agni Contreras

    Pense que era un blog con mas información, me agrada el blog y esta bien pero me gustaría que abarcaran mas temas como la homosexualidad, lesbianismo, amistades, modas… cosas que ahorita estan pasando en esta generación y que lo vemos día con día.

    Yo soy un joven de 22 años, y eh vivido muchas cosas que si en otro momento hubiera buscado este blog me hubiera sentido mas mal, ya que ni siquiera vivo con mi padre y eh leído que varios de sus artículos mencionan mucho a su padre, siento que eso puede ser contraproducente,

    Saludos!

    • Edgardo

      Hola Agni!! Bienvenida!! No te enfoques en lo que falta. Enfocate en todo lo que hay y te bendice si lo tomas para tu vida. Bendiciones!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner