Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – JESÚS EL PASTOR 2

Devocional - JESÚS EL PASTOR 2

Pasaje Clave: Juan 10:22-42

EL PASTOR Y LAS OVEJAS
¡Una fiesta más! Y aunque ésta no fue ordenada ni establecida por Dios en el Antiguo Testamento, Jesús igualmente asistió a ella (vs.22-23).
En ella  recordaban la nueva dedicación del Templo a la adoración a Dios luego de haber eliminado toda la idolatría que lo contaminaba. Esto había sucedido en el año 168 A.C. en la época de los Macabeos.

Los judíos encaran en grupo a Jesús y ¿qué le preguntan? (vs.24).
A Jesús no se le mueve ni un pelo, ¿y qué les responde? (vs.25-26).
“¡Ay, muchachos, muchachos! Ya se los dije, pero ustedes son sordos, padecen de incredulidad avanzada. ¡No creen! Se han recibido en la universidad de la No Fe obteniendo el título de “Master en Incredulidad”.

Jesús continúa. ¿Quiénes son las ovejas? (vs.27). ¡Excelente!
Tu y yo somos las ovejas porque hemos creído en él y le hemos recibido en nuestras vidas. Ahora, ¿somos sus ovejas solo por eso o hay algo más?
Es oveja de Jesús aquel que además de haber creído en él, le oye y le sigue. Si no le oyes y no lo sigues tal vez seas “media oveja” o no llegues ni a oveja.

¿Qué significa “oír” a Jesús? “Oyes” no sólo cuando prestas atención a lo que él te habla sino también cuando te decides a obedecerlo. El oír implica acción. Actúas en base a lo que él te habla. Haces lo que él te pide que hagas. Como Jesús: “lo que a mi Padre le agrada eso hago”.
Él escuchaba a su Papá celestial y hacía lo que él le decía. Simple.
Cuando Jesús te habla claramente no necesitas orar para preguntarle si es o no es su voluntad, sólo tienes que obedecer.
Eres oveja no sólo porque crees en Jesús sino también porque oyes su palabra y le obedeces.

¿Qué significa “seguir” a Jesús? Sigues a quien admiras. Sigues a quien amas. Sigues a aquel de quien quieres aprender. Todo eso significa seguir a Jesús. Haces lo que él te pide. Lo escuchas. Lo imitas, sigues su modelo.
Antes de tomar una decisión o de hacer algo, te detienes y te preguntas “¿esto lo haría Jesús?” “¿cómo reaccionaría él en esta situación?” “¿qué hablaría, qué diría?”

Lo sigues porque lo amas y quieres agradarle en todo.
Lo sigues a él y al hacerlo sigues su verdad, porque él es la verdad. Por lo tanto cuando oras, cuando congregas, cuando diezmas y ofrendas, cuando crees la Palabra, cuando perdonas, cuando agradeces, cuando sirves a los demás, estás siguiendo a Jesús. Cuando renuncias al pecado, cuando te apartas de lo que no te hace bien (aunque no sea pecado), cuando colaboras para mantener la unidad y la paz, estás siguiendo a Jesús.

¿Qué hace Jesús con sus ovejas, cómo las trata? (vs.28-29).
¡Espera! Vuelve a leer cuidadosamente esos dos versículos. ¿Qué dicen? ¿No habrá algún error?
¿Jesús maltrata a sus ovejas? ¿Jesús las condena? ¿Las manda al infierno cuando alguna de ellas peca y se aparta de su amor? ¿Las echa? ¿Las abandona? ¿Las deja solas? ¿Las castiga por sus errores y pecados? ¿Las margina y no les habla? ¡No! ¡No! ¡No! Y mil veces ¡No!
¿Qué es lo que hace Jesús?

  • “Les doy vida eterna”.
  • “No perecerán (morirán) jamás”.
  • “Nadie las quitará (arrebatará) de mis manos”.
  • “El Padre me las dio” y “Él es mayor que todos”.
  • “Nadie las quitará (arrebatará) de sus manos”.

¿Entiendes? ¡No hay condenación eterna para las ovejas de Jesús! ¡Nunca! ¡Nadie nos puede sacar de las manos de Jesús! ¡Y nadie nos puede sacar de las manos de su Papá! ¡Estamos doblemente protegidos, doblemente guardados, doblemente cuidados!
Cuando eres oveja, lo eres para siempre. Podrás ser una oveja rebelde, mal educada, insensible, fría o apartada de Dios, ¡pero sigues siendo oveja! Dios te tratará, te apretará o lo que sea, para que vuelvas a él con todo tu corazón, ¡pero sigues siendo oveja!
No estoy diciendo que tienes libertad para pecar, ¡no! porque todo pecado tiene consecuencias, estoy diciendo que Dios nunca miente, y lo que él ha dicho que eres, lo serás para siempre.

Nuevamente los judíos se pusieron locos y quisieron matar a Jesús ¿por qué? (vs.30-39)
Jesús no juega a ser Dios. ¡Él es Dios hecho hombre! Lo aceptas o lo rechazas. ¿Cuál será tu decisión?

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Juan”

Por Edgardo Tosoni

Descárgatelo GRATIS haciendo CLICK AQUÍ.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner