Texto: DEUTERONOMIO 2 (leer con Biblia a mano)

¡A REPASAR CONTENIDOS! 4
Continuando con el repaso de historia, ¿qué les recuerda Moisés? (vs.1)
Luego de la incredulidad y rebeldía de los líderes (con excepción de Josué y Caleb) y de la terquedad del pueblo de querer “conquistar” sin Dios, comienzan los larguísimos 40 años de dar vueltas y vueltas y más vueltas por el desierto.
Lee más acerca de esto, y del capítulo anterior, en “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Números Edición Completa. Días 11 y 12”.

Y mientras daban vueltas por el desierto, Dios les hizo algunas advertencias que Moisés les recordó.
¿Con quién no tenían que meterse? (vs.2-7)
Los edomitas eran los descendientes de Esaú. ¿Recuerdas a Esaú, el pelirrojo, peludo, que vendió su primogenitura por un guiso de lentejas? ¡Exacto! ¡Ese mismo! ¡El hermano de Jacob y tío de sus 12 hijos!
Lee más acerca de esto en “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Génesis Edición Extendida. Días 35”.
Esa tierra, el monte de Seir, no sería de ellos. Dios se la había dado a la descendencia de Esaú. Entre parientes, lo mejor siempre es mantener la paz. Y nada de pedir prestado, aunque sean parientes (vs.6). “¿Por qué?”
Porque el que pide prestado, y pide, pide y pide, termina siendo “esclavo” del que presta. Muchas relaciones familiares se han roto por gente que pide y nunca devuelve, piden y nunca dan nada a cambio, piden, demandan, exigen y nunca aportan nada de nada.

¿Y con quiénes más no tenían que meterse? (vs.8-11)
Moabitas y amonitas eran los descendientes de Lot, el sobrino de Abraham. ¿Recuerdas de qué manera perversa tuvo Lot su descendencia?
Léelo en “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Génesis Edición Extendida. Días 28”.

¿Qué orden específica recibieron luego de cruzar la tierra de Moab? ¿Y por qué Moisés la recuerda como MUY importante? (vs.13-15)
El arroyo Zered era la frontera natural entre Edom y Moab. Al cruzar el Zered la peregrinación de Israel por el desierto llegaba a su final luego de 40 largos años (una generación), y también marcaba para ellos un nuevo comienzo en su historia. Toda la vieja generación (excepto Moisés, Josué y Caleb) había muerto en el desierto. Estas eran las palabras para la nueva generación que entraría a la tierra prometida.

¿Qué sucede después de la muerte de toda la generación vieja? (vs.16-23)
Como dijimos antes, moabitas y amonistas eran descendientes directos de Lot, por lo tanto, al igual que con Edom y Moab, Dios no les permite meterse con los amonitas. “Pásalos de largo, no te metas con ellos”, les dijo Dios.
¿Sabías que hay gente a la que tienes que pasar de largo en tu vida?
“Hola y chau” y sigue tu camino. Ni pierdas el tiempo con ellos, aún siendo parientes, familiares o evangélicos. “¿Por qué?” Porque no tienen nada importante para aportarle a tu vida. Si es gente resentida, mal llevada, negativa, pesimista, incrédula, o gente que habla para destruir, lastimar o desprestigiar, no pueden aportarte nada de nada. Mucho menos si reaccionan como “victimas incomprendidas” por todos.
“Hola y chau” y sigue tu camino. No son “tierra de Dios” para ti.

¡A REPASAR CONTENIDOS! 5
En cambio, Moisés les recordó a quiénes conquistaron y qué tierras poseyeron a este lado del Jordán. ¿Quién fue el primer enemigo derrotado? (vs.24 al 37)
¿Qué palabra de fe reciben de Dios? (vs.24-25, 31)
¿Y qué resultados obtienen? (vs.32-35)
¿Qué otras ciudades arrasan por su camino? (vs.36)
El liderazgo obediente a la Palabra de Dios y determinado a hacer su voluntad, obtiene resultados extraordinarios sin importar cuánta sea la oposición del enemigo.

EL VALOR DE LA OBEDIENCIA 1
Lo obediencia es un valor, y como todo valor, debes defenderlo, practicarlo e incorporarlo como un hábito en tu vida. Dios bendice a los obedientes. Y en este capítulo, a diferencia del anterior que fue pura desobediencia, el pueblo de Israel tiene la inteligente actitud de escuchar y obedecer a Dios. “No te metas con ellos”, “No pelees”, “No es tu tierra”, “Pasa de largo”, “A este sí declárale la guerra”, “Conquístalo”, “Posee”… Dios nos habla todo el tiempo y de múltiples maneras. Si escuchamos y obedecemos nos va bien, avanzamos, se abren puertas, disfrutamos… y Dios lo disfruta con nosotros.

Extracto de «Serie Desafios Deuteronomio» por Edgardo Tosoni


MAS INFO

Si deseas ver el siguiente devocional de la serie: LECCIONES DE HISTORIA 3 (click en el enlace)

Para más novedades síguenos en Facebook: DESAFIO JOVEN (click en el enlace)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here