Bienvenido a Nuestro Blog

Temas Juveniles – BAILAR ¿ESTÁ BIEN O MAL?

Temas Juveniles - BAILAR ¿ESTÁ BIEN O MAL?

¿Qué pensás acerca del baile?

Me gustaría compartir algunos pensamientos personales.

Lo que puedo decir es que, en sí mismo, bailar no tiene nada malo. Si hubiera algo malo en el hecho de bailar ¿cómo se entendería que la Biblia habla de bailar o danzar para Dios?

Lamentablemente, por temor a cosas malas que pueden asociarse con el baile, hemos eliminado este elemento tan rico de la alabanza y adoración en los cultos. Sin proponérselo, muchos pastores e iglesias se comportan como Mical.

Fue delante de Jehová, quien me eligió en preferencia a tu padre y a toda tu casa, para constituirme por príncipe sobre el pueblo de Jehová, sobre Israel. Por tanto, danzaré delante de Jehová. 2 Samuel 6.21

Es más fácil prohibir que enseñar a reconocer el bien y el mal, y en un sentido es menos riesgoso. Sin embargo, esta actitud nos impide crecer. Además, lo prohibido suele resultar más atractivo. Hay inquietud acerca de ir a bailes; sienten que hay algo malo en lo que hacen, pero no disciernen qué. Entonces, rechazan la danza completamente.

Es importante entender que para un cristiano no hay lugares pecaminosos y lugares sagrados. Desde el momento que le entregas tu vida a Cristo, estás separado, santificado por él.

Así es la alegría que tendría el pueblo restaurado:

Entonces la virgen se alegrará en la danza, los jóvenes y los viejos juntamente; y cambiaré su lloro en gozo, y los consolaré, y los alegraré de su dolor… Jeremías 31.13

 Todo lo que eres y lo que haces está consagrado a Dios.

La iglesia tiene una misma forma; lo que haces fuera de la iglesia deberías poder hacerlo también en ella. Lamentablemente, muchos creyentes viven en dos mundos y no pueden hacer en uno lo que les parece natural en el otro. No han aprendido a discernir; ni siquiera aplican el primer filtro. Son terriblemente estrictos en la iglesia y peligrosamente abiertos afuera. A eso Jesús lo llamó hipocresía y lo criticó duramente.

Con todo, muchas cosas malas en sí mismas pueden ser usadas en forma negativa y pecaminosa. El baile es una de ellas; por eso necesitamos aplicar los filtros. Por supuesto, uno puede hacer cosas malas en cualquier lugar, pero hay determinados lugares que predisponen a la tentación y al pecado.

Las discotecas no están ambientadas simplemente para bailar.

La poca luz, los efectos especiales de iluminación y de sonido provocan otras sensaciones ajenas al baile. Muchos van por el alcohol, el sexo y las drogas.

Está comprobado que los jóvenes consumen más alcohol en una disco que en cualquier otro ámbito. También, la mayoría de los chicos y chicas que van a bailar, además de divertirse buscan ‘transar’, tener aventuras pasajeras. De la ‘transa’ al sexo fuera del matrimonio hay tan sólo 1 un corto paso.

Por todo lo que venimos diciendo, considero que para un cristiano no es conveniente ir a bailes organizados por gente no cristiana.

Sé que algunos grupos de chicos y chicas cristianos cambiaron el ambiente en una disco por su sola presencia. También sé que otros participaron con el propósito de evangelizar. Pero estos son casos excepcionales. Pocos van a la disco con el propósito de evangelizar. El grupo debería estar integrado por chicos espiritual­mente maduros, que saben bien lo que están haciendo, que reciben buena enseñanza y tienen hogares que pueden contenerlos. Esto, lamentablemente, es poco frecuente.

En síntesis, si un cristiano va a bailar y no comete ningún pecado, está en su derecho, porque al cristiano ‘todo le es lícito’, pero sinceramente, creo que no es conveniente.

(CONTINÚA… DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS…)

1 2


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner