Bienvenido a Nuestro Blog

Sexo y Sexualidad – DESEOS 4

Sexo y Sexualidad - DESEOS 4

Continuemos.

6. ¿La Masturbación es Sexo?

Muy bien; ya habrás oído la palabra masturbación, y hasta tal vez hayas hecho bromas al respecto con tus compañeros de la escuela. ¿Pero en realidad sabes lo que es? ¿Sabes lo que Dios opina acerca de ella, y de qué modo la opinión de Dios influye en tu comportamiento?

Tomemos una pregunta a la vez.

Primero, ¿qué es masturbación? Esta probablemente sea la más fácil de responder de todas. Es tocar tus genitales para estimularlos y provocar un orgasmo.

Siguiente, ¿qué dice Dios acerca de esto? Bueno, la palabra masturbación nunca aparece en la Biblia. Algunos cristianos creen que la masturbación no está bien bajo ningún punto de vista por varias razones. Primero, porque generalmente tiene que ver con visualizar a alguien del sexo opuesto con el que uno no está casado, a lo que ellos se opondrían. Segundo, porque es una forma de estimulación sexual, y ellos creen que la estimulación sexual se debe guardar para el matrimonio. Otros cristianos piensan que es perfectamente normal y correcto porque tanto los adolescentes como los adultos la pueden usar para liberar sus presiones sexuales. Y aun otro grupo se ubica en un lugar intermedio entre ambas posturas y sostiene que está bien hacerlo a veces, pero que fácilmente se vuelve adictivo y controla nuestra voluntad, entonces solo debe hacerse en algunas ocasiones.

Uno de los problemas frecuentes con los que la mayoría tropieza es que una vez que empieza a masturbarse, no puede parar. Diego tenía ese problema. Había empezado a masturbarse cuando estaba en noveno año, por dos razones: por curiosidad y porque se sentía bien. Lo hizo más a menudo en el décimo año, y todas las noches de undécimo año. Ahora que cursa el último año, se da cuenta de que eso lo está controlando y quiere parar.

Bueno, al menos parte de él quiere parar. La otra parte lo disfruta demasiado y quiere hacerlo incluso con más frecuencia. Así que Diego se siente muy confundido. Ha intentado todo lo que ha oído decir que puede ayudar: tomar una ducha fría, hacer ejercicios, evitar mirar cualquier foto de mujeres que pueda llevarlo a pensar en sexo, pero aun así se siente atrapado.

  • ¿Qué le dirías a Diego si te preguntara sobre lo que debería hacer?
  • ¿De qué manera se relaciona 1 Corintios 10:13 con la masturbación?

Ahora consideremos Santiago 1:12-15. Hemos usado este pasaje en otras secciones de este libro, pero encaja perfectamente con el tema del que estamos hablando.

  • ¿De qué forma crees que la masturbación puede volverse una tentación que desemboque en pecado?
  • ¿Crees que es posible masturbarse solo ocasionalmente, a diferencia de Diego, que se dio cuenta de que eso se estaba volviendo adictivo y controlador?

Muy bien, pasemos ahora a un plano más personal. Olvidemos a Diego. Teniendo en cuenta 1 Corintios 10:13 y Santiago 1:12-15, ¿cómo crees que Dios quiere que actúes con respecto a la masturbación?

7. ¿Pretendes Algo Conmigo?

Haz una lista de aquellas cosas que notas que otros hacen cuando pretenden algo a nivel sentimental contigo.

  • ¿Cómo te das cuenta de que la persona que te gusta también está interesada en ti?
  • ¿Cómo te das cuenta de que no lo está?
  • ¿Cómo te sientes cuando alguien no está interesado en ti, a pesar de todos tus esfuerzos por atraer a esa persona?
  • ¿Qué indica acerca de ti mismo tu respuesta?
  • Si has tenido alguna mala experiencia tratando de conquistar a alguien con insinuaciones y coqueteos, piensa ¿qué has aprendido en ese proceso?
  • ¿Ha cambiado tu conducta?
  • ¿Crees que sea posible aprender a expresar tus sentimientos sin tener que insinuártele a alguien? ¿Cómo?

Extracto del libro “Lo Que Casi Nadie te Dirá Acerca del Sexo”

Por Jim Hancock y Kara Eckmann Powell



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner