Bienvenido a Nuestro Blog

Para Líderes – TRANSMITA SUS PROPÓSITOS Y SEA EJEMPLO 2

Para Líderes - TRANSMITA SUS PROPÓSITOS Y SEA EJEMPLO 2

Continuemos.

D. Líderes de la iglesia.

  • Mande a cada persona involucrada en el liderazgo una copia de su declaración de propósito y una descripción breve de cada uno.
  • Pida a cada líder de la iglesia o anciano que ore específica­mente por uno de los cinco propósitos relacionado a su mi­nisterio para jóvenes.
  • Cuando explique sus programas a los líderes de la iglesia, siempre diga «Este programa cumple nuestro propósito de _____________».

2. Un Líder Repite los Propósitos.

Después de hacer un buen trabajo al transmitir sus propósitos a todos los grupos, hágalo de nuevo. Un buen líder constantemente comunicará los propósitos y recordará a la gente la importancia de saberlos. Nadie conocerá los propósitos o los evaluará tanto como el líder del ministerio. Siempre me asombra comprobar que la gen­te que creo que debe saber nuestros propósitos, no los sabe. Una re­petición constante ayudará a sus seguidores a capturar la visión del ministerio.

En Nehemías 4:6-15, la gente que reedificaba el muro de Jerusalén se cansaba ante la presión de tener que tratar con sus enemigos. En medio del proyecto de 52 días, Nehemías les tuvo que recordar su propósito. Nehemías nos da un buen ejemplo de li­derazgo. Es sabio recordar a la gente los propósitos de Dios para su ministerio cada veintiséis días (o una vez al mes), para que no los pierdan de vista.

3. Un Líder se Asegura que las Personas Claves Memoricen la Declaración de Propósito.

Hasta después de transmitir la declaración de propósito y repe­tirla, usted encontrará que algunas de las personas clave necesitan un ligero empujón para memorizarlos. Es importante que los líde­res clave memoricen la declaración, para que haya más probabili­dades de que la repitan y enseñen a otros. Esto también los ayudará a liderar con confianza, porque sabrán a dónde van.

Inventé un pequeño juego llamado «El Desafío de la Declaración de Propósito» para ayudar a mis voluntarios a memorizarla. Es así: Si uno de nuestros jóvenes memoriza nuestra declaración de propó­sito y la dice frente al grupo, este escoge a cualquier voluntario para que también repita nuestra declaración de propósito. Si el vo­luntario no la puede repetir, le debe al joven cinco dólares o un almuerzo.

Cuando comenzamos este juego, llamé aparte a un alumno de noveno grado y le pedí que durante la semana memorizara la decla­ración de propósito y viniera el domingo por la mañana preparado a ganarse algún dinero. Cuando llegó el domingo, el estudiante (Andy) pasó al frente y repitió nuestra declaración de propósito con comodidad. Mientras los voluntarios comenzaban a meterse bajo sus sillas, Andy señaló a Cynthia, una de nuestras voluntarias más antiguas. Cynthia subió, ni siquiera trató de decir la declara­ción de propósito y le entregó a Andy cinco dólares. Durante varias semanas hicimos esto hasta que nuestros voluntarios la aprendie­ran o se declararan en bancarrota. Nuestros líderes tomaban medi­das drásticas (todo menos hacerse tatuajes) para memorizarlo. Una mujer aprendió la declaración de propósito con la canción «Cristo me ama» y la cantó frente a los jóvenes. ¡Cualquier cosa para lograrlo!

Para memorizarla más fácilmente, hice que los jóvenes y los vo­luntarios comenzaran concentrándose en las cinco palabras clave. Cuando entendieron la progresión de esas cinco palabras, las pala­bras circundantes fueron más fácil de aprender, (para darles otra pe­queña esperanza) les dije también que nuestra declaración de propósito era solo unas pocas palabras más larga que Juan 3:16, que de niños muchos de ellos habían memorizado con tanta facilidad.

4. Qué Hacer Después que Saben su Declaración de Propósito.

Mientras viva con la tarea de comunicar y repetir, usted encon­trará que hay por lo menos otras cuatro responsabilidades que debe tomar para dirigir un ministerio dirigido con propósito para jóve­nes: monitorizar la declaración de propósito, administrar su tiem­po en función de los propósitos, dar el ejemplo de los propósitos con su vida, y crear programas para cumplir los propósitos.

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Ministerio de Jóvenes Con Propósito”

Por Doug Fields

Lee Transmita Sus Propósitos y Sea Ejemplo 3

Lee Transmita Sus Propósitos y Sea Ejemplo 4



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner