Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – PÍDEME LO QUE QUIERAS

Devocional - PÍDEME LO QUE QUIERAS

Pasaje Clave: 2º Crónicas 1 y 2.

¡Bienvenido! Con 1º Crónicas quedaron atrás los días del conquistador y rey David, para darle lugar (en 2º Crónicas) a los días de reinado, expansión y grandeza de su hijo Salomón.
¿Cuál es la primera decisión real que toma Salomón? (1:2-6)
Él, junto a todos los líderes, príncipes y jefes de Israel, sube a buscar la Presencia de Dios, a consultar al Señor y a ofrecerle ofrendas y adoración.
¡Imagínate si todos nuestros presidentes y gobernantes hicieran los mismo! La corrupción sería eliminada, bajarían las estadísticas de asesinatos, robos, violaciones. No hablaríamos de “más” enfermos de SIDA, ni de “más” adolescentes embarazadas, ni de “más” abortos, sino de menos, menos y menos, porque Dios sanaría y bendeciría a las naciones por medio de sus autoridades legales. Lamentablemente muchas de nuestras autoridades hacen pactos con brujos en lugar de buscar la Presencia de Dios.

¿Qué sucede esa misma noche con Salomón? (1:7)
¡Increíble! “Pídeme lo que quieras” le dice Dios. ¿Lo que yo quiera? Pero, ¿cualquier cosa que yo quiera? ¿No importa lo que sea? ¿Estás seguro que puedo pedir lo que se me ocurra? “Sí, pídeme lo que quieras y yo te lo daré”.

Piensa por unos momentos. ¿Qué le pides diariamente al Señor para ti? ¿Cuál es tu pedido más insistente? ¿Qué es lo que pides, y pides, y pides, cada día de tu vida?
Piensa en eso que pides, ¿es un pedido egoísta? ¿Hay deseos de venganza? ¿Hay enojos o broncas en lo que pides? ¿Pides para honrar a Dios o para impresionar a alguien que esperas que se fije en ti?

¿Qué le pide Salomón a Dios? ¿Cuál es su motivación? (1:8-10)
Salomón le pidió dos cosas bien concretas y específicas:

  • “Que se confirme (se cumpla) la palabra que Él hablo”.
  • “Y que Dios le de ciencia y sabiduría para gobernar”.

¿Y cuál es la respuesta de Dios? (1:11-12)
Le da las dos cosas que pide más todo lo que no pidió (y que seguramente pensó).

Te abro por unos momentos mi corazón. ¿Sabes qué es lo que le pido al Señor desde hace 8 meses?
“Señor, quiero ser un hombre conforme a tu corazón. Quiero ser el hombre que tú necesitas, el hombre que mis hijos necesitan. Que mi casa y yo seamos casa de adoradores, buscadores de tu presencia y amantes tuyos cada día de nuestras vidas”.
Tal vez pienses: “¡Wooowww, mira lo que pide, qué espiritual es este tipo!”. La realidad es que me cansé de ser un religioso, saber tanto de la Biblia pero tener tan poca presencia de Dios en mi vida. Me canse de fracasar haciendo las cosas a mi manera. Me cansé de tener máscaras delante de la gente (“el pastor”, “el líder”, “el hombre de Dios”, “el súper maestro de la Palabra”) pero por dentro estaba seco, vacío, por mis pecados escondidos, por mi falta de búsqueda de Dios, por mi falta de un arrepentimiento profundo, por no querer entender que no vivía ni decidía de acuerdo al corazón de Dios sino de acuerdo a mis propias ideas. Tenía de todo adentro mío (broncas, dolor, rechazos, enojos, amargura, actitudes controladoras, desconfianza, orgullo), de todo, menos presencia de Dios.

Dios tuvo que hacer algo inmensamente doloroso para hacerme reaccionar nuevamente. Es verdad, nunca me faltó su amor (ni aún en mis peores decisiones y momentos), pero Él quería llevarme a algo mucho más profundo: recuperar su Presencia en mi vida y volver a enfocarme en su propósito. Hoy, casi un año después, te puedo decir que lo que más anhelo y amo y deseo cada día es estar en la Presencia del Señor. Además de su amor, hoy tengo su Presencia y Él sigue trabajando en mi corazón haciéndolo conforme al suyo.

Vuelve a pensar en lo que pides y en las motivaciones que te impulsan a pedirlo. Dios le concedió a Salomón lo que le pidió y aún todo lo que él no pidió porque sus motivaciones eran correctas, eran de acuerdo al corazón de Dios. Cuando te pones en línea con Dios, cuando tu corazón se alinea con el corazón de Dios, entonces pide todo lo que quieras y Él te lo dará.

¿Qué actividades comerciales emprende Salomón? (1:14-17)
¿Y a qué se determina con todo su corazón? (2:1)
El gran deseo de David de edificarle casa a Dios se haría realidad por medio de la decisión y determinación de Salomón. Y porque Dios lo aprueba, la gente correcta comienza a llegar.
¿Con quién forma alianza Salomón y para qué? (2:3-12)
Hiram bendijo a David y ahora bendice a Salomón.
¿Quién se suma como experto para la obra del templo? (2:13-14)
Una de las bendiciones de vivir en la presencia de Dios es que comenzarán a llegar a tu vida las personas correctas que te bendecirán y edificarán.

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: 2º Crónicas”

Por Edgardo Tosoni

DESCÁRGATE GRATIS!!!!! Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: 2º CRÓNICAS, haciendo CLICK AQUÍ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner