Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – ¿NECESITAS EMPLEO?

Devocional - ¿NECESITAS EMPLEO?

Pasaje Clave: Mateo 19 y 20.

Jesús deja Galilea, cruza el Jordán y se dirige a la región de Judea con su mente puesta en Jerusalén (19:1). ¿Quiénes le seguían y qué hacía Él? (19:2).

La enseñanza de Jesús sobre el matrimonio y el divorcio y la bendición sobre los niños, léelos en “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Marcos” Día 18. Sobre el joven rico lee “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Lucas” Día 23.
Vayamos, entonces, directamente al capítulo 20.

EL PATRÓN Y LOS OBREROS DE LA VIÑA

Jesús cuenta una nueva parábola. ¿De qué se trata en esta oportunidad? Vamos por parte.
¿A qué compara Jesús el reino de los cielos? (vs.1).
¿Por cuánto dinero contrata a los obreros el padre de familia? (vs.2).
El trabajo comenzaba a las 6 de la mañana, y a esa hora el padre de familia fue a la plaza en busca de obreros para su viña. Los contrata y arregla pagarles un denario por el día de trabajo. Un denario equivalía aproximadamente a 4 gramos de plata.
Recuerda este dato: este primer grupo de obreros comienza a trabajar a las 6 de la mañana por un denario.

¿Qué hace después el padre de familia? (vs.3-4).
¡Excelente! Sale y contrata a nuevos empleados para su viña. Pero, ¿a qué hora contrata a este segundo grupo de obreros? ¡A las 9 de la mañana! (“la hora tercera del día”).
¿Y qué hace más tarde? (vs.5).
Hizo lo mismo. Contrató a más obreros. A las 12 del mediodía (“la hora sexta”) y a las 3 de la tarde (“la hora novena”).
¿Y qué vuelve a hacer mucho más tarde? (vs.6-7).

¡Claro! Sale, encuentra a un grupo de desocupados y les ofrece empleo por lo que resta del día. Eran las 5 de la tarde (“la hora undécima”).
El horario de trabajo finalizaba a las 6 de la tarde, ¡iban a trabajar sólo una hora! (bueno, es mejor que nada). Recuerda este dato.

Hay una frase que se repite en los vs.4 y 7, ¿puedes descubrirla?
“Lo justo”. Lo que a cada uno le corresponda por su trabajo. Recuérdala.
¿Para ti qué sería una paga justa? ¿El que trabaja más gana más y el que trabaja menos gana menos? Bien. Sigamos.

¿Qué le ordena el dueño de la viña a su mayordomo cuando llega la noche? (vs.8).
“Págales el salario, pero empieza por los últimos obreros contratados, los que comenzaron a trabajar a las 5 de la tarde”.
¿Cuánto les pagará? Trabajaron muy poco, sólo una hora. (vs.9)
¡Un denario!
¿Y cuánto recibieron los que habían comenzado a trabajar a las 6 de la mañana (12 horas de trabajo)? (vs.10).
¡¿Qué?! ¡¿Un denario?! No puede ser. Aquí hay algo mal. Se le rompió la calculadora al mayordomo, hizo mal las cuentas. Por 1 hora de trabajo: un denario. Por 12 hs de trabajo: ¡un denario!
¿Cómo reaccionan los primeros obreros que esperaban recibir mucho más dinero? (vs.11-12).
“¡Eso no es justo! Tú nos prometiste un pago justo. Pero le pagas a todos lo mismo”. El clima se calentó.

¿Qué les responde el dueño de la viña? (vs.13-15).
El señor es justo. Al que le prometió un denario, le pagó un denario, ¡aunque haya trabajado 12 horas! Era el arreglo que habían hecho, ¡y lo cumplió! No le pagó de menos ni tampoco de más.
Y a los demás grupos de obreros, con quienes había arreglado por un denario, les pagó lo que les dijo.

¿Cuál es, entonces, la enseñanza de ésta parábola?
El Señor Jesús invita (“llama”) a todos, en diferentes momentos de sus vidas, pero a todos les paga con la misma salvación eterna, con el mismo
perdón de pecados, con el mismo amor y aceptación. Ser salvos no es por cuánto trabajo y esfuerzo hagan las personas, sino por la gracia y el amor del Señor. Sin embargo, aunque muchos son invitados a seguirle pocos son los escogidos que realmente se entregan al Señor.

Las restantes enseñanzas del capítulo 20 de Mateo puedes leerlas en  “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Marcos” Día 19.

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Mateo”

Por Edgardo Tosoni

Descárgatelo GRATIS haciendo CLICK AQUÍ.



2 Comentarios para Devocional – ¿NECESITAS EMPLEO?

  1. Silvia hernandeZ

    AGRADEZCO A DIOS SU AMOR ….Y EL DE USTEDES AL TOMARSE EL TIEMPO Y BRINDAR EL AMOR DE DIOS POR MEDIO DE SUS MEDITACIONES…GRACIAS.

    • Edgardo

      Hola Silvia. ¡¡Bienvenida!! Muchas gracias!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner