Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – ME QUIERE MUCHO… POQUITO… NADA… 1

Devocional - ME QUIERE MUCHO... POQUITO... NADA... 1

Pasaje Clave: Génesis 24:1-10

En Génesis 24 encontrarás principios importantísimos para que tengas en cuenta a la hora de tomar una de las decisiones más importantes de tu vida: Quién será tu novia/novio y con quién te casarás y compartirás el resto de tu vida. Decisiones fundamentales… pero como siempre te decimos: No te apresures.

LA PREVIA DE LA ELECCIÓN AMOROSA
¿Quién toma la iniciativa para buscarle esposa a Isaac? (vs.1-3)
Permíteme explicarte por lo menos tres razones por las cuales Abraham toma la iniciativa de buscarle esposa a Isaac:

  • Como Abraham era muy viejo, ¡y quería ser abuelo! tenía que hacer los preparativos para la continuación de la descendencia.
  • Isaac ya tenía 40 años (25:20), y en aquella cultura era una edad ideal para formar un hogar (26:34).
  • Abraham quería estar completamente seguro que la elección de la esposa de Isaac fuera la correcta para garantizar el cumplimiento de la promesa y la continuación del pacto.

Por lo tanto, ante una decisión tan importante, Abraham le encomienda a su hombre de mayor confianza la tarea de encontrarle una esposa para Isaac.
“¡Isaac tenía 40 años!, ¿no podía buscar una chica él solito? ¿Qué estuvo mirando durante todo ese tiempo?”
Sí, obvio que podía, (y no tengo ni idea lo que estuvo mirando) pero era la costumbre de aquella época que los arreglos previos los hicieran los padres, y si los hijos vivían en sujeción a ellos aceptaban que así fuera. Generalmente las hijas mujeres no tenían opinión en estas decisiones y tenían que aceptar, sí o sí como esposo, al feo, oloroso y con sabor a ajo que le habían buscado para ella. ¡Pobrecitaaaaaaa!

¿Delante de quién le hace jurar Abraham a su siervo que escogería correctamente esposa para su hijo? (vs.2-3)
Un hombre espiritual (y Abraham lo era) lo mete a Dios en la elección de la pareja. No lo puedes dejar a Dios afuera si quieres que te vaya bien. Obviamente no depende todo de Dios. Cómo te vistes, cómo la tratas, cómo te relacionas con ella o con él, cómo le hablas, qué reacciones tienes y cuánto alimentas (o no) el amor, depende de ti, no de Dios. ¡Pero lo necesitas a Él! Necesitas su dirección, sus ideas, su amor para aprender a amar. Necesitas entregarle a Dios tus miedos, tus inseguridades, tus enojos, tus palabras fuera de lugar y todo aquello que pueda estropear la relación entre ambos.

¿Qué prepara Abraham para la futura esposa de su hijo? (vs.10)
¿Leíste bien? Abraham tenía recursos, Isaac también los tenía porque era el heredero de todo lo de su padre. ¿Entiendes? No se rascaban el pupo. No estaban todo el día echados escuchando música y sacándose los mocos.
¡Estaban ocupados! ¡Eran productivos! ¡Eran hombres esforzados!
Sí, las palabras lindas enamoran a las chicas, tu simpatía, tu corazón para Dios, tu labia, las enamora… ¡pero tienes que tener mucho más para ofrecerles! ¿Trabajas? ¿Avanzas en tus estudios? ¿Te esfuerzas por amor a ella para llegar a darle “mucho más que lindas y bellas palabras de amor”. ¿Estás dispuesto a sacrificarte y ha esforzarte por amor a ella?
Si realmente la amas, lo harás.

PRINCIPIOS PARA NO EMBARRARLA ANTES DE EMPEZAR
¿De dónde tenía que ser la esposa y de dónde no podía ser? (vs.3-4)
¿Y a dónde no tenía que volver Isaac? (vs.5 y 8)

1º Principio. Tu novio o novia debe pertenecer al pueblo de Dios.
Esto significa varias cosas:

  • Que sea salvo/a.
  • Qué tenga una relación personal con Jesús cada día.
  • Que congregue y se comprometa con la visión de la iglesia.
  • Que tenga actitud de servicio.

Isaac no podía volver a la tierra de la que Dios los había llamado. No podía volver atrás, ¡ni siquiera para buscar una esposa!

Te mientes a ti mismo/a cada vez que dices la tontería: “En la iglesia no hay chicos lindos”, “En la iglesia son todas unas feas”. “No me gusta ninguna, pero las de mi colegio están buenísimas”, “Los chicos de afuera de la igle están refuertes”. ¡Stop! Si en tu iglesia son todos unos feos, carnales e inmaduros, ¡buscalos en otra iglesia! Pero búscalos adentro de la casa de Dios, en la familia de los hijos de Dios.
Dios ha preparado esposa para ti en su casa. ¡Descúbrela! Dios ha designado un hombre para ti en su casa. ¡Descúbrelo! Si los buscas afuera no te irá bien, tarde o temprano arruinarás el propósito.

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Génesis Edición Extendida”

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS “Desafíos PJA: Génesis Edición Extendida”. Haz CLICK AQUÍ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner