Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – CALEB 1

Devocional - CALEB 1

Pasaje Clave: Josué 14.

¡HAY EQUIPO!
Además de Josué, ¿quiénes más trabajaron en la enorme tarea de repartir la tierra entre las tribus de Israel (las 9 tribus y media)? (vs.1-2)
¿En serio pensaste que Josué se iba a ocupar “solito” de semejante trabajo?
Naaaaahhhhh… Hay tareas, proyectos, trabajos que solo pueden hacerse en equipo porque serían imposible para una sola persona.
Décadas atrás, un sólo programador creaba un videojuego completo: programación, diseño de niveles, música, historia, etc. Hoy se necesitan equipos de 30, 40 o 50 personas para un sólo videojuego.
Dentro de la iglesia es lo mismo. Cuanto más crecimiento hay mayor cantidad de personas deben comprometerse para llevar adelante los diferentes ministerios. Hay muchísimas cosas que no podemos hacer solos, nos necesitamos unos a otros.
Cuando a los 14 años de edad (sí, sí, solo tenía 14 años) lideré mi primera “Hora Feliz” (una actividad semanal para niños fuera de la iglesia), invité a mi prima Rut y a un par más de amigos (¡todos de mi edad!) porque yo solo no podía. Ellos tenían dones y habilidades que yo no tenía, y yo tenía lo que a ellos les faltaba. ¡El equipo estaba formado! Dios nos rebendijo y durante muchos meses ministramos a un montón de niños. ¡Y solo teníamos 13 y 14 años de edad!
En equipo podemos lograr lo que solos jamás podríamos. Piénsalo y no te aísles. Eres parte de un propósito mayor. Necesitas de otros y ellos necesitan de ti. Nadie es indispensable pero todos somos necesarios.

¿Qué explicaciones y detalles aportan los siguientes versículos? (vs.3-5)
Para entenderlo. Las 12 tribus de Israel descendían de los 12 hijos de Jacob. Ya sabemos que Leví no recibió ningún territorio. Quedan 11 tribus. José tampoco. Quedan 10 tribus. Pero en lugar de José, fueron incluidos sus dos hijos, Efraín y Manasés. Por lo tanto tenemos ¡12 tribus en total!.

UN “VIEJO” LLENO DE ENERGÍA 1
¿Quiénes se reúnen con Josué en Gilgal? (vs.6)
Recuerda que Gilgal era el cuartel general de operaciones (Día 6). Todas las estrategias de batallas y conquistas se elaboraban y discutían allí. Y desde este lugar también se planificaba la distribución de los territorios y ciudades.

¿Quién habla en nombre de la tribu de Judá y qué le pide a Josué? (vs.6-12)

Bien. Excelente. Pero vamos por parte para entenderlo mejor.
¿Quién es Caleb? (Números 13:6) Y 45 años atrás, ¿qué misión importantísima le fue asignada? (Números 13:1-3, 16-25)
¡Wow! Caleb fue uno de los 12 príncipes líderes que 45 años atrás fueron escogidos por Moisés para recorrer la tierra prometida (Canaán) y presentar un informe completo de todo lo que había en ella.

En aquella época, ¿cómo reaccionó Caleb cuando todos (excepto Josué) comenzaron a quejarse y a tener miedo? (Número 13:30-31, 14:6-9)

Por la actitud de rebeldía, queja, incredulidad y miedo del pueblo, Dios los castigó prohibiéndoles entrar en la tierra prometida, sin embargo, ¿qué dijo Dios de Caleb? (Números 14:24, 30 y 38, 26:65)
¡Impresionante! ¿Entiendes? Te conviene ser fiel a Dios y no quejarte ni rebelarte porque serán tuyas las bendiciones que otros desecharon.

¿Qué más dijo Dios de Caleb (y de Josué)? (Números 32:12)
¡Guaaauuu! ¡Qué Dios te diga eso no tiene precio! ¡Es genial!

45 años atrás, ¿qué promesa le hizo Dios a Caleb y por qué? (Dt.1:36)
¡¡Espectacular!! ¡¡Tremendo!! Me imagino el lagrimón que se le debe haber saltado al escucharlo a Dios. Dios recompensa la fidelidad y la obediencia.
Lee más sobre él en “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Números”.

Y AHORA… 45 AÑOS DESPUÉS…
¿Qué le recuerda Caleb a su amigo y líder Josué? (vs.9-12)

  • Dios me hizo una promesa porque yo le fui fiel (vs.9).
  • Dios me mantuvo con vida, y recién acabo de cumplir los 85 años (vs.10).
  • Todavía estoy fuerte para luchar, conquistar y poseer (vs.11).
  • Dame ese monte con sus ciudades fortificadas, y yo lo conquistaré porque Dios estará conmigo (vs.12).

¡No tengo palabras para decir cuánto admiro a este tipo! ¡Un genio total!

¡Tiene 85 años! pero para él la edad no representa ningún problema.
Se mete a pelear en una de las zonas más difíciles y complicadas de todo Canaán, pero no tiene miedo. Está seguro de que la conquistará.
Nunca dejó de creer la Palabra que Dios le había dado. Y hoy, 45 años después, él reclama el cumplimiento de esa palabra. Esto es fe en estado puro. Fe que te hace ver más allá de las circunstancias, más allá de tus propias debilidades, más allá de cualquier obstáculo y te impulsa como un misil, a conquistar, poseer y disfrutar la victoria (vs.13-14). ¡Fe que vale la pena!

Extracto del libro Desafíos para Jóvenes y Adolescentes: Josué.

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Josué”. Haz CLICK AQUÍ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner