Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – ALTARES 1

Devocional - ALTARES 1

Pasaje Clave: Josué 4

MILAGRO TOTAL
Vuelve un momento al capítulo 3:17. Léelo atentamente y dime ¿qué es lo que se repite y llama muuuuchooo la atención en ese versículo?
¡Muy bien! “En seco”.Otras versiones dicen: “tierra seca”, “cause seco” o “terreno seco”. En síntesis: no había barro ni metros de lodo. ¿Cómo es posible si estamos hablando del cauce de un río profundo? ¡Algo empantanado tiene que haber! ¡Barro o tierra lodosa tiene que haber!
Nop… Nada… Nada de nada. Todo perfectamente seco. Esto es un milagro total. ¿Entiendes?
Dios no solo dividió las aguas del río Jordán, sino que a medida que ellas se separaban, la tierra se iba secando totalmente. ¡Impresionante!
Ese es el Dios que tú y yo tenemos. Ese Dios Todopoderoso es nuestro Papá, hacedor de milagros totales. No un poquito milagroso, no una parte, ¡total, completo! Sólo tienes que creer y Él lo hará. ¡Es tu Papá!

OBEDEZCO SIN CUESTIONAR 2
Ahora sí, metámonos en el capítulo de hoy.
¿Qué orden directa le da Dios a Josué? ¿Qué tienen que hacer? (vs.1-3)
¡Qué raro! ¡Muy extraño este pedido de Dios!

¿Qué hace Josué? (vs.4-5)
¡El tipo obedece! Claro. Es mejor obedecer que cuestionar. Más de uno de nosotros le hubiéramos preguntado a Dios: “¿Y para qué juntar piedras?”
Pero Josué tiene un corazón obediente. No cuestiona, obedece. No se queja, obedece. No va por ahí pateando cosas y protestando. Él obedece.
Fe y obediencia caminan juntas. Son hermanas. ¡Todo bien entre ellas!
No puedes tener una sin tener la otra. Sí, sí, sí, aquí está permitido salir con las dos. De una mano caminas con la bella fe. De la otra mano con la preciosa obediencia. Las dos son hermosas y tienes autorización del cielo para estar con ambas. Las necesitas a las dos.
Si dices que “crees” (fe) pero no obedeces, entonces eres un mentiroso.
Si “obedeces” pero cuestionas todo el tiempo, eres un incrédulo.
La medida de tu obediencia será la medida de tu fe. A mayor obediencia, mayor fe. Y a mayor fe, mayor obediencia. Al obedecer estás diciendo: “Dios, yo te creo. Lo hago porque te creo, porque sé que cumplirás tu palabra”.

Así se movía y actuaba Josué. En una mano, fe, en la otra, obediencia. ¡Un genio total!
Te pregunto. ¿Qué te resulta más fácil: obedecer a Dios o creerle a Dios? ¿Por qué?

Y ESTAS PIEDRAS, ¿QUÉ SIGNIFICAN?
¿Para qué Dios les hizo juntar 12 piedras del medio del Jordán? ¿Para qué servían? ¿Qué hacían con ellas? ¿Qué significado tenían? (vs.6-8, 19-24)
Vamos por parte.
12 piedras en representación de las 12 tribus de Israel. Todos son parte. Todos están incluidos, incluso las 2 tribus y media que se quedaron a vivir del otro lado del Jordán. Todos son pueblo.
En el pueblo de Dios tú y yo estamos incluidos. Somos parte. Pertenecemos. No te sientas excluido, marginado o rechazado. Dale gracias a Dios porque eres su hijo, la iglesia es tu gran familia y tienes millones de hermanos y hermanas en todo el mundo. Perteneces y eso no tiene precio. Disfrútalo.

12 piedras que forman UN altar. Además de pertenecer y ser parte del pueblo de Dios, también somos uno. Tenemos diferentes razas, diferentes sexos, diferentes edades, diferentes niveles culturales, diferentes gustos, diferentes costumbres, pensamos diferentes, ¡pero somos UNO en Cristo!
Tenemos el mismo Papá, el mismo Señor y Salvador, el mismo Espíritu.
Tenemos el mismo destino eterno sin importar cuál haya sido nuestro origen.
Tenemos el mismo propósito eterno: ser formados a la imagen de Jesús y llenar la tierra de Su gloria, ejerciendo autoridad sobre todo lo creado.

12 piedras, un altar, UN testimonio, un recordatorio. Este no es un altar para sacrificios. Es un altar para dar testimonio. ¿Testimonio de qué? Del poder sobrenatural de Dios sacándolos de 40 años de desierto y metiéndolos en la tierra de su promesa. Dios lo hizo, su mano es poderosa (vs.24). Esta tierra es el propósito de Dios para ellos y no será de nadie más. Ahora tienen que conquistarla y poseerla, disfrutarla y hacerla crecer y producir aún más. ¡Todo lo que Dios te da es para que lo hagas crecer!

¿En qué lugar levantan el altar del testimonio o recordatorio? (vs.20)
Gilgal significa “círculo”, “rueda”. Aquí levantan el altar y éste es el primer lugar en el que el pueblo acampa dentro de la tierra prometida. Gilgal también se convierte en el cuartel general de operaciones militares.
Hay un 2º altar que es levantado. ¿Quién lo hace y en dónde? (vs.9)

Extracto del libro Desafíos para Jóvenes y Adolescentes: Josué.

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Josué”. Haz CLICK AQUÍ

 

 



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner