Algunos de nosotros sentimos el irresistible impulso de ser «La persona que tiene las respuestas de la Biblia». Nos encanta ser aquellos que encuentran los significados más espirituales detrás de un pasaje. Algunas veces realmente hay significados más profundos. Pero en muchos casos terminamos buscando algo que no está ahí, o peor aún, se nos ocurre algo que no está ahí.

Durante una Semana Santa, mientras leía las explicaciones del evangelio sobre el arresto y crucifixión de Jesús, mi esposa notó algo que nunca antes había visto, o que quizá había olvidado. Era la referencia un poco oscura a un hombre joven huyendo desnudo de la escena del arresto de Jesús. Tengo que admitir que me sorprendió a mí también: «Cierto joven que se cubría con sólo una sábana iba siguiendo a Jesús. Lo detuvieron, pero él soltó la sábana y escapó desnudo». (Marcos 14:51-52). Días más tarde le mencionamos este pasaje a nuestro grupo de compañeros adultos y no solo estaban sorprendidos de las muchas personas habían notado ese pasaje, sino también de todos los posibles significados que habían escuchado. Aquí hay algunos ejemplos tomados de algunas de las personas del grupo y unos cuantos más que hemos escuchado desde entonces:

  • La desnudez del hombre representaba la inmundicia y la vergüenza de Israel.
  • El hombre pudo haber sido Marcos, y estaba dando su testimonio sobre Jesús sin dar su nombre.
  • La desnudez representa miedo, orgullo y apatía. El miedo es un motivador fuerte para salir de la escena corriendo. En otras ocasiones salimos huyendo por orgullo, apatía, decepción, o avaricia. Pero cada vez que metafóricamente corremos, nos despojamos de nuestra fe en la soberanía de Dios como cuando tiramos una prenda.
  • La desnudez del hombre representa un examen cuidadoso o fino de la iglesia de Dios.

A simple vista, este versículo de Marcos describe sencillamente lo que sucedió cuando Jesús fue arrestado. Por extraño que parezca, un hombre huyó desnudo de la escena. Cualquier significado más profundo que se le atribuya a esa información es una pura conjetura.

Reconozcamos que es un valioso ejercicio hurgar en posibles respuestas. Y cuando le pedimos a Dios que nos enseñe sobre este pasaje, estamos obligados a considerar una variedad de explicaciones. Además, tal vez resulte divertido preguntarles a los jóvenes sus posibles explicaciones. Pero acá hacemos esta advertencia: cuando sacamos de la nada un significado más profundo de una cierta situación, corremos el riesgo de inventar cosas que no están ahí. Peor aún, ponemos en riesgo la habilidad espiritual, creemos que tenemos perspectivas especiales que otros lectores «estándar» no tienen. La consecuencia no intencional de nuestra habilidad es que otros, como los adolescentes a nuestro alrededor, se vayan con el pensamiento de que esta clase de habilidad superespiritual tiene que formar parte del estudio bíblico, y que la meta del estudio es encontrar el significado escondido detrás de cada pasaje. También podrían pensar: «Yo nunca seré tan inteligente o tan espiritual. Entonces, ¿para qué intentarlo?».

Cuando piensas que controlas los significados más profundos de las Escrituras, mantén una perspectiva sana de la información que estás presentando. Cuando solo especulas, sé franco con el hecho de que estás especulando. Y ten cuidado de la superespiritualización.

¿QUÉ SIGNIFICA ESTO PARA TI?

Por años el método predeterminado para el estudio de la Biblia en muchos ministerios juveniles ha sido el de leer un versículo o pasaje a un grupo de jóvenes y luego lanzar una pregunta como: «¿Qué significa esto?» o «¿Qué significa esto para ti?»

A esta altura, la desventaja de este planteo debería resultar obvia. Sin pasar por lo menos algunos minutos excavando en el pasaje, descubriendo el contexto, observando los detalles, y haciendo preguntas básicas, apenas si estamos equipados como para saber lo que el pasaje dice, así que será más difícil aún que podamos analizar su significado. De modo que todo lo que hacemos es dar saltos alrededor de las opiniones de otros. Y un cuarto lleno de opiniones posiblemente no tenga mucho que ver con el significado real de un pasaje. No te detengas ante las preguntas ¿Qué significa este pasaje? o ¿Qué significa para ti? Asegúrate de preguntar lo que el pasaje significa para Dios.

MANOS A LA OBRA

DIOS, ENSÉÑAME. HECHOS 4:1-13. Usa las siguientes preguntas como disparadores para ayudarte a interpretar este pasaje.

  • ¿Por qué fue esta escena registrada para nosotros? ¿Cuál es el punto de la acción?
  • ¿Qué preguntas surgen a partir de ella que te gustaría investigar a fondo?
  • ¿Qué sabemos acerca de la relación que existía entre los líderes judíos y los apóstoles? ¿Habrá otras Escrituras que puedan proveer más información al respecto?
  • ¿Qué conclusiones puedes sacar a partir de esta escena, partiendo de la información que has recolectado?
  • ¿Qué situaciones similares se nos presentan hoy en día?
  • ¿Qué podemos imitar de esta escena?

Mientras tratas de resolver estas preguntas, no te olvides de las tres líneas de indagación: pregúntale a Dios, pregúntale a las Escrituras, pregúntales a otros. Usa cualquier herramienta de estudio bíblico que tengas a la mano para arrojar más luz sobre el pasaje: una concordancia, un programa bíblico de computadora, un diccionario bíblico. Finalmente, escribe un párrafo que resuma el tema que aborda el pasaje y cualquier conclusión que quieras recordar.

Una Interpretación. Ahora que has hecho tu propia observación e interpretación, puedes comparar tus percepciones con otras. Aquí está lo que extraje del pasaje:

Lo esencial de esta escena se encuentra en la reacción de los intimidantes líderes judíos ante los humildes, iletrados y ordinarios apóstoles. Los amenazantes líderes (los «perros grandes» de Jerusalén) se asombraron de la valentía de los apóstoles, sabiendo que estos hombres habían estado con Jesús. Esa valentía aparentemente provenía de dos fuentes: el Espíritu Santo (v. 8) y el tiempo que habían pasado con Jesús (v. 13). Fortalecidos por esa valentía, los apóstoles no solo fueron capaces de resistir el impacto de los líderes judíos que los estaban amenazando, sino de impactar a los líderes religiosos.

Sabemos que la relación entre los líderes judíos y los apóstoles era un tanto hostil. De hecho, los líderes judíos hacían todo lo que estaba a su alcance para apartar a los apóstoles de vivir su fe. Así que la pregunta es: ¿Qué situaciones similares se nos presentan en nuestras vidas? ¿Quiénes son los perros grandes a nuestro alrededor (personas, circunstancias, tentaciones) que hacen difícil que vivamos nuestra fe de manera poderosa? ¿Cómo podemos imitar las acciones de los apóstoles de modo que las «situaciones que enfrentemos con los líderes judíos» no tengan ningún impacto sobre nosotros, sino que en lugar de eso nosotros seamos capaces de impactar sobre esas situaciones?

Extracto del libro Cómo Enseñar la Biblia Con Creatividad

Por Barry Shafer

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here