TABLA DE LAS 3 ÉPOCAS

A continuación, vemos un esquema que presenta una visión conjunta de las tres épocas. Se puede notar una diferencia en cuanto a la fijación de cada época, sus temas principales, las formas que se usaron en cada época, y un versículo lema. ¿En qué época se encuentra su iglesia con las nuevas generaciones? ¿Dónde se encuentran sus niños, pre adolescentes, ado­lescentes y jóvenes?

Primera Época hasta 1960.

  • Fijación de la Cultura Juvenil: Identidad.
  • Temas Principales: Evangelismo y corrección.
  • Formas: Proclamación.
  • Versículo Representativo: Mateo 7:13-14.

Segunda Época hasta 2015.

  • Fijación de la Cultura Juvenil: Autonomía.
  • Temas Principales: Discipulado y presión de grupo positiva.
  • Formas: Programación.
  • Versículo Representativo: Mateo 28:19-20.

Tercera Época 2015 en adelante.

  • Fijación de la Cultura Juvenil: Afinidad.
  • Temas Principales: Comunión y misión de Dios.
  • Formas: Presentes. Estar con ellos.
  • Versículo Representativo: Hechos 2:44-46, Juan 17:18.

A. La Tabla de Hechos, Fe y Sentimientos. Nos habían enseñado este diagrama antes: los HECHOS guían a la FE y esta a los SENTIMIENTOS. Creíamos que era la única forma de pensar en cuanto a los hechos, la fe y los sentimientos. Nos enseñaron que primero teníamos que entender el evangelio, y después podíamos tener suficiente fe para aceptar a Cristo en nuestras vidas. Pero nos enseñaron que no se puede confiar en los sentimientos, así que mejor dejamos ese carro en la parte de atrás del tren. Pero si vamos a conectarnos con las nuevas generaciones tenemos que enseñarles a experimentar a Dios, después podrán creer en él con fe y después entenderán los hechos. Este diagrama lo explica mejor.

B. La Tabla de Experiencia, Fe y Hechos. Hoy hablamos de que primero es la EXPERIENCIA, después la FE y finalmente los HECHOS. Las nuevas generaciones típicamente no pueden llegar a tener fe en Cristo hasta experimentarlo. Nosotros somos los indicados a guiarlos a Cristo para que tengan ese encuentro personal y esa experiencia personal con Él. Cuando lo experimentan y entienden que esto es de Dios, tendrán la oportunidad de aceptarlo por fe y creer en los hechos.

LA CREATIVIDAD Y LAS NUEVAS GENERACIONES

Hay muchas maneras, formas e ideas que podrían usarse en cuanto a la proclamación y la programación para hacer que la presencia sea más efectiva. Mi sugerencia es hacer menos programas para tener más presencia. Pero, si necesitan renovar, esto podría funcionar.

1. Un Ejemplo de la Proclamación Reformada. Vamos a un lugar público y bastante transitado (como un parque) y pre­guntamos a las personas si tienen una carga, pecado o preocupación que les está pesando o cargando. Lo escriben en un papel y si quieren pueden compartir esa carga a uno del equipo de nuestra iglesia. Ellos pueden orar con las personas en ese mismo momento, o si se nota que quieren privacidad pueden aceptar el papel ya doblado y ponerlo en un globo. Las mismas que escribieron la nota llenan el globo con helio y lo entregan al equipo para amarrarlo. Se invita a las personas a regresar más tarde (por ejemplo, a las 2pm). Como ya pasaron varias horas, y llenamos muchos globos de cargas, hay un montón de ellos esperando ser liberados. Esos globos ya van llamando la atención de las personas caminando por la calle. Después se da un breve mensaje (2 minutos máximo; no estoy exa­gerando), cuyo tema es sobre el único que tomó nuestras cargas. Luego liberamos los globos al aire mostrando que hay un Salvador que quiere salvarnos y aliviarnos de toda carga.

2. Un Ejemplo de la Programación Reformada. ¿Por qué no tener a los niños encargados de todo un culto? Ellos se encargan de los anuncios, la música, la ofrenda y el pastor de niños puede predicar. Eso es dar poder al sacerdocio de todos los y las creyentes. O si no pueden los niños, ¿qué tal los adolescentes? Dar protagonismo a las nuevas generaciones les muestra que son importantes para nosotros y les damos un lugar de pertenencia. Es importante que ellos tengan la libertad de crear un programa diferente. Cuanto menos guía del pastor principal haya, mejor será el sentir de responsabilidad y desempeño para el niño o adolescente.

3. Un Ejemplo de la Presencia para Hoy. Limpiar es algo que todos tenemos que hacer, pero a la mayoría no nos gusta hacerlo. Lo hacemos para que las cosas no se ensucien. Pero limpiar puede ser una forma de ser luz en medio de la oscuridad. Si a nadie le gusta hacerlo, imagínate un grupo de 20 personas entrando a un vecin­dario a las 6:00am para barrer la vereda y la calle frente de las casas. Se puede hacer con el grupo de la iglesia luciendo un uniforme (por ejemplo, una camiseta con un diseño común). Los vecinos salen de sus casas para ver a una persona que no es de su vecindario limpiando su calle. Luego empiezan las preguntas: “Y ustedes, ¿de dónde son? ¿Por qué están haciendo esto?» Así tenemos la oportunidad de compartirles las razones por la cual hacemos lo que hacemos. “Lo hacemos para mostrar a todo el vecindario que podemos colaborar juntos por un mejor barrio. Somos de la iglesia local en este vecindario y lo hacemos porque queremos cumplir con el segundo mandato más importante de Dios: ‘Amar a tu prójimo como a ti mismo’”. Así tendremos presencia en el vecindario y tendremos presencia con los que estamos barriendo. Sirviendo se construyen buenas amistades y buenas experiencias vividas juntas.

Extracto del libro Reforma Que Alcanza a Las Nuevas Generaciones

Por Por Rich Brown

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here