¿DE QUÉ SIRVE SER PARTE DE UN GRUPO DE JÓVENES?

«Un hombre muere tantas veces como pierde a sus amigos». (Francis Bacon).

A cualquiera de nosotros le gustaría tener un grupo de jóvenes grande, porque allí hay más energía e interacción. Por supuesto, a nuestros mismos jóvenes les llama más la atención un grupo grande que uno pequeño. Eso es normal y está bien. Sin embargo, tener un grupo por la pura diversión de tenerlo es algo que no posee valor trascendental. No somos un grupo más (y, sobre todo, no queremos ser un grupo aburrido más). Hay algo especial que nos caracteriza: la comunión.

Define en tus propias palabras el término «comunión». El diccionario bíblico define la comunión de la siguiente manera: Relación dentro de la cual dos partes tienen alguna cosa en común, asociación.

Los creyentes tienen comunión con el Padre y el Hijo (1 Juan 1:3), el Espíritu Santo (2 Corintios 13:13), y los unos con los otros (1 Juan 1:7). Por ello, deben andar en la luz, practicar la verdad, dejándose así purificar de todo pecado (vs. 6-7). El mismo Dios nos llama a esta comunión con su Hijo (1 Corintios 1:9), basada en la comunión con el sacrificio de su cuerpo y su sangre (10:16), yendo también hasta la comunión de sus sufrimientos (Filipenses 3:10; 1 Pedro 4:13). Estando unidos así al Señor, los primeros cristianos perseveraban en la comunión fraternal poseyéndolo todo en común, hasta el punto de ser todos de un mismo corazón y un alma, e incluso de compartir una sola bolsa (Hechos 2:42,44-45; 4:32). Pablo exhorta de manera semejante a los filipenses: «Si hay […] alguna comunión del Espíritu», tengan un mismo amor, una misma alma, y un solo y mismo pensamiento (2:1-2, RVR-60).

Así la koinonía no es solo «espiritual», sino que se extiende al dominio de lo más práctico. ¿Existe comunión en tu grupo de jóvenes? La única forma de saberlo es haciéndonos preguntas acerca del papel que juega esta comunidad, este cuerpo, dentro de la vida de aquellos que lo integran.

  • ¿Es tu grupo de jóvenes el primer lugar donde ellos quieren contar sus éxitos y logros? ¿Por qué?
  • ¿Es tu grupo de jóvenes el primer lugar donde ellos desean que se enteren de sus pecados y fracasos? ¿Por qué?
  • ¿Tienen tus jóvenes amistades profundas que los apoyan en los momentos de crisis? ¿Por qué?
  • ¿Cuentan ellos con personas en el grupo que los ayudan en medio de sus problemas financieros, familiares, emocionales y demás? ¿Por qué?

¡DE UN MINISTERIO RELACIONAL A UNA COMUNIDAD ESPIRITUAL!

Durante muchos años, la mayoría de los líderes juveniles hemos estado tan ocupados organizando los programas para los jóvenes que nos hemos olvidado de cuidarlos a ellos. Nos hemos hecho preguntas del tipo «¿Cuántos jóvenes vienen?» y «¿Qué nueva actividad puedo hacer el próximo sábado?» en lugar de preguntarnos «¿Quiénes son los que vienen?», «¿Cómo están los que acuden?» o «¿Cómo se encuentran aquellos que no asisten?».

Tristemente, ese ha sido el modelo que varios de nosotros hemos visto. Pensamos que un buen grupo de jóvenes es el que tiene un buen repertorio de actividades, un buen promedio de asistencia, buena música, buenos juegos y un buen mensaje. Todos se ven alegres, todos participan y todo marcha bien. No obstante, la realidad es que en las distintas etapas de la vida las cosas no salen bien. Tenemos problemas familiares e individuales; fracasamos, pecamos. Nos sentimos mal, nos desesperamos y perdemos el sentido de la vida. No siempre estamos alegres, no siempre somos tan espirituales como aparentamos. Existen crisis, y algunas son muy serias. Esto nos pasa tanto a los adultos como a los jóvenes. ¿A dónde acudiremos en ese momento?

Tu grupo de jóvenes puede llenar una necesidad que ningún club o asociación puede satisfacer. Tu ministerio puede constituir la familia espiritual que los jóvenes necesitan. Ellos pueden encontrar un lugar seguro, sentirse aceptados dentro de una comunidad y ser parte de un grupo de apoyo mutuo sin condiciones.

Extracto del libro “Estratégicos y Audaces”

Por Howard Andruejol

Lee la continuación de este artículo AQUÍ

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here