4. CONSEJERO

Una vez más, comparto las palabras de Jim Burns al referirse al rol de los consejeros: “Te guste o no, cada líder juvenil es un consejero. Quizás no seas un consejero profesional, pero el hecho sigue siendo que aconsejarás a los jóvenes en tu ministerio y tendrás una gran influencia sobre ellos. No es una cuestión de «si», sino de «cuándo» te encontrarás con jóvenes en crisis. La consejería requiere escuchar, y escuchar es el idioma del amor. Permite que los jóvenes hablen. Ellos necesitan verbalizar sus problemas antes de poder entender tus consejos. No saltes a conclusiones; muchos jóvenes no te dirán su verdadero problema hasta el final. Cuando escuches la historia de un joven acerca de sus terribles padres, también recuerda que cada historia tiene dos lados. Si aun no lo has hecho, capacítate con las habilidades básicas de un consejero. Muchos seminarios ofrecen cursos básicos de consejería. Lee libros. Habla con un consejero profesional o tu pastor para conseguir ideas útiles. No obstante, de cualquier manera, capacítate con las habilidades básicas de la consejería”.

Cuando estés aconsejando, es crítico que reconozcas tus límites. Algunas situaciones son demasiado complicadas para alguien con poca experiencia. Desarrolla relaciones con algunos buenos consejeros en tu área a los que puedas referir a las personas. Aun después de haber referido a alguien a un consejero, mantente en tu papel de pastor. Evita endosarle al joven al consejero y olvidarte del asunto. Tu apoyo y motivación completarán su experiencia de consejería.

  • ¿En qué áreas crees que tus jóvenes necesitan consejos sabios?
  • ¿Cómo estás preparándote para ser un(a) buen(a) consejero(a) bíblico(a)?

5. ENTRENADOR

Al considerar las cuatro primeras funciones del líder juvenil relacional, me parece que la quinta cae por su propio peso. No obstante, me gusta mucho recalcarla porque podemos perderla de vista en ocasiones.

Según Efesios 4:11-12, nuestra tarea en el ministerio es equipar a otros. Al ser pastores, maestros, discipuladores y consejeros, estamos entrenando a los demás en la vida cristiana, estamos capacitándolos para ser los mejores seguidores de Jesús. Sin embargo, eso es solo la primera parte del adiestramiento.

Estoy convencido de que una segunda parte tiene que ver con entrenarlos para pastorear, enseñar, discipular y aconsejar a otros. En otras palabras, tenemos que adiestrarlos para que ellos a su vez puedan adiestrar a los demás. Los entrenamos en el ministerio.

  • ¿Cómo sería tu grupo de jóvenes si ellos mismos aprendieran a pastorear a otros?
  • ¿No te gustaría que pudieran ser consejeros bíblicos de otros jóvenes y señoritas?
  • ¿Qué crees que está impidiendo que tus jóvenes sean entrenados en el ministerio?

¡EN MARCHA!

A continuación verás conceptos pobres del liderazgo:

A. CONCEPTO POBRE DEL LIDERAZGO

1. El líder es el que está al frente de los jóvenes.

2. El líder es un director de programas.

3. El líder les dice a los jóvenes qué hacer.

4. El líder está muy ocupado en las actividades.

5. El líder tiene grandes habilidades para hablar desde el frente.

6. El líder debe preocuparse más por su imagen pública que por su vida secreta.

Ahora, por cada uno de los puntos anteriores, ¿cuál sería un modelo exitoso de liderazgo?

B. MODELO EXTOSO DE LIDERAZGO

1.

2.

3.

4.

5.

6.

En cada caso, ¿cuál te describe mejor?

Si estás trabajando con este libro es porque definitivamente te preocupas por ser un(a) mejor líder. ¡Te felicito! Es un excelente paso, y como todo proceso necesita continuidad. Trabaja en obtener algunas ideas para un plan personal de crecimiento de dos años que te ayudará a crecer en tu carácter (liderazgo intrapersonal) y tus competencias (liderazgo interpersonal). En otras palabras, ¿qué podrías hacer en los próximos dos años para ser un mejor líder? Los siguientes elementos te pueden orientar a fin de escribir tu plan:

  • Lecturas
  • Asistencia a conferencias
  • Cursos en la universidad o el seminario
  • Entrevistas a otros líderes
  • Experiencias fuera de tu ministerio
  • Investigaciones

Para finalizar, menciona las tres lecciones más importantes que recordarás de este capítulo. ¿De qué maneras crees que estas ideas comenzarán a afectar tu liderazgo a fin de convertirlo en uno más estratégico y audaz?

Extracto del libro “Estratégicos y Audaces”

Por Howard Andruejol

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here