ALIANZAS PREVENTIVAS 3: TEN EN CUENTA LOS CENTROS EDUCATIVOS

Aunque mucho del sistema educativo está deteriorado, también es cierto que hay docentes que están dedicados a los jóvenes, y están sorprendidos y dolidos cuando su tarea es cuestionada. Lo mismo va para los directores y el personal administrativo, cuya mayoría son profesionales comprometidos. Eso los convierte en aliados naturales una vez que es claro que compartes su compromiso.

Uno de esos compromisos, justo después de la seguridad, es ver que nada aleje a los jóvenes de aprender. Esa es la verdadera motivación. Los directores no están tratando de mantener a los líderes juveniles fuera de las instalaciones; están tratando de mantener fuera a cualquiera que pueda ser una distracción a su meta principal de educar a los jóvenes. Si puedes demostrar que consistentemente y sin egocentrismos contribuirás a su misión, serás bienvenido porque llegarás a ser el aliado.

CÓMO FORMAR ALIANZAS DE PREVENCIÓN CON LOS CENTROS EDUCATIVOS

1. Entiende lo que Jesús quiso decir cuando dijo: El Hijo del hombre no vino para que le sirvan, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos» (Mateo 20:28; Marcos 10:45). Toma esa actitud contigo cuando vayas a una escuela.

2. Conoce el lenguaje de la prevención e intervención en crisis según se relacione con los programas de prevención e intervención basados en la escuela. Los programas de prevención basados en la escuela tienen mucha jerga…, así que sé paciente y haz tu tarea. Pregunta por aquellos términos o expresiones que desconoces o no comprendes.

3. Alíneate con una organización basada en tu comunidad que se dedique a ayudar a los centros educativos. No comiences con algo nuevo, y no te afilies a una organización religiosa. Por ejemplo: Parents for Drug-Free Youth (Padres por una juventud sin drogas) o National Family Partnership (Alianza nacional de la familia) o Mothers Against Drunk Driving (Madres contra los conductores ebrios) o como se llame cualquier equivalente en tu comunidad. Estas organizaciones siempre están en necesidad de «sangre fresca».

  • Asiste a un par de reuniones, y escucha bastante.
  • Una vez que averigües quiénes son los más antiguos, programa una reunión para un almuerzo con uno o dos de ellos para que puedas preguntarles acerca de la historia de la organización en tu comunidad.
  • Toma un pequeño proyecto y entrega más resultados de lo esperado.
  • Ofrece ser el anfitrión de la próxima reunión en tu cede, si es apropiado.
  • Después de establecerte como un participante deseoso y pensativo, diles que te gustaría acompañar a un par de directores a visitar las escuelas para ver cómo se sienten con su programa de prevención y sus recursos.

4. Pregúntales a los muchachos qué directores de los centros educativos tienen reputación de cuidar a los jóvenes, y haz una cita con esos individuos para poder presentarte y preguntarles, en nombre de tu organización en la comunidad (número tres arriba), qué desearían tener para prevención e intervención en su escuela. En la primera reunión:

  • Escucha más de lo que hablas.
  • Promete reportar tu conversación a la organización en la comunidad con la que estás alineado.
  • Ofrece tus servicios, especialmente si la escuela tiene alguna preocupación acerca de un joven cuya familia es parte de tu congregación.
  • Pregúntales si puedes llamarlos si alguna vez tienes conocimiento de problemas que puedan afectar el rendimiento de los estudiantes en la escuela (nada confidencial): cosas como la crisis familiar que un joven pensaría no mencionar a sus maestros.
  • Dale una tarjetas de presentación (pero no des información acerca de tu programa u organización. Si esa información es requerida, promete llevárselas, y hazlo en las próximas 48 horas).

5. No hagas un escándalo, pero cuando tengas a un joven en crisis, con su permiso o el de sus padres, hazle saber al director con quién te has comunicado que él o ella no estará rindiendo al 100% por algunos días y dile por qué sabes esto. Pregúntale si sería tan amable de informarle a los maestros de este joven lo que está sucediendo. Dile que puede llamarte si las cosas se ponen muy difíciles para este estudiante. Luego, cuéntale cómo se resolvieron las cosas, y agradécele por ser parte de la solución.

6. Averigua qué hizo la escuela en el pasado para dar énfasis a la información sobre abuso de drogas y alcohol, y ofrece ayudar con la próxima actividad. Luego, sorprende a todos con una excelente dinámica, atractiva para los jóvenes, que además haga que el director se vea bien.

7. Cuando sea el momento apropiado, ofrece apoyar cualquier esfuerzo gubernamental o hasta de otros movimientos religiosos. Si el énfasis es el correcto, no puede haber ningún tipo de conflicto y darás un buen testimonio del verdadero cristianismo.

8. Nunca abuses de la confianza.

Rich Van Pelt: Hace unos meses, dos suicidios, en una sucesión rápida, sacudieron a una de nuestras escuelas. Un amigo mutuo me preguntó si podría reunirme con el director para ver si le podía ayudar. Fui a la reunión con una carga de los mejores recursos que conocía, sin esperar nada a cambio. Solamente quería honrar la petición de nuestro amigo y servir al director tan bien como fuera posible. Después de presentarnos, hice preguntas específicas acerca de lo que ya habían hecho con el personal docente, el personal administrativo, y los estudiantes; él me preguntó cómo sabía acerca de esas cosas, así que le dije un poco acerca de mis jóvenes.

Finalmente, el director preguntó: «¿Alguna vez impartió conferencias para estudiantes? ¿Estaría disponible para hablar a nuestros estudiantes en una asamblea general? Realmente creo que usted podría ayudarnos». Al reflexionar luego sobre la conversación, pensé: si pasáramos la mitad del tiempo que invertimos en soñar formas de cómo ser tomados en cuenta en construir relaciones y credibilidad por medio de servir a las personas, tendríamos más involucramiento en las escuelas de lo que realmente podríamos manejar.

Extracto del libro Cómo Ayudar a Jóvenes en Crisis

Por Jim Hancock y Rich Van Pelt

Lee la continuación de este tema AQUÍ.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here