Bienvenido a Nuestro Blog

Sexo y Sexualidad – RESPONSABILIDAD SEXUAL 3

Sexo y Sexualidad - RESPONSABILIDAD SEXUAL 3

Continuemos.

2. ¡Tú Eres ese Hombre!

¿Qué piensas del modo en que reaccionó David ante la historia que le contaron?

¿Estuvo correcta su reacción dadas las circunstancias o fue excesiva? ¿Por qué piensas eso?

Lo interesante en toda esta historia es que Natán estuvo presente en todo el proceso por el que tuvo que atravesar David. Él no confrontó a David para luego abandonarlo, sino que permaneció junto a él y a Betsabé cuando recibieron el regalo de su segundo hijo, Salomón.

Ponte en los zapatos de Natán. Has sido enviado por Dios a decirle a David, el rey, que Salomón, su nuevo bebé, también será llamado Jedidías, que significa «amado por Dios». É! sería amado por el Dios del universo ¿Cómo te sentirías si tuvieras que llevarle ese mensaje al rey?

Piensa un momento, ¿te ha enviado Dios a darle un mensaje a alguien sobre cierta cosa que tiene que cambiar?

De ser así ¿qué fue lo que pasó?

Busca Mateo 5:27-28.

¿Este pasaje toca alguna situación en particular de tu vida actual?

¿Conoces a algún cristiano que se encuentre en medio de un problema de índole sexual?

Si es así, ¿crees que Dios quisiera que jugaras un papel como el de Natán en la vida de esta persona?

Si es así, ¿qué vas a hacer al respecto?

3. Excusas, Excusas.

El Punto de Vista de Dios.

Aquí te damos un poco de trasfondo bíblico. Cuando el Señor destruyó Sodoma y Gomorra (Génesis 19), él prometió proteger a Lot en la ciudad de Zoar. Después de que los dos yernos de Lot se rehusaron a abandonar Sodoma y de que su esposa quedó convertida en una estatua de sal por mirar atrás mientras la ciudad era destruida, la única familia que le quedaba a Lot eran sus dos hijas.

Génesis 13:5-6 dice que Lot tenía tantas posesiones que la tierra donde vivía con su tío Abraham no era suficiente (es por eso que Lot terminó viviendo en la ciudad de Sodoma en primer lugar). Ahora compara esto con la situación descrita en Génesis 19:30, en la que él se vio obligado a vivir en una cueva… esperemos que al menos haya sido una cueva bonita.

Busca Génesis 19:30-36. A pesar de que en el versículo 30, Dios le prometió a Lot brindarle protección en la ciudad de Zoar, él se fue de allí y se escondió en una cueva. ¿Qué te dice eso de la confianza que Lot tenía en Dios?

¿Qué razones dio su hija mayor para acostarse con su padre? ¿Qué piensas de esas razones?

Busca ahora Génesis 19:6-11 y 15-16. Dado que las hijas de Lot fueron libradas de la turba en Sodoma (Génesis 19:6-11), y luego rescatadas de la destrucción de Sodoma en los versículos 15 y 16, ¿qué te dicen sus acciones acerca de la confianza que tenían en Dios?

¿Has visto a alguna persona sacar ventaja sexual o emocional de otra?

¿Cuáles son las consecuencias que sufre alguien que ha pasado por abusos en esas áreas?

¿Qué consecuencias tiene que afrontar el que abusó de otra persona en alguna de estas áreas?

Si ambas personas son parte de la misma comunidad cristiana, ¿qué consecuencias trae esto al cuerpo de Cristo? ¿Por qué?

4. Servir o Ser Servido.

Muchas personas confunden estos dos conceptos.

Servirse: «Debo tener lo que quiero, cuando lo quiera». (Por ejemplo, si deseo el cuerpo de una mujer, simplemente hago lo que quiero, lo tomo. Si quiero engañar a mi novio con otro muchacho, lo hago).

Servir: «Debo velar por los intereses de los demás, aun cuando me cueste algo». (Por ejemplo, ya que el desear el cuerpo de una mujer puede lastimarla a ella y a mí, uso mi autocontrol y no lo hago. Si engañar a mi novio nos va a lastimar a ambos, me voy a controlar y olvidarme del tema).

(CONTINÚA…)

Extracto del libro “Lo Que Casi Nadie te Dirá Acerca del Sexo”

Por Jim Hancock y Kara Eckmann Powell

Lee Responsabilidad Sexual 4

Lee Responsabilidad Sexual 5



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner