Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – UN HIJO Y UNA HEREDAD

Devocional - UN HIJO Y UNA HEREDAD

Pasaje Clave: Génesis 15.

Abram está a punto de aprender una lección muy importante. Después de los acontecimientos del capítulo anterior, o mejor dicho, como consecuencia de aquellos acontecimientos y de la actitud claramente definida de Abram manteniendo su lealtad a Dios, ¿qué palabras de confirmación y bendición recibe? (vs.1).

SOY TU ESCUDO Y TU RECOMPENSA
¡Wooowww! ¡Espectacular la palabra que Dios le da!
Si Dios le dice a Abram que no tenga miedo es porque había razones para tener miedo. ¿Cuáles? Mmmmmm… Pensemos…
Enemigos por todas partes… Sí, es una buena razón para tener miedo.
Lot en medio de la corrupta Sodoma… Sí, es otro motivo para temer.
Pero el verdadero motivo del miedo de Abram es otro y él se lo expresa claramente a Dios. ¿Cuál es ese gran miedo de Abram? (vs.2-3).
Dios ya se había anticipado y le dice: “Tranquilo Abram, Yo Soy tu protector y Yo Soy el que te recompensará y dará todo lo que necesites. No tengas miedo”.

¿Cuál o cuáles son tus miedos? ¿A qué o a quién le tienes miedo? ¿Por qué?
Ábrele tu corazón a Dios. Sincérate con Él. Dile lo que sientes, lo que te preocupa, lo que te enoja, lo que te molesta. Háblale de tus miedos, de tus dudas, de tus alegrías y de tus sueños. No tengas ningún miedito de hablar con Dios.
Enfrenta tus miedos. A eso que le temes háblale y dile: “Miedo (menciónalo específicamente, por ejemplo, “a la muerte”, “al rechazo”, “al abandono”, “a la soledad”, “al abuso”, “a la enfermedad”, “a la traición”, “a las arañas”,…), en el nombre del Señor Jesús te ato, te reprendo y declaro que Dios es mi escudo, Él es mi protector y nada me pasará. En su nombre te enfrentaré y te venceré y nunca más me dominarás”.

TE DARÉ UN HIJO Y UNA HEREDAD
Dios no solamente le da una palabra de aliento sino que también le da dos promesas bien específicas. ¿Cuáles son? (vs.4-5 y 7).
¡Un hijo y toda esa enorme y gigantesca tierra! ¡Wooowww!
Y él, al recibir esas promesas ¿qué actitud toma? (vs.6).

¡Abram cree! ¡Le cree a Dios! Y por creerle es justificado. Justificado significa que “es declarado justo, libre de toda condenación y culpa”.
¡Dios nunca te va a fallar! ¡Créele! Acepta el desafío de creerle a Dios sin importar cómo te sientas ni cómo sean las circunstancias que te rodeen.
Tu desafío es a creerle a Dios, no a lo que sientes, no a lo que la gente dice, sino a lo que Dios te dice.
Abram el obediente le cree completamente a Dios. ¿Sabes por qué? Porque obediencia y fe caminan juntas tomadas de la mano.
No puedes separar la obediencia de la fe, se buscan mutuamente, se necesitan, se atraen, se complementan. Trabajan perfectamente bien en equipo. ¿Entiendes lo que trato de decirte?
Si crees tienes que obedecer y si obedeces es porque crees. #SerieDesafíos

PACTARÉ CONTIGO Y CON TU DESCENDENCIA
Abram le pide a Dios más revelación. ¿Qué le pregunta? (vs.8)
¿Y qué le dice Dios? ¿Qué le pide que haga? (vs.9)
¿Y con qué actitud responde Abram el obediente? (vs.10)
¡Claro! Hizo exactamente lo que Dios le pidió que hiciera.
¿O acaso tu no haces lo que tus padres, maestros o líderes te piden que hagas? Mmmmmmm… Tienes que revisar tus actitudes de obediencia.

Abram prepara todo tal como Dios se lo pide, pero Dios se “demora” en llegar ¿y qué sucede? (vs.11-12)
Dios pone a prueba la paciencia de Abram y finalmente le habla y le da una mayor revelación de sus planes y de lo que sucederá en el futuro.
¿Qué le revela Dios a Abram? (vs.13-16)
¡Impresionante revelación del futuro!
Entonces, ¿qué hace Dios para sellar el pacto con Abram y garantizarle el cumplimiento de todas las promesas y palabras que le dio? (vs.17-21)

Este es un pacto muy especial entre Dios y Abram. Dios pacta con Abram unilateralmente. Dios establece las condiciones y se compromete consigo mismo a cumplirlas. En forma de antorcha ardiente, Dios pasa sólo en medio de los animales sacrificados como un acto sagrado de compromiso con Abram y su descendencia. Dios se compromete incondicionalmente consigo mismo a cumplir su propia Palabra.
Dios le concede todo a cambio de nada. “Te doy todo. Sólo tienes que creerlo y recibirlo por fe”. ¿Lo crees?

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Génesis Edición Extendida”

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS “Desafíos PJA: Génesis Edición Extendida”. Haz CLICK AQUÍ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner