Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – NO TE IMPACIENTES

Devocional - NO TE IMPACIENTES

Pasaje clave: Génesis 16.

¡YA… YA… LO QUIERO YA!
Después del tremendo pacto que Dios incondicionalmente estableció con Abram de darle hijo y heredad…
Después de las poderosísimas revelaciones del futuro de su linaje que Dios le bajó a Abram…
Y después de dejarle súper, hiper, recontra claro que Su Palabra se cumpliría…
¿Qué bicho les picó a Abram y Sarai para meter taaaan profundamente la pata como la metieron? ¿En qué estaban pensando?

¿Qué fue lo que planearon tan “apresuradamente” y por qué? (16:1-3).
Lo que hicieron está muy claro. Expliquemos el “por qué”.
1. Abram y Sarai hacían el amor, hacían el amor, hacían el amor, le entraban al viagra, probaban todas las posiciones del kamasutra, ¡pero no pasaba nada de nada! Sarai no quedaba embarazada. Ella era estéril.

2. Ya pasaron 10 años desde que Dios pactó con Abram (sí, entre ayer y hoy pasaron 10 años) ¡y nada! 10 años buscando al bebé ¡y nada! 10 años probando con todos los yuyos conocidos de la época ¡y nada! 10 años amando y siendo amada ¡y nada! ¿Dios se habrá olvidado de su pacto?

Estos acontecimientos revelaron una vez más el corazón de Abram (y de Sarai) y sacaron a la luz su verdadero problema: la IMPACIENCIA.
Abram no tenía problemas con la fe, su problema era no esperar el tiempo correcto. Ambos equivocadamente pensaron que podían darle una “manito” a Dios para que su promesa se cumpliera más rápido. ¡Una gran metida de pata! En lugar de ESPERAR el tiempo de Dios, ellos hicieron las cosas a su manera y esto les trajo problemas para el resto de la vida.

El propósito de Dios para ellos (darles un hijo) no había cambiado, pero AÚN NO ERA EL TIEMPO. Una cosa es el propósito de Dios y otra muy distinta es el tiempo de su cumplimiento. Controla la impaciencia. No arruines el plan de Dios con tu ansiedad y tu desesperación. Aprende a esperar.

¿Qué problemas “familiares” surgen a causa de la impaciencia? (16:4-6).

Ser impacientes, tarde o temprano, nos traerá problemas (algunos más graves que otros ¿entiendes?). Fíjate hasta que punto crítico llegaron las cosas como resultado del apresuramiento y la impaciencia:

  • Agar quedó embarazada y comenzó a despreciarla a Sarai que no podía quedar embarazada.
  • Sarai se enoja y se queja con su esposo a causa de Agar.
  • Abram se hace el distraído, como si él no hubiera tenido nada que ver en el tema y, en otras palabras, le dice a Sarai que se las arregle como quiera.
  • A Sarai ni le importó el embarazo de Agar y con tal de sacársela de encima la maltrató hasta que Agar no pudo soportarlo más y se fue vagando por el desierto.

¡Qué locos! Parece la novela de la tarde. Y otra vez, en medio de semejante lío, interviene Dios. Y otra vez Él les ofrece su misericordia a todos. Dios les propone un plan alternativo, aunque el error ya había sido cometido.

EL VIVIENTE QUE ME VE
¿Cuál es la propuesta de Dios? (16:7 al 12).
¿Cómo reacciona Agar? (16:13-14).
Dios, “El Viviente que me ve”, interviene para poner un poco de orden y para consolar el corazón de Agar. Y todo esto sucedió cuando Abram tenía ¡86 años! (vs.16) ¡Qué tal el abuelito!

Las decisiones apresuradas, las actitudes impulsivas, el compre ya, ya, ya, son todas “hijas” de la impaciencia.
“No puedo esperar más para demostrarte cuánto te amo”. “Hagámoslo ahora”. “Me voy porque todos me tienen cansado”, etc., demuestran inmadurez y estupidez. ¿Y las consecuencias? ¿Y los resultados dolorosos del apresuramiento? Tú los conoces tanto como yo.
¿Crees que se te va a ir la vida por esperar un poco más? ¡No! Por supuesto que no. Al contrario, esperar el tiempo necesario (para lo que sea), te librará de las consecuencias dolorosas del apresuramiento, te enseñará a ser más paciente, más maduro y te ayudará a pensar mejor las cosas.
Muchísima gente apresurada después se pasa años tratando de “arreglar” los desastres de su impaciencia. ¿Qué ganaron con ir tan rápido?
La paciencia te permitirá evaluar las posibles consecuencias y te ayudará a tomar las mejores decisiones. Vale la pena esperar #SerieDesafíos

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Génesis Edición Extendida”

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS “Desafíos PJA: Génesis Edición Extendida”. Haz CLICK AQUÍ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner