Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – NO ME PIDAS QUE TE DEJE

Devocional - NO ME PIDAS QUE TE DEJE

Pasaje Clave: Rut 1:15-22.

RUT, UNA CHICA DETERMINADA 1
¿Quién decide permanecer con su suegra? (vs.14-15)
¡Tienes que estar muy determinada para quedarte con tu suegra! Jajajajaja
Noemí insiste para que ella vuelva (las mujeres a veces se ponen un poquito “cargosas”). No quiere que Rut desperdicie su joven vida quedándose con una vieja como ella. Sin embargo Rut le da una respuesta que la deja dada vuelta y le rompe en mil pedazos todos sus argumentos. ¡Fin de la discusión!

¿Que le responde Rut? (vs.16-17)
La respuesta de Rut nos ayuda a pensar en varias cosas importantes:
Volver atrás no es opción (vs.16).
¿Volver a donde estuve antes? ¡No!
¿Volver al pasado, a lo que me lastimó y traicionó? ¡No!
¿Volver al recuerdo del dolor, de la pérdida, del sufrimiento? ¡No!
¿Volver a las discusiones, las peleas y los gritos? ¡No!
¿Volver al lugar donde no fui amada, ni cuidada, ni respetada? ¡No!
¿Volver a abortar y sufrir por mi error? ¡No!
¿Volver a las drogas, al porno, a acostarme con cualquiera? ¡No!
¿Volver a sentirme “invisible” para todos, ignorado y rechazado? ¡No!
¿Volver con chicos y chicas que no me ayudan a ser mejor? ¡No!
Volver no es una opción. ¡Yo no vuelvo a mi pasado!

Somos equipo. De a dos es mejor (vs.16).
Rut había descubierto en Noemí a una mujer de bendición. No era “solo” su suegra, era también su mamá espiritual, su amiga, su confidente. Juntas podrán lograr lo que solas no pueden. ¡Ni loca te dejo y me aparto de ti!
¿A quiénes sigues?
¿Con quiénes te asocias?
¿Con quiénes te relacionas?
¿A quiénes les abres tu corazón y le cuentas tus cosas más íntimas?
¿De quiénes aprendes? ¿A quiénes les pides consejos?
Necesitas una persona con el espíritu de Noemí que te mentoree, que te enseñe, que te guíe, y cuando la encuentres “pégate” a ella y aprende todo lo que tenga para enseñarte. No pienses que te las sabes todas y que no necesitas de nadie. Sé humilde y aprende de la gente de bendición. No tengas miedo de expresar tus dudas y de preguntar lo que no entiendes.

Lealtad hasta el fin compartiendo todas las cosas (vs.16-17).
Tu destino, tu parentela, tu pueblo, tu Dios, ¡y hasta tu lugar de muerte!, también serán los míos. ¡Woooooo! Rut estaba absolutamente determinada a seguir los pasos de Noemí y a no abandonarla sin importar lo que sucediera de ahí en más.
Hay personas que te abandonarán, te rechazarán, te ignorarán y nunca te tendrán en cuenta para nada. Otras no te serán fieles ni leales. Otras ni siquiera te darán una segunda oportunidad. ¡Perdónalas y déjalas ir!
Sécate las lágrimas, renuncia a la bronca, ponte de pie nuevamente, enfócate en tus sueños ¡y abre tus ojos! porque ahí están los que Dios trae para bendecirte, acompañarte, cuidarte, valorarte, amarte y bancarte hasta el fin, y para que tú seas de bendición para cada uno de ellos.

¿Cómo reacciona Noemí ante las palabras de Rut? (vs.18)
¡Claro! La escuchó. No la ignoró ni la sermoneó, no le dio 25 razones por las cuales tenía que dejarla y volver con su familia, ¡no! Noemí la escuchó tratando de entender el corazón de Rut. ¡Qué lindo es cuando alguien te escucha de verdad y trata de entenderte! Dice @BerStamateas: “Todos necesitamos ser escuchados. La escucha nos da estima, nos sentimos parte de un grupo, la escucha nos da pertenencia”.
Rut se sentía parte de Noemí, y Noemí con su actitud de escucha confirmó esa sensación de pertenencia en el corazón de Rut.

VOLVER A LA “CASA DE PAN”
¿Qué sucede cuando llegan a Belén? (vs.19)
Imagínate que después de 10 años vuelven a tu barrio esos vecinos con los que solías hablar o jugar al futbol, ¡alta sorpresa! Algo así sucedió con los vecinos de Belén cuando la vieron regresar a Noemí… y no venía sola.

Sin embargo, ¿cómo les responde Noemí? ¿Cómo se siente? (vs.20-21)
Ella se siente ¡amarga! (ese es el significado de “Mara”: amargura). Ella siente que Dios se llevó todo lo que una vez tuvo y que ya no le queda nada más. Se siente taaaaaaaan triste que su propia identidad entra en crisis.
¿Alguna vez te sentiste “amargada” por algo o por alguien?
¿Te sientes con tanta angustia que solo puedes llorar y llorar y llorar?
Vuelve a la presencia de tu Papá celestial y desahógate en Él. Y cree que si tu dolor de hoy es grande, tu bendición de mañana será mayor. Confía.

Extracto del libro Desafíos para Jóvenes y Adolescentes: Rut.

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Rut”. Haz CLICK AQUÍ



4 Comentarios para Devocional – NO ME PIDAS QUE TE DEJE

  1. natividad

    hola edgardo me siento muy bendecida ..mil gracias a Dios por ti

    • Edgardo

      Hola Natividad. ¡¡Bienvenida!! Gracias!!

  2. Miguel

    Excelente devocional para este tiempo con tantas personas con vacilación que vemos hoy día.
    Hay que ser determinado.

    • Edgardo

      Hola Miguel. ¡¡Bienvenido!! Gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner