Bienvenido a Nuestro Blog

Devocional – CORAZÓN OBEDIENTE

Devocional - CORAZÓN OBEDIENTE

Pasaje Clave: Génesis 26.

Dijimos el Día 35 que “todos lo días nos relacionamos con cristianos y no cristianos. Y no siempre de las mejores maneras”. En el capítulo de hoy vamos a ver cómo se relacionó Isaac con un viejo conocido de su padre Abraham y también vamos a descubrir conductas y situaciones de su vida muy similares a las de Abraham.

ISAAC EL OBEDIENTE
La primer situación muuuyy similar a la de su padre Abraham la encontramos en el vs.1. ¿Qué sucede y qué decisión toma Isaac?
La diferencia está en el destino. Abraham se había ido a Egipto (Día 22), Isaac se va a la tierra de los filisteos.
¿Por qué escoge ese destino? (vs.2)
¡Claro! ¡Muy bien! Lo escoge por obediencia a la Palabra de Dios.
Isaac había crecido viendo la obediencia de su papá Abraham. Incluso él mismo a los 15 años de edad había sido la “ofrenda” que Abraham puso sobre el altar para sacrificar en obediencia a la voz de Dios (Día 31).
Isaac lo vivió en carne propia. El vio el cuchillo en la mano de su padre listo para atravesarlo de lado a lado por obediencia a Dios. Él escuchó la voz de Dios frenando a Abraham para que no lo mate. Su padre había superado exitosamente esa terrible prueba de obediencia y dejó su vida marcada con la imborrable marca de la obediencia a Dios. El ejemplo de obediencia de su papá marcó su destino para siempre.

  • Isaac obedeció cuando Abraham lo llevó a sacrificar (podría haber escapado, era un adolescente).
  • Obedeció cuando fue puesto sobre el altar (se podría haber resistido).
  • Obedeció cuando escogieron esposa para él (podría haberla rechazado).
  • Y ahora obedece nuevamente las indicaciones de Dios.

Por su corazón obediente, ¿qué promesa le hace Dios? (vs.3-5)
¡Woooww! Dios le confirma el pacto que había hecho con su papá Abraham.

RELACIÓN CON LOS NO CRISTIANOS
Esta fue la experiencia de Isaac antes de envejecer. Isaac viviría como un forastero en medio de un pueblo pagano (vs.6)
¿Qué sucede entre Isaac y los hombres de aquel lugar? (vs.7)

¿Cómo fue su testimonio entre ellos? ¿Por qué les mintió? ¿Y qué consecuencias pudo haber causado su mentira? (vs.7-10).
¿Cómo reaccionó Abimelec? (vs.11)
La misma conducta de miedo y de mentiras que había tenido Abraham, la vemos reflejada ahora en Isaac. ¡Esos genes también le pasaron al hijo!
El que la tenía reclara era el rey Abimelec. Después de aquella primera experiencia traumática por haberse llevado a Sara a su harén (Día 29), el tipo aprendió la lección: No toques a las mujeres de los hombres de Dios porque si lo haces desatarás la ira de Dios mismo.

¿Cuál es el 2º conflicto entre Isaac y Abimelec? (vs.15-21)
¡Un serio problema de pozos! En pleno desierto el agua vale mucho más que el oro. Isaac restaura los pozos antiguos que su papá había abierto y que sus enemigos habían secado. Pero además, Isaac abre sus propios pozos de agua lo cual provoca problemas con sus vecinos.
Sé un abridor de pozos. Abrir pozos es abrir espacios de bendición para que Dios fluya con libertad. Es quitar piedras, obstáculos, mugre, para que Dios derrame su poder. Es abrir revelación, sabiduría, consejo y enseñanza para que los que tienen sed de Dios vengan y beban. Esto despertará rivalidades, envidias y oposiciones.

¿Cómo lo solucionó Isaac? (vs.22 y 26-33).
¡Claro! ¡Siguió abriendo pozos! No te deprimas por los que se oponen y te critican, ¡sigue abriendo pozos de bendición, de revelación, de sabiduría, de perdón, de paz, de gracia! ¡Sigue, sigue, sigue… abre otro pozo más!
¡Y perdona, perdona, perdona… Y bendice, bendice, bendice!
¿Cómo influyen tus conductas sobre los no cristianos que te observan?
Cuando surge un problema entre tú y tus amigos no cristianos, ¿cómo reaccionas? ¿Qué haces? ¿Reconocen ellos que Dios está contigo?

En Beerseba, ¿qué le confirma Dios y qué hace Isaac? (vs.23-25)

ISAAC EL PROSPERADO
¿Por qué fue prosperado Isaac? (vs.12-14)
Siembra en las “tierras” de las que quieres tener fruto. Siembra unidad, amor, perdón, paz, actitudes positivas, regalos… Si siembras, cosecharás, y la calidad y cantidad de tu siembra será la calidad y la cantidad de tus frutos.
¿En qué “tierras” estás sembrando? Piénsalo.

Extracto del libro “Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes: Génesis Edición Extendida”

Por Edgardo Tosoni

DESCARGA GRATIS “Desafíos PJA: Génesis Edición Extendida”. Haz CLICK AQUÍ



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner