Cuando suplimos las necesidades, suplimos lo básico. Cuando suplimos un deseo, suplimos algo que no necesitamos para sobrevivir, pero que nos hace la vida más cómoda. Cuando suplimos un lujo, estamos hablando de un deseo elevado a la máxima potencia. Hablamos de un deseo, pero muy costoso…

¿Es malo darse lujos? Recuerde que cuando hablamos de dinero, todo es relativo. Lo que para alguien es un lujo, para otro es una necesidad. Tener carro es un lujo para muchos, pero para otros, tener un carro sólo para sus guardaespaldas y que lo sigan en todo momento, es una necesidad. El punto es, no se compare en cuanto a lujos con otros o saldrá perdiendo. Lo que para usted es un lujo, para otro es una necesidad. Imítelo y usted quedará en la quiebra. Los ingresos de él son muy superiores a los suyos, comprenda que los deseos y lujos varían de persona a persona.

¿Es malo darse lujos? He visto como algunos tienen planificado un viaje al año al extranjero… Muchos viajan y sólo en boletos aéreos, gastan mucho dinero. Pero lo interesante, es que los que más tienen, los pagan con millas producto del uso de sus tarjetas de crédito que utilizan para las compras para su empresa. El que tiene más, no paga. El que tiene menos, paga.

Un amigo podrá tener un Rolex y mucho más y no tener problemas, porque de acuerdo a sus ingresos, un Rolex es un deseo, pero para el nivel de sus ingresos, es un lujo. Los lujos son los deseos elevados a la máxima potencia y si sus ingresos no están al nivel de los mismos, sufrirá las consecuencias. Gastará en cosas que ve a otros gastar, pero ellos están en otra situación económica. O simple y sencillamente viven para la imagen, tienen cosas, pero no dinero. Ganan $ 8,000 pero gastan $ 8,000. Ganan bien, pero gastan bien y al final del día, no tienen nada. Recuerde que rico no es el que gana, es el que guarda y tiene. Vivir sin guardar dinero, es vivir una vida cómoda, pero no ser rico. Mañana nos quedamos sin trabajo y no tenemos para comer, pero si nos dimos la grande cuando teníamos.

Tenga cuidado entonces con los lujos. Especialmente al intentar imitar a aquellos que tienen ingresos económicos, muy superiores a los suyos. Lo que para usted es un lujo, para el otro probablemente es sólo una necesidad. Ahí la diferencia.

Lección #7: Los lujos son los deseos elevados a la máxima potencia y si sus ingresos no están al nivel de los mismos, sufrirá las consecuencias. Recuerde que rico no es el que gana bien y gasta bien, es el que guarda y tiene.

Extracto del libro El Maestro Del Dinero

Por Alex López

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here