Nuestros amigos nos invitaron a la playa. Era un lugar exclusivo en donde construyeron su casa. Una casa grande con todos los cuartos y salas de estar con aire acondicionado. Esta quedaba ubicada frente a un canal artificial y cerca del club que era una belleza. ¿Será que todos los que llegan los fines de semana a ese lugar son verdaderamente felices? De acuerdo a muchas historias que escuché, no. Muchos lo tienen todo, pero como que no tienen nada.

¿Será todo millonario una persona feliz y realizada?, ¿Será posible que alguien que no se preocupa por sus recursos económicos al punto que ya no ve precios en ningún lado y sólo paga, padecer depresión? Tener dinero es tener poder para escoger entre distintas opciones y comprar comodidad. A mayor dinero, mayor opción a escoger lo que se quiere. El que tiene poco, en sus vacaciones sale caminar y a comer un helado. El que tiene más, va al cine. El que tiene más, va a la playa. El que tiene más, a su propia casa en la playa. El que tiene más, a otro país. El que tiene más, a otro país en donde tiene su propia casa. El que tiene más, al otro lado del mundo. El que tiene más, a otro lado del mundo a su propia casa en donde vive ciertas épocas del año. Tener dinero es tener el poder para escoger entre opciones y cada vez más caras, que van de la mano con que sean opciones cada vez más cómodas y exclusivas.

Grábese estas palabras: el dinero da comodidad, no felicidad. De lo contrario no existirían millonarios que teniéndolo todo, deciden quitarse la vida. Otros aun teniéndolo todo, incluso caen y mueren de viejos, pero en depresión. Son ricos, pero miserables cómodos. Sin falta de recursos, pero con falta de amigos genuinos. Libres para hacer lo que quieren, pero esclavos de las adicciones, la avaricia, la soledad o la falta de un propósito eterno de vida. Libres para gozar, pero sin deseos de salir de la cama.

¿Todos los millonarios mueren así? No, pero muchos no sólo mueren, viven teniéndolo todo, pero sin ser felices. Pero otros sí que son felices, pero no es porque tengan dinero, aunque este les hace la vida mucho más fácil. Ellos saben que el dinero ni es bueno, ni es malo. Es tan solo un instrumento que sirve para comprar comodidad, no felicidad.

Con esto no digo que ser pobre es ser feliz y que ser rico es ser infeliz. Pero sí que el dinero no da felicidad y sí comodidad. Existen ricos infelices, pobres felices y viceversa. El punto es que como el dinero no da felicidad, pero sí comodidad, no crea que, teniéndolo todo un día, tendrá una vida de película en donde no enfrentará tristeza, ni dolor y como que vivirá como en el cielo, pero en la tierra. Es muy probable que, si usted piensa así, un día termine teniéndolo todo, pero siendo un miserable cómodo y depresivo. Jesús dijo: “¡Tengan cuidado! -advirtió a la gente-. Absténganse de toda avaricia; la vida de una persona no depende de la abundancia de sus bienes” (Lucas 12:15).

Lección #1: El dinero da comodidad, no felicidad. Busque tenerlo, pero sepa que la felicidad no está en él. Si el dinero fuera la felicidad, no existirían aquellos quienes aún “teniéndolo todo”, deciden quitarse la vida.

Extracto del libro El Maestro Del Dinero

Por Alex López

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here