Cuando hablamos de dinero, todo es relativo. Y es relativo desde la óptica del que juzga. Quien juzga, lo hace a través de los lentes de su situación económica actual… No debemos perdernos. Todos trabajamos para sobrevivir y para suplir nuestras necesidades más básicas sin las que moriríamos. Todo lo demás es ganancia. No convirtamos los deseos y lujos en necesidades. Todo lo que esté por encima de lo que usted necesita para sobrevivir, no es una necesidad, es un deseo y si es un deseo muy costoso de conseguirlo, hablamos de un lujo… Entiende que, si se tiene lo básico para sobrevivir, se tiene todo. Lo demás por encima de esto, sólo es ganancia.

“Por eso les digo: No se preocupen por su vida, qué comerán o beberán; ni por su cuerpo, cómo se vestirán. ¿No tiene la vida más valor que la comida, y el cuerpo más que la ropa? Fíjense en las aves del cielo: no siembran ni cosechan ni almacenan en graneros; sin embargo, el Padre celestial las alimenta. ¿No valen ustedes mucho más que ellas? ¿Quién de ustedes, por mucho que se preocupe, puede añadir una sola hora al curso de su vida?» ¿Y por qué se preocupan por la ropa? Observen cómo crecen los lirios del campo. No trabajan ni hilan; sin embargo, les digo que ni siquiera Salomón, con todo su esplendor, se vestía como uno de ellos. Si así viste Dios a la hierba que hoy está en el campo y mañana es arrojada al horno, ¿no hará mucho más por ustedes, gente de poca fe? Así que no se preocupen diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿Qué beberemos?” o “¿Con qué nos vestiremos?” Los paganos andan tras todas estas cosas, pero el Padre celestial sabe que ustedes las necesitan. Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas. Por lo tanto, no se angustien por el mañana, el cual tendrá sus propios afanes. Cada día tiene ya sus problemas” (Mateo 6:25-34 NVI).

Busque el reino de Dios y su justicia y todo lo que necesita para vivir, le será añadido. ¿Qué tal si va ahora a Internet y busca sobre lo que es el reino de Dios y su justicia? Deseo escribir otro libro en donde exploremos, el camino de Dios. Esté pendiente.

Lección #5: Se trabaja para sobrevivir y para suplir las necesidades básicas: agua, comida, ropa y techo. No hay que perderse. Aprenda a distinguir entre lo que son: necesidades, deseos y lujos. Si ha cubierto sus necesidades básicas, ya todo lo demás es ganancia.

Extracto del libro El Maestro Del Dinero

Por Alex López

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here