Bienvenido a Nuestro Blog

Para Líderes – ESTRATEGIA DE EVANGELISMO: LA PREPARACIÓN

Para Líderes - ESTRATEGIA DE EVANGELISMO: LA PREPARACIÓN

Prepara la Estrategia.

Esta es la etapa fundamental ya que de ella surgirá la estrategia. Tres actividades son las sugeridas para crear lo que será la estrategia de evangelismo en tu grupo de jóvenes. En primer lugar necesitamos hacer un estudio que nos ayude a visualizar en dónde nos encontramos y qué es lo que estamos haciendo para cumplir lo que se nos ha encomendado (hacer discípulos). A esta primera actividad le llamaremos diagnóstico.

A. Diagnóstico.

Consiste en realizar un estudio por medio del cual se revela nuestra realidad, en este caso la situación actual del grupo de jóvenes. Hay muchas formas de hacer el diagnostico, en la iglesia local utilizamos el muy conocido FODA.

¿Qué es el FODA? Es un instrumento para “fotografiar” la situación interna y externa de un grupo social, en este caso de nuestro grupo de jóvenes. Cada letra tiene un significado, el cual es el siguiente:

  • Fortalezas
  • Oportunidades
  • Debilidades
  • Amenazas

Por medio de esta herramienta podemos descubrir las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas que existen en nuestro ministerio juvenil. De acuerdo a los resultados de este diagnóstico podemos formular los objetivos que deseamos alcanzar en nuestro grupo de jóvenes.

El pasaje de Números 13 es un claro ejemplo de un diagnóstico que realizó el pueblo de Israel. Dios le dijo a Moisés que seleccionara a un príncipe de cada una de las tribus de Israel para que fueran a la tierra que les prometió e hicieran un estudio de la Tierra Prometida: las fortalezas, oportunidades, debilidades y amenazas de ese lugar. También se les pidió que trajeran pruebas de lo que había allí, para poder planificar la estrategia de conquista de ese territorio. De manera similar a la conquista de la Tierra Prometida, es necesario hacer evangelismo, seguro que sí encontrarás jóvenes que tienen muchas habilidades que pueden ser canalizadas para compartir el evangelio con sus amigos.

Empieza a fotografiar a tu grupo de jóvenes; quizá te encontrarás con que cuentas con un grupo de jóvenes a los que les encanta el deporte, pero que hasta ahora no han aprovechado esta característica en la programación del ministerio. Bueno, de ser así, entonces te encuentras con una puerta que puedes abrir tanto como quieras hacerlo.

B. Determinar los Objetivos.

Un objetivo es un parámetro de evaluación. Podemos decir que es el resultado que se espera lograr al finalizar un determinado proceso. En ocasiones también se refiere a las metas que nos trazamos. En Juan 3:16 podemos observar una declaración del objetivo que Dios tiene para la humanidad. En este caso podemos mencionar que el objetivo es “que nadie se pierda, sino que tengan vida eterna”.

Los objetivos no constituyen un elemento independiente de todo proceso, sino que forman parte indispensable durante el mismo, ya que son el punto de referencia para seleccionar, organizar y conducir los contenidos, programas y estrategias del proceso. Y, en el caso de ser necesario, te permitirán hacer modificaciones, durante el desarrollo del mismo. Los objetivos contenidos en la planificación de la estrategia deben necesariamente tener una estrecha relación con las necesidades e intereses del grupo que se desea alcanzar. Lo ideal es que sean establecidos después de hacer un diagnóstico previo.

Por ejemplo, si has descubierto que tienes jóvenes deportistas, utiliza el deporte como un medio evangelístico. Para tus jóvenes será mucho más fácil sumergirse en la tarea evangelística cuando realizan una actividad que les es habitual y además les agrada. Posteriormente podrás llevarlos al siguiente nivel y enseñarles otras maneras dinámicas de compartir el evangelio.

C. Fundamentos de la Estrategia.

Luego de hacer el diagnóstico y trazar los objetivos, necesitamos trabajar en los fundamentos de la estrategia. Estos son los pilares que van a justificar lo que estamos haciendo. El diagnóstico podríamos decir que es la evaluación de nuestra situación, los objetivos son lo que queremos alcanzar, ahora bien los fundamentos de la estrategia son las bases bíblicas que respaldan lo que vamos a hacer. ¿Qué principios fundamentan nuestra labor o lo que vamos a emprender? En esta sección se pueden manejar lo que son los principios bíblicos, los antecedentes históricos, geográficos y culturales, las delimitaciones generacionales, etc.

Por Sergio Benjamín Soria Fernández

Lee Estrategia de Evangelismo: La Planificación



2 Comentarios para Para Líderes – ESTRATEGIA DE EVANGELISMO: LA PREPARACIÓN

  1. Rigoberto Sanchez Avila

    Me parece fundamental aplicar técnicas validas para nuestros días, es el momento de Evangelizar el planeta

    • Edgardo

      Hola Rigoberto. ¡¡Bienvenido!! Así es, concuerdo con vos. Bendiciones!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner