¿De Qué Se Trata?: Esta obra de teatro, tipo “Talk Show” (programa de entrevistas y foros), está basada en Juan 10. Le permitirá reconocer a tus adolescentes y jóvenes las características de un verdadero pastor de ovejas.

Personajes.

Moderadora de TV. Pastor #1. Pastor #2 (impostor). Producción.

La Escena.

En un set de televisión, se está por realizar el programa de entrevistas. La moderadora ocupa su lugar esperando que se le dé la orden de iniciar el programa. Comienza a sonar la música de fondo para la apertura del programa. Se prenden las luces.

La Acción.

MODERADORA – Buenas noches tengan todos ustedes y bienvenidos a otro programa más de “Entrevistas Sin Censuras”. Yo soy su anfitriona…. (puedes usar un nombre de algún periodista conocido en tu país). Esta noche, como todas las semanas tenemos un tema muy interesante. Hoy estaremos hablando sobre el oficio de ser pastor de ovejas. Este oficio es uno muy antiguo y en la actualidad no quedan muchas personas que realicen esa labor. Sin embargo, hoy afortunadamente nuestro equipo de producción de la cadena Telecielo ha conseguido un pastor para nuestra entrevista. Vamos a conocerlo y a recibir con un fuerte aplauso al Pastor.

(Producción saca una pancarta que dice “aplausos” y la muestra al público. Entran dos pastores al set y la moderadora se queda sorprendida).

MODERADORA – Producción, ¿no era un solo pastor? ¿Cómo que los dos dicen ser pastores? Imposible.

Pastor #1- Yo soy el verdadero pastor.

Pastor #2- No… te equivocas, soy yo el verdadero.

Pastor #1- Tu eres un impostor.

Pastor #2- No, no… tú eres el impostor.

Pastor# 1- Yo soy el verdadero pastor y lo puedo comprobar.

Pastor #2- ¿Ah sí? ¿Y cómo?

Pastor #1- Sencillo, Sra. Jovet: comience la entrevista.

Pastor #2- Pone cara de preocupación.

MODERADORA – Bueno, sepa disculpar la audiencia, pero estas son las cosas que pasan en los programas en vivo. Pero esta noche haremos lo siguiente. Si es cierto que aquí hay un impostor lo vamos a descubrir, por algo me llaman la “mujer noticia”, así que yo los voy a entrevistar a ambos y al final descubriremos quién es el impostor.

MODERADORA (dirigiéndose al pastor #1) – ¿Cuándo usted llega al redil, donde están guardadas las ovejas durante la noche, por dónde entra?

Pastor #1 – Cuando el portero me ve llegar él mismo abre para que yo entre.

MODERADORA (dirigiéndose al pastor #2) – Y usted pastor, ¿por dónde entra al redil?

Pastor #2 – Por cualquier sitio, depende, a veces por la parte de atrás, a veces brinco la cerca, para no molestar, tu sabes.

(Producción saca una pancarta que lee “buuuuuuuuuuuuuu” y la enseña al público).

Voz en off lee Juan 10:2.

MODERADORA (dirigiéndose al pastor #1) – Y las ovejas… ¿lo siguen?

Pastor#1 – Claro que sí, ellas me escuchan y salen detrás de mí.

Pastor #2 – Pues a mí me hacen caso a veces, porque ellas son medio sordas y tengo que gritarles y trillarlas.

(Producción saca la pancarta que dice “buuuuuuuuuuuuuuuu” y la muestra al público).

Voz en off lee Juan 10:14.

MODERADORA (dirigiéndose al pastor #1) ¿Y usted le dio nombres a sus ovejas?

Pastor #1 – Claro, cada una es distinta a la otra y tiene un nombre específico por el cual las llamo.

Pastor #2- ¿¿Nombres?? Para qué, si todas son iguales, además siendo tantas… yo no pierdo mi tiempo en eso.

(Producción saca la pancarta “buuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu” y la muestra al público).

Voz en off lee Juan 10:3.

MODERADORA (dirigiéndose al pastor #1) Mire… ¿y usted cómo camina con ellas?

Pastor#1 – Fácil, yo voy delante de ellas para poderlas guiar.

MODERADORA (dirigiéndose al pastor #2) – ¿Y usted pastor?

Pastor #2 – ¿Yo? Mmmm… igual, igual… lo mismo que él dijo.

(Producción saca la pancarta de “buuuuuuuuuuuuuuuuuuuu” y la muestra al público).

Voz en off lee Juan 10:4.

MODERADORA – Mire pastor… y dónde las lleva a comer y beber agua? Porque las ovejas también necesitan eso…

Pastor #1 – Siempre las llevo a un lugar hermoso y muy tranquilo donde hay unos manantiales cristalinos y muy serenos. ¡Ah! y también hay pastos verdes y frescos para ellas.

Pastor #2 – Pues las mías beben en un estanque que tengo en el campo porque no tengo tiempo de llevarlas a otro sitio y en cuanto a la comida… que la encuentren en el camino.

(Producción que lee “buuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu” y la muestra al público).

Voz en off lee Salmo 23:2.

MODERADORA – Bueno señores, aquí hay algo que no tiene sentido y es que efectivamente uno de ustedes dos no es ningún pastor; es un farsante, un impostor y no cabe duda de que… ¡es usted! (señala al pastor #2). Así que… salga de aquí ahora mismo, usted nos ha estado engañando.

(El Pastor #2 sale corriendo del escenario).

MODERADORA (dirigiéndose al pastor #1) – ¡Tú eres el verdadero pastor!

Pastor #1 – “Yo soy el buen Pastor y el buen Pastor su vida da por las ovejas”.

Por Marilyn Navarro

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí