Ningún grupo de jóvenes puede ignorar el tema de la presión del grupo. Uno de los principales obstáculos para los chicos a la hora de adoptar una conducta espiritual adecuada es, definitivamente, la presión de sus pares. El siguiente estudio es muy útil para iniciar un debate sobre el tema. Contiene además una serie de herramientas que ayudarán a nuestros jóvenes a enfrentar las presiones diarias. (Greg Platt).

1º Parte: Cuestionario.

Completa este cuestionario para evaluar cómo reaccionas ante la presión del grupo:

1. Cuando tengo que decidir si actuar o no de la misma forma en que lo hacen las personas de mi edad, generalmente:

  • A. Tiro una moneda al aire para ver qué toca.
  • B. Entro en pánico y me escondo bajo la cama.
  • C. Lo pienso detenidamente.
  • D. Oro y le pido a Dios que me muestre qué hacer.
  • E. Otro.

2. Yo (a menudo/algunas veces/nunca) me siento presionado a hacer algo que los demás hacen con el fin de que me acepten.

3. Para cualquier cosa que deba elegir siempre hay una decisión correcta y una decisión incorrecta (sí/no)

4. Cualquier presión del grupo es negativa (sí/no)

5. En nuestro grupo existe la presión de comportarse de cierta manera (sí/no)

6. La presión grupal a la que me enfrento a menudo es:

7. En orden de importancia, enumera los primeros cinco valores que consideras importantes a la hora de tomar decisiones:

2º Parte. Dos Ejemplos Bíblicos.

En el Antiguo Testamento podemos leer la historia de Daniel y de sus amigos, los que fueron llevados cautivos cuando el imperio de Babilonia conquistó Israel en el año 604 a.C. (Daniel 1). Probablemente Daniel tendría unos 16 años de edad en ese momento. A él se le arrebataron su país, su hogar, su escuela y amigos; y tuvo que caminar cientos de kilómetros para llegar a la capital de Babilonia. Junto a sus 3 amigos, Daniel fue entrenado para servir al rey.

En seguida se enfrentaron a una serie de situaciones que probarían sus valores. ¿Seguirían adorando a Dios, o se inclinarían ante los ídolos paganos? ¿Respetarían las leyes judías a la hora de comer sus alimentos? Estas leyes habían sido dadas por Dios para mantenerlos limpios y fuertes para su servicio. ¿Cómo reaccionarán ante las prácticas inmorales de sus captores?

Fácilmente podrían haber hecho todo lo que los demás hacían, comprometiendo sus valores, pero años atrás ellos habían decidido poner los valores de Dios por sobre los valores de cualquier otra persona. Daniel y sus amigos ya habían escogido sus prioridades, ya no había que decidir nada más.

En el Nuevo Testamento (Juan 7:1-7), Jesús fue presionado por sus hermanos para que fuera a visitar a los creyentes de Judea. Sin duda alguna, el argumento que se le presentó era muy convincente y persuasivo. Jesús, sin embargo, estaba en contacto con un plan mucho más grande y en sintonía con la voluntad de Dios Padre. Nada, ni siquiera los ruegos de sus hermanos, pudieron desviarlo de su plan.

3º Parte. Tomar Decisiones.

Al enfrentar la presión del grupo tenemos que responder una pregunta: ¿Cuáles son mis prioridades? ¿Cuáles son los valores que más atesoro? En Mateo 6:33, Jesús nos manda a que busquemos primeramente su reino y su justicia. Como cristianos, debemos poner a Dios y a su voluntad para nosotros en primer lugar, anteponiéndola a cualquier otra cosa.

Hay 3 preguntas que puedes hacerte antes de tomar cualquier decisión:

  • ¿Cómo me afecta esto como individuo?
  • ¿Cuál será el efecto que tendrá en otros?
  • ¿Cómo afectará la causa de Cristo?

Hay, además, 3 exámenes que debes hacer ante cada decisión que debas tomar:

  • El examen del secreto: ¿Cómo te sentirías si alguien que conoces supiera lo que estás a punto de hacer?
  • El examen del individuo: ¿Lo harías aun si ninguno de tus amigos lo hiciera?
  • El examen de la oración: ¿Puedes pedirle a Dios que te acompañe y respalde lo que vas a hacer?

Por último, hay tres fuentes de guía espiritual disponibles para ti:

  • Interna: Tu conciencia y el Espíritu Santo
  • Externa: Tus padres (ellos saben algo), tus amigos cristianos y líderes de la iglesia
  • Del cielo: Tú relación con Jesucristo y tu comprensión de lo que dice la Biblia.

Extracto del libro Reuniones Creativas Para Refrescar tu Ministerio

Por Autores Varios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here