MATERIAL: Ninguno.

PARTICIPANTES: Sin límite.

DESARROLLO: Un jugador será el gato (el que atrapa) y otro el ratón (al que ha de atrapar el gato), el resto de jugadores se ponen por parejas y se colocan mirándose y agarrados por las manos (dejando un hueco para que quepa una persona entre ellos). El gato deberá intentar atrapar al ratón y si lo atrapa se intercambian los papeles. Pero para poder escaparse del gato, el ratón puede colarse en el hueco que hay entre dos personas y agarrarse el con la persona que tenga de cara, así pues dejará a la persona que está a su espalda con el papel de ratón.

OBSERVACIONES: Otra variante podría ser que si el ratón se mete en una casa el que salga en su lugar lo haga como gato y el anterior gato pase a ser ratón.

Artículo anteriorJuegos – LOS COCODRILOS
Artículo siguienteJuegos – UN DOS TRES POLLITO INGLES
Psicólogo, docente, consultor familiar, conferencista y autor (Verdades Que Sanan, Desafíos Para Jóvenes y Adolescentes). Trabajé con la niñez y la formación de maestros de niños. Fui pastor de adolescentes y jóvenes por más de 10 años. En la actualidad me dedico a enseñar, escribir, dictar conferencias y dirigir www.devocionaldiario.org y www.desafiojoven.com, donde millones de personas son alentadas, edificadas y fortalecidas en su fe. Soy padre de tres hijos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here