Los tres puntos principales que se cubren en esta sesión son:

  • ¿Qué pasa cuando las personas se llenan con el Espíritu Santo?
  • ¿Qué puede impedir que seamos llenos con el Espíritu Santo? miedo, sentirse inadecuado, duda.
  • Una oportunidad para orar por los invitados, para que sean llenos con el Espíritu Santo.

Materiales necesarios:

  • Una botella grande de una bebida sin alcohol (sin abrir).
  • Una botella grande vacía.
  • Un recipiente con agua caliente (lo suficientemente grande para sumergir las botellas mencionadas anteriormente).
  • Un recipiente de agua fría (lo suficientemente grande para sumergir las botellas).
  • Una lámpara de gas, una vela o una linterna.
  • Una esponja y un recipiente de agua.

INTRODUCCIÓN

Experimento al vacío. Necesitarás dos botellas de plástico grandes de bebidas no alcohólicas (de al menos 2 litros), una deberá estar llena, sin abrir, y la otra completamente vacía, pero con el tapón puesto y bien apretado; un recipiente lleno de agua caliente y otro lleno de agua fría. Nota: los recipientes deben ser lo suficientemente grandes como para poder sumergir las botellas y el agua debe estar lo más fría posible.

Sumerge la botella llena en el recipiente con agua caliente durante un par de minutos. Sácala y métela inmediatamente en el recipiente de agua fría. Sujétala ahí durante un par de minutos. No pasará nada. Repite el mismo proceso con la botella vacía y después de unos minutos en el agua fría se plegará y arrugará. Comprueba si los científicos de tu grupo pueden explicar qué ha pasado. La botella que estaba llena es más fuerte.

Para poder ser cristianos fuertes necesitamos estar llenos del Espíritu Santo. Ahora hablaremos sobre cómo podemos llenarnos del Espíritu Santo.

MATERIAL DE ENSEÑANZA

1. ¿Qué pasa cuando la gente siente el Espíritu Santo?

El libro de los Hechos en el Nuevo Testamento es la historia del comienzo de la iglesia cristiana. El libro está lleno de historias sobre cómo la gente se llenó con el Espíritu Santo. Algunas personas se llenaron del Espíritu tan pronto como se convirtieron al cristianismo y otras se llenaron más tarde. Pentecostés (Hechos 2:2-4), Samaria (Hechos 8:14-17), Pablo (Hechos 9:17-19), Éfeso (Hechos 19:1-6).

(Trae una lámpara de gas de campamento y apaga las luces, oscurece la sala lo máximo posible. Comienza con la lámpara a baja potencia). Como hemos explicado anteriormente, todos los cristianos tienen el Espíritu Santo dentro. La pregunta es, “¿Cuánto permitimos al Espíritu Santo que nos llene?” (Abre la válvula de la lámpara y permite que entre más gas hasta que la sala se vaya iluminando más y más). Dios no quiere simplemente que tengamos un poco de su Espíritu; quiere que estemos llenos para que podamos producir luz y calor para los que nos rodean. (Otra posibilidad es tener distintas fuentes de luz: una vela, una linterna etc. e ir comparando la luminosidad de menor a mayor que producen cada una).

En el libro de los Hechos podemos ver el tipo de cosas que pasan cuando la gente está llena del Espíritu Santo. Esto es lo que le pasó a Cornelio y su familia cuando fueron llenos del Espíritu.

  • Poder: del mismo modo que cuando damos más gas a la lámpara, normalmente podemos ver que algo pasa cuando la gente es llena con el Espíritu Santo (Hechos 10:44-45).
  • Alabanza: encuentran nuevas formas naturales de alabar a Dios (Hechos 10:46).
  • Nuevas lenguas: otras formas de orar a Dios en un idioma que no entendemos normalmente, pero que nos ayuda a comunicarnos directamente con Dios, nuestro espíritu directamente con el suyo (Hechos 10:46).

2. ¿Puede algo impedirnos que seamos llenos del Espíritu?

Compra una esponja (si puedes, córtala en forma de un corazón) y ten un recipiente de agua a mano.

Dios quiere llenar a todos sus hijos/as con su Espíritu Santo, pero a veces ponemos barreras que lo hacen difícil. Podemos ser como esta esponja que tiene la capacidad de llenarse, pero que está dura y resistente.

  • Dudamos de que Dios quiera darnos un don tan especial, pero la realidad es que sí quiere (Lucas 11:9-10).
  • Nos da miedo, pero Dios nos ama, sus regalos son buenos (Lucas 11:11-13).
  • Dudamos si merecemos un regalo de esta índole, pero Dios lo promete a quien se lo pida (Lucas 11:13).

Cuando creemos que Dios quiere que tengamos un don tan especial es como el agua que llega y ablanda esta esponja. (Salpica la esponja con agua para que se ponga blanda). Entonces estamos listos para llenarnos del Espíritu Santo. (Sumerge la esponja en el recipiente con agua hasta que se llene de ella y gotee cuando la levantes).

CONCLUSIÓN

No sirve simplemente hablar de ser lleno con el Espíritu Santo de Dios. También necesitamos darle a Dios la oportunidad de hacerlo.

De aquí se pasa a la parte del ministerio de la oración por los jóvenes para que sean llenos del Espíritu Santo (si así lo desean).

Extracto del Manual Alpha Para Jóvenes

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here