Bienvenido a Nuestro Blog

Estudios Bíblicos – JESÚS

Estudios Bíblicos - JESÚS

Pasaje bíblico: Lucas 5:12-15; 6:1-11.

Idea principal

Jesús nos enseña que las personas y sus necesidades son más importantes que las tradiciones y las instituciones religiosas.

Desarrollo

Un leproso se acercó a Jesús y le pidió que le sanara. Acercándose al maestro aquel leproso estaba saltándose las normas sociales que impedían a este tipo de personas, enfermas con enfermedades de infecciosas y altamente contagiosas, acercarse a individuos sanos. Los leprosos estaban condenados a vivir en soledad o en comunidad con otros en su misma situación.

Jesús, movido por la compasión, decide sanarlo y lo hace tocándolo. No había ninguna necesidad de tocar al enfermo para sanarlo. Al hacerlo, Jesús quedaba contaminado y, desde el punto de vista religioso y ritual, no podía participar en la vida religiosa de Israel por haberse convertido en impuro al tocar a un leproso.

¿Por qué hizo Jesús algo semejante? Sin duda Jesús quería, por medio del contacto humano, transmitir a aquella persona su compasión y aceptación incondicional. Tal vez durante años y años aquel leproso había carecido de todo contacto humano. Nadie permitía su proximidad y mucho menos el contacto. Tocándole, Jesús estaba transmitiendo un mensaje de dignidad y valor como persona y estaba, sin duda, ministrando sus necesidades emocionales más allá de la mera sanidad física.

Haciendo esto Jesús demostraba que las necesidades de los seres humanos son más importantes que el cumplimiento y mantenimiento de la ortodoxia religiosa. Un ser humano es más importante que la ley, valía la pena convertirse en impuro, ceremonial y religiosamente hablando, si una persona podía ser ministrada. Posteriormente hay otro episodio en que Jesús se enfrenta a los fariseos, los representantes de la religiosidad más escrupulosa, debido al hecho que sus discípulos estaban recogiendo espigas en el día de reposo, algo que si bien la ley no lo prohibía, estaba condenado por las tradiciones de Israel. Nuevamente Jesús con su respuesta está indicando que los seres humanos y sus necesidades están por encima de las tradiciones religiosas elaboradas por otros seres humanos. El día de reposo está hecho a causa del hombre y no al revés.

El episodio final, la curación de un hombre que sufría de atrofia en una de sus manos, sigue la misma línea que los anteriores. Nada en la ley impedía que un ser humano pudiera ser sanado en el día de reposo. De nuevo eran las tradiciones religiosas elaboradas a lo largo de los años por los maestros de Israel las que veían con malos ojos la curación en sábado. Cumplir las tradiciones, las normas y las observancias creadas por los hombres, pero elevadas, a menudo, a categoría divina, eran más importantes que aliviar el sufrimiento de las personas.

Con su actuación, dejándose llevar más por la compasión ante las necesidades y el sufrimiento humano, que por la observancia y el cumplimiento de la ortodoxia religiosa Jesús está poniendo en evidencia cuáles son sus prioridades y, consecuentemente, cuáles deberían de ser las nuestras.

Aplicación en un mundo postmoderno

Todas las encuestas realizadas en los países de Europa occidental ponen de manifiesto que el hombre postmoderno es sensible a las cosas espirituales, sin embargo, también indican que esta sensibilidad espiritual va acompañada de un claro rechazo, que además va en aumento, a la religión institucionalizada.

Con razón o sin ella, nos corresponde a nosotros los cristianos analizar críticamente la razón de este rechazo y visión de la religión institucionalizada, los postmodernos ven a la iglesia institución como algo frío, distante, decadente y alejado de las auténticas necesidades de los seres humanos.

Jesús, con su ejemplo, nos desafía a desarrollar una gran compasión por las necesidades de las personas, por su dolor y su sufrimiento. Jesús nos desafía a dar prioridad al ser humano por delante de las normas, las tradiciones y los ritos religiosos. Jesús nos desafía a un compromiso con una humanidad que sufre, por encima del compromiso con una tradición religiosa.

Preguntas de interacción

  1. En la práctica ¿qué es más importante para ti, la religión o el ser humano? Justifica tu respuesta.
  2. ¿Qué podemos hacer para impedirlo?
  3. ¿Qué implicaciones ha de tener en tu vida práctica el desafío que Jesús plantea en estos pasajes?

Extracto del libro “Personajes Bíblicos en un Mundo Posmoderno”

Por Félix Ortíz



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ingresa tu email y recibe actualizaciones:

Enviado por FeedBurner