PALABRAS DE ADRIÁN INTRIERI

Hay determinadas necesidades básicas que todo adolescente necesita sentir satisfechas para poder crecer seguro, y esto debe suceder justamente en la primera etapa de su vida. Si estas necesidades no han sido satisfechas, sentirá que su crecimiento no es proporcional y asumirá una posición frustrada, y hasta, en algunos casos, podremos observar la aparición de conductas conflictivas o síntomas de que algo no está bien. Por el contrario, la satisfacción adecuada de cada una de estas necesidades le proveerá de herramientas para crecer sanamente.

Vamos a referirnos ahora a 5 necesidades básicas que deben ser satisfechas por los padres en las vidas de sus hijos:

1. NECESIDAD DE SENTIRSE AMADOS.

La primera necesidad, y la primordial, que debe ser satisfecha por los adultos, es la necesidad de los adolescentes de sentirse amados. Nota que cuando me refiero aquí a la necesidad del amor no estoy pensando en una expresión del amor romántico, sino que me refiero a ese afecto que involucra los sentimientos más importantes para la vida. Cuando me refiero a la satisfacción de la necesidad de amor, estoy pensando en ese amor que hace sentir a la persona como importante y valiosa, y que hace que sea escuchada, aceptada y reconocida. Un adolescente que tiene satisfecha en su vida la necesidad de sentirse amado, crecerá de manera efectiva y logrará construir una autoestima sana.

2. NECESIDAD DE CRECER.

La segunda necesidad primordial que debe ser satisfecha en el adolescente es la necesidad de crecer. Todos tenemos que saber que podemos desarrollarnos y alcanzar nuevas etapas en la vida. El problema hoy en día es que muchos adolescentes desean ser tratados como adultos, pero sin aceptar la responsabilidad que conlleva el ser adultos. También existen muchas historias de personas que no alcanzaron a crecer porque no se les permitió hacerlo, o porque no les fue necesario, o porque no les fue enseñado. Y si bien hay muchos adolescentes que actúan como si no desearan crecer, esto en realidad genera mucha angustia, y no es vivido como sano o esperable ni aun por el mismo adolescente.

3. NECESIDAD DE EMPATÍA.

La tercera de las necesidades primordiales que todo adolescente necesita que sea satisfecha es la necesidad de empatía. Empatía significa ponerse en el lugar del otro. O, como se dice popularmente, ponerse en los zapatos del otro. Al referirnos a la satisfacción de la necesidad primordial de empatía, estamos refiriéndonos a la necesidad que los adolescentes tienen de sentirse comprendidos. Cuando tenemos capacidad empática podemos comprender las necesidades de los demás, comprender su sufrimiento y sus preocupaciones, y ser compasivos. La palabra compasión significa compartir el pasar de alguien.

Se suele pedir en muchas oportunidades que seamos adultos empáticos. Esto significa que no impongamos pensamientos ni conductas desde nuestra propia opinión, sino comprendiendo y acompañando la realidad que viven diariamente los adolescentes.

4. NECESIDAD DE CONFIRMACIÓN.

La cuarta necesidad que tienen los adolescentes es la necesidad de confirmación. La palabra «confirmación» suena como una palabra muy religiosa, pero deseo aquí retirarle la connotación religiosa y que la pensemos como una necesidad primordial. Confirmar algo es volverle a dar firmeza. Esto está relacionado con que obtenga solvencia. Los adolescentes necesitan ser confirmados, es decir, sostenidos y acompañados en sus decisiones. La necesidad de confirmación es, en un sentido, la necesidad de tener adultos que sean tutores en sus vidas.

No se puede crecer sanamente de manera solitaria. Los adolescentes necesitan la opinión y el acompañamiento de otros, ya que esto los ayuda a generar confianza en sí mismos. Muchos de los conflictos que tienen los adolescentes esconden en sus raíces el hecho de haberse sentido abandonados o desvalidos, es decir, sin sostén. Por eso, cuando nos referimos de la necesidad primordial de confirmación, estamos pensando en ese tipo de sostén que produce seguridad para crecer sintiéndonos protegidos.

5. NECESIDAD DEL EJEMPLO.

La última de las necesidades primordiales es la necesidad de ejemplo. Esto es muy importante. Solo con ejemplos podemos crecer orientados, ya que todos necesitamos modelos que nos ayuden a saber por dónde seguir. Una de las carencias más notables de estos tiempos es la falta de personas que se conviertan en personas significativas para los adolescentes. Personas que sean modelos para sus vidas. Modelos que sean, sobre todo, ejemplos posibles de cómo es ser un adulto saludable en todo sentido. El ejemplo significativo de los adultos se convierte, entonces, en una meta, en un modelo a imitar, que orienta la vida del adolescente y le permite además sentir esperanza al ver que otro lo pudo lograr.

Extracto del libro “Manual de Consejería Para el Trabajo con Adolescentes”

Por autores varios.

Lee la continuación de este tema AQUÍ.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here