Los medias de comunicación proyectan mensajes distorsionados y engañosas.

  • Incentivan a la violencia: la exposición de los niños y adolescentes a la violencia en la TV. determina un comportamiento agresivo y violento en la sociedad.
  • Animan a la imitación: un estudio serio dice que una persona que mira televisión regularmente, ve 9.230 actos sexuales o algo parecido, durante el lapso de un año. De toda esa actividad sexual más del 80% es fuera del matrimonio. Esto significa que si el joven ve TV desde los 8 a los 18 años, ha visto 93.000 escenas de coitos, simulados o reales, y 72.900 de ellos han sido en relaciones extramatrimoniales.

La mente de nuestros jóvenes es bombardeada con la artillería pesada del sexo permanentemente. Se convierte así en un depósito de basura. Se les llena de imágenes podridas y distorsionadas de sexo ilícito y sin amor. Se les anima al sexo libre y ocasional, momentos de placer libres de valores y prejuicios.

Los agentes publicitarios invierten millones de pesos a fin de que los jóvenes relacionen sus productos con ciertas sensaciones y sentimien­tos. Las canciones más entonadas en las bocas de los adolescentes contienen letras sugestivas y las revistas muestran imágenes de mode­los con “super medidas” y casi desnudas en posiciones sensuales. To­do el mundo y de todas partes levantan la voz en cuello para decirles a los jóvenes: “háganlo”.

Un periodista entrevistó al jugador Palermo, después de un partido en el que su equipo había ganado, y le preguntó qué sentía cuando hacía un gol, a lo que el popular y tan preciado modelo para muchos jóvenes dijo: “es tan emocionante como un orgasmo”.

Cada viernes por la noche, radio “Rivadavia” de Buenos Aires transmite el partido adelantado de la jornada de fútbol del fin de semana. Al cie­rre de la transmisión, Walter Saavedra solía decir a los jóvenes que re­cién iniciaban la noche: “háganlo, pero cuídense”.

Todo contribuye a que el deseo sexual aumente, buscando la experi­mentación como cauce a ese mundo de sensaciones que terminan siendo incontenibles por la gran estimulación que reciben.

  • Estimulan al sexo casual: por ejemplo, las novelas muestran que el sexo fuera del matrimonio es lo más frecuente en la vida real, además de divertido y sin consecuencias negativas.

Marca con una cruz la afirmación que creas correcta:

  • Muchas de las canciones populares asocian el amor al sexo.
  • Los programas de televisión promueven las relaciones sexuales casuales, sin compromiso.
  • Todos lo hacen, ¡no seas raro!
  • El sexo casual es divertido y sin culpa.
  • Los programas de TV no promueven la violencia.
  • Las novelas y películas románticas enseñan que la pasión no debe esperar, que este es el momento o puede ser demasiado tarde.
  • Se utiliza el sexo para vender un producto.
  • Muchas de las novelas no se basan en la realidad.

Quizá te resulte muy común escuchar expresiones como éstas:

  • Si me amas, ¡demuéstramelo!
  • Es la emoción de toda una vida.
  • Todo el mundo lo hace. ¿Por qué quedarnos fuera?
  • Nos amamos y nos vamos a casar.
  • Necesitamos saber si somos compatibles sexualmente.
  • Con preservativo el sexo es seguro.

Extracto del libro “Cuidado! Llegaron los adolescentes”

Por los sexólogos cristianos José y Silvia Cinalli.


MAS INFO

Si deseas ver el siguiente devocional de la serie, haz click: TENTACION SEXUAL ¿COMO VENCERLA?

Síguenos en Instagram para las mejores imágenes y memes cristianos: @desafio.joven

Para más novedades síguenos en Facebook: DESAFIO JOVEN

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here