NO TENGO RESPUESTAS

Hay muchas situaciones en las que nos quedamos sin respuesta. Son casi como un reto que nos hace la vida. Para estas situaciones, nadie está realmente preparado, pero suceden. Por lo general, estos golpes rompen corazones, vidas y esperanzas, y si tu vida no está anclada en Dios, la tormenta de la prueba puede llegar a destruirte, porque hace salir a flote lo que realmente tenemos dentro. La mayoría de los jóvenes solo están preparados para el día de hoy, y no tienen fe en las cosas que no ven.

CASO 1: Hace no mucho tiempo, una chica me vino a contar que definitivamente, había perdido las ganas de vivir. La causa: su noviazgo se había terminado y pensaba que la vida no tenía sentido. Todo lo había construido alrededor de aquella relación. Al cabo de dos años, había perdido su grupo de amigas, porque solo le dedicaba tiempo a su novio. Ya no podía volver el tiempo atrás, y no sabía cómo enfrentarse a la situación.

CASO 2: Otra chica no salió de su habitación durante varios días, porque no soportaba el divorcio de sus padres. Ella me decía que nunca habría creído que aquello iba a suceder, y ahora no sabía cómo enfrentarlo. Nadie le había enseñado a enfrentarse a una situación así, y ahora había perdido su identidad. Su padre se había ido después de años de discusiones. Su madre lo había acusado de infidelidad, y lo peor es que él no lo había negado. La chica estaba destruida y sumergida en medio de esta plaga.

CASO 3: Una pareja de jóvenes estaba viviendo su mejor momento, no solo porque se habían casado, sino también porque ella estaba embarazada, y la relación entre ellos casi parecía algo tomado de una película de Hollywood. Él la cuidaba y atendía todo el tiempo durante su embarazo, y ella cuidaba cada detalle de su marido. Pero algo sucedió. Después de la primera ecografía, los médicos comenzaron a realizarle a ella todo tipo de exámenes, porque el bebé presentaba algunas anomalías en su desarrollo. Aquella terrible noticia, en lugar de unir a la pareja, la destruyó. Comenzaron los problemas, hasta el punto de culparse mutuamente por lo sucedido, como si alguien tuviera la responsabilidad de aquello. El joven comenzó una vida inmersa en el alcohol y la violencia, que mantiene hasta el día de hoy. La joven tuvo que criar a su bebé sumergida en una profunda depresión. Estas tres historias solo intentan mostrarte que nadie está exento de vivir una situación que no está preparado a enfrentar, ni de librarse de caer bajo la plaga de la depresión. Algunos de ellos eligieron recibir el amor de Dios, y conocerlo como el Dios de las situaciones difíciles, el que le brinda amor y consuelo a todo el que lo busca.

Una de las claves para salir adelante, fue enfrentar su situación sin retroceder ni esconderse en la depresión, como lo hizo David con Goliat. Dios te dé fuerzas para intentarlo una y otra vez. (Filipenses 4:13). Si tu vida no está anclada en Dios, la tormenta de la prueba puede llegar a destruirte, porque hace salir a flote lo que realmente tenemos dentro. Para muchos, la depresión no es más que una excusa para no enfrentarse a un problema…

Dios te llevará en sus brazos en los momentos difíciles de la vida, y no dejará que te caigas. No te pondrá en medio de ninguna prueba que no seas capaz de llevar. Su amor quiere enseñarte a mirar el mundo como él lo ve. No quiere que camines solo. Deja que otros te-ayuden, que sequen tus lágrimas, que levanten tus brazos y sean de inspiración para tu vida.

Hoy existe un ejército de jóvenes que están ansiosos por compartir contigo su vida y el amor de Jesús. Solo es cuestión de que te decidas hoy. Por eso te invito a tomarte un tiempo para escribirle esto a Dios en forma de plegaria. ¿Lo hacemos juntos?

«Señor, necesito tu ayuda. He comprendido que solo no podré salir de esta plaga. Estoy triste y necesito tu alegría; estoy deprimido y necesito tus fuerzas. He comprendido que solo tú puedes ayudarme a pasar por este valle de muerte.»

Te animo a firmar esta carta y compartirla con algún líder o con tu pastor, para que empiecen juntos este camino hacia la vida.

Te animo también a que descubras las 7 CLAVES SECRETAS para superar este problema. Dale CLICK AQUÍ.

Extracto del libro Las 10 Plagas de la Cibergeneración

Por Ale Gómez

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here