Las siguientes son algunas personas que hicieron que sus vidas contaran para algo. ¡Estos sí que fueron rebeldes con causa!

1. ROSA PARKS

No hace mucho falleció una mujer que es un símbolo de la lucha contra la segregación de la gente de raza negra en los Estados Unidos. Su nombre era Rosa Parks. Recuerdo que, cuando murió, mi papá me comentó del episodio con los ojos llorosos. Es que esta mujer inspiró a varias generaciones. Tenía 42 años cuando volvía de su trabajo como costurera en Montgomery, Alabama, en diciembre de 1955, y tomó una decisión que cambió la historia. Parks se negó a ceder su asiento en un autobús que daba preferencia a los blancos. Su arresto desató un boicot al transporte público que duró 381 días, durante el cual cientos de trabajadores negros fueron despedidos y muchos arrestados. También llevó a la creación de la Asociación por el Desarrollo de Montgomery, Alabama, grupo que eligió como uno de sus portavoces a un joven pastor de la iglesia bautista, poco conocido hasta entonces. Su nombre era Martin Luther King. Al tomar esa decisión en aquel episodio, Rosa Parks hizo que su tiempo y su vida tuvieran peso en la lucha contra el racismo, que en su época todavía estaba instalado en la política social de los Estados Unidos.

2. DIETRICH BONHOEFFER

En la Alemania nazi de Hitler, los judíos que vivían en Alemania o en los países que habían sido invadidos por Hitler eran perseguidos y llevados a campos de concentración por el solo hecho de ser judíos. ¿Y que decían los cristianos de Alemania al respecto? Cantaban himnos y usaban corbata… Excepto Dietrich Bonhoeffer. Este joven que había estudiado teología y había fundado iglesias estaba convencido de que la resistencia sólo podía tener éxito si lograba ganar para su causa a algún alto oficial del ejército. Por la mediación de su cuñado Hans von Dohnanyi, que trabajaba como informante político en el departamento de ‘Países Extranjeros/Defensa’ del Alto Mando del Ejército del Tercer Reich, Bonhoeffer llegó a formar parte de ese departamento en calidad de colaborador civil. Toda una movida de espionaje realizada por un cristiano que quería que su tiempo contara para algo en la lucha por una causa justa. Pero en 1944, luego de haber interceptado ciertos comunicados, la Gestapo (servicio secreto de Hitler) atrapó a Bonhoeffer y lo puso en la prisión. Allí lo torturaron para que dejara de luchar por los derechos de los judíos, pero desde la prisión siguió escribiendo a sus colaboradores y animándolos en la causa, confirmándoles que creía que era una misión normal que cualquier cristiano debería haber estado haciendo en nombre de Jesús. Estando preso escribió sobre ética y sobre lo que el cristianismo verdaderamente significa como agente de cambio. Dietrich fue un hacedor de historia. Murió en 1945, a manos de sus verdugos. Murió por lo que creía. No desperdició su tiempo: lo consagró a luchar por lo que creía que Dios lo había llamado a hacer.

3. C. S. LEWIS

Quizás hayas visto la película reciente o hayas leído los libros. C. S. Lewis fue el autor de Las Crónicas de Namia, pero también fue el autor de Los cuatro amores, Cartas del diablo a su sobrino, El problema del dolor, Cristianismo… ¡y nada más! La Trilogía de Ransom, por nombrar algunos de sus libros. La obra de C. S. Lewis fue inteligente y diversa. Su fertilidad creativa lo llevó a mezclar estilos tan dispares como los cuentos de ficción y la poesía. En todos ellos, sin embargo, se encuentra ese sello personalísimo de su autor: su frescura, su bondad, su astucia y sensibilidad. Pero, más allá de su genialidad literaria, en lo que verdaderamente puso todo su empeño fue en la difusión de la fe cristiana. Ahí se destacó como el defensor del cristianismo en los estratos intelectuales más importantes del siglo pasado en Europa.

Hace poco un joven en la ciudad de México al que le gustan muchos los libros, me dijo: ‘Sueño con escribir novelas de ciencia ficción cristianas. Eso sería algo nuevo… lo único que hay es Dejados atrás.’ Me reí y le respondí: ‘Deberías saber quién es C. S. Lewis.’ En sus obras salen a la luz las siguientes ideas: la existencia de un Dios personal, la centralidad de Cristo en la creación, la historia de la salvación del hombre. Aun con ese contenido de fe, sus escritos han llegado hasta las mentes no cristianas más ilustradas. Cuando no era común que los evangélicos se codearan con los cerebros brillantes de su época, Lewis lograba que sus libros volaran de las estanterías de las bibliotecas y las universidades de letras del mundo. No tuvo sólo un par de éxitos en el mercado cristiano. Más bien, sus obras son respetadas por los más brillantes escritores contemporáneos de cualquier religión. Lewis usó su tiempo para marcar una diferencia en la literatura y pasó horas leyendo y escribiendo

4. RAQUEL MAIROTA

Raquel Mairota es una dulce mujer de apenas 71 años de edad, que nació con acondroplasia (falta de desarrollo de los cartílagos de crecimiento de los huesos largos, lo cual ocasiona una forma de enanismo). Mide un metro y veinte centímetros. Raquel tiene el ministerio de sembrar la Palabra de Dios. Su infancia fue muy dura, y su padre, que tenía problemas mentales, transformaba la casa en un infierno. Raquel fue réchazada en varios colegios por problema de estatura, y la discriminación que recibía la llevó a pensar en el suicidio. Fue entonces cuando una joven, hija de un pastor, la invitó a su iglesia. Allí encontró Raquel el amor y la aceptación de Jesús, y además los hermanos y las hermanas en la iglesia le demostraban mucho cariño y comprensión. A partir de su conversión, Raquelita, como todos la llaman, se transformó en un instrumento de bendición. Fue misionera en Alvear y luego en Bahía Blanca, ambos en la provincia de Buenos Aires, donde trabajó con personas muy humildes y necesitadas. Fue como misionera a Curuzú Cuatiá, un lugar de temperaturas muy altas en la provincia de Corrientes, donde permaneció por dieciséis años. Raquel pensaba que tenía poco para ofrecerle a Dios, pero comprobó que Dios toma lo que uno le da, aunque parezca poco, y lo multiplica. Estudió teología, y hoy es pastora. Continúa evangelizando y sirviendo a los niños en el barrio de Belgrano en Buenos Aires. Raquel Mairota es un ejemplo de vida, y muchas personas han tenido la bendición de ser guiadas a conocer el camino de Dios por medio de esta maravillosa persona.

5. GWENDOLYN SHEPHERD

Gwendolyn Shepherd estudió medicina y en esos años inició encuentros entre estudiantes para leer la Biblia y compartir el mensaje de Jesucristo. Más tarde estos grupos dieron origen a lo que hoy es la Asociación Bíblica Universitaria Argentina. En 1956 se desató la más severa epidemia de parálisis infantil que jamás se había registrado en Argentina. Como triste legado, dejó más de 6.800 niños y jóvenes lisiados, decenas de ellos con secuelas gravísimas en el aparato respiratorio, condenados a vivir en pulmotor por el resto de la vida. ‘Dios amaba a esos niños y ya tenía una respuesta para su necesidad,’ escribe la doctora Gwendolyn Shepherd. ‘Descubrí que él era quien me había formado a lo largo de los años para ser, en ese momento de crisis, un instrumento en sus manos.’

Con un espíritu de servicio incansable, la doctora Shepherd impulsó la creación del Centro de Rehabilitación María Ferrer, en Buenos Aires. Allí trasladaron a los niños, respirándolos con aparatos manuales, desde las salas de poliomielitis del hospital hasta el nuevo instituto especialmente equipado. Luego Gewndolyn movilizó la creación de un Hogar Respiratorio. Hoy vitra (Vivienda y Trabajo para el Lisiado Grave) continúa dando cuidados, vivienda y trabajo no sólo a aquellas personas alcanzadas por la epidemia de 1956 sino a muchos otros niños y jóvenes afectados por dificultades respiratorias graves. Por su tenacidad frente a todo tipo de obstáculos, y porque puso sus talentos en las manos de Dios, Gwendolyn comprobó que los sueños que él le dio en medio de la epidemia se proyectaban hacia adelante.

TERMINAR BIEN

El 30 de octubre del 2003 la iglesia perdió a uno de los líderes más influyentes de los últimos 50 años. Más allá de que reconozcas su nombre o no, casi no hay manera de estar en el liderazgo juvenil sin conocer las ideas que fueron originadas por el ministerio de Mike Yaconelli.

Mike fue el padre del ministerio juvenil profesional en los Estados Unidos y el motor de una cantidad de cosas que ahora nos estamos esforzando por hacer en Hispanoamérica. En la década de 1970 fundó ‘Youth Specialties’ (Especialidades Juveniles), una organización dedicada exclusivamente a proveer materiales y entrenamiento a los líderes juveniles. Hoy más de cien mil pastores y líderes juveniles participan de los más de 120 eventos de capacitación que Especialidades Juveniles realiza por año alrededor del mundo y se benefician con unos 400 productos que son parte del catálogo de materiales ofrecidos en inglés y español. Las páginas del ministerio en Internet reciben más de 15 millones de visitas por mes y los números siguen en aumento a paso agigantado. Pero Mike no era cuestión de números. Era un hombre auténtico como pocos, con una pasión muy evidente por Jesús, por la iglesia y en especial por el ministerio juvenil. En los servicios memoriales que se celebraron en California, las palabras más recurrentes respecto a Mike fueron: audaz, creativo, auténtico. Sus amigos, sus compañeros de ministerio y sobre todo su familia dieron testimonio de cómo este hombre había usado su vida sabiamente. Si bien todos estábamos tristes en esos días, nos quedaba claro que Mike había terminado bien.

¡Qué importante es eso! Muchos comienzan bien pero no terminan igual. Muchos tienen talentos y oportunidades grandiosas pero las desaprovechan porque usan mal su tiempo. Cuando su vida termina, en lugar de expresiones emocionadas acerca de lo que sí hicieron sólo reciben reproches por lo que no hicieron. Tu tiempo es valioso. No dejes para después lo que puedes hacer ya mismo.

Extracto del libro Rebeldes Con Causa

Por Lucas Leys

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here