¿En verdad hay personas que desean sufrir? A veces sí. Tal vez piensen:

1. “Si sufro, obtendré compasión”. Tal vez, pero la compasión de los demás dura poco. ¡Entonces se cansan de tu mala cara y sienten ganas de golpearla!

2. “Si sufro, llamaré la atención de todos. Todos me verán luchar”. Hay una gran diferencia entre llamar la atención y obtener amor. Es mejor dejar las telenovelas para la televisión.

3. “Si sufro lo suficiente, dios se cansará de ver mi dolor, ¡entonces Intervendrá y arreglará mi vida!”. ¡Le recomiendo que espere sentado!

LAS ENFERMEDADES

Algunas personas controlan a todos a su alrededor enfermándose. ¿Por qué hacer tal cosa? Imaginemos que tus amigos y tu familia normalmente te ignoran. Entonces te enfermas y súbitamente todos están llevando comida, medicinas, videos, flores y chocolates a tu cama. ¡De repente toda la familia es considerada contigo! No tienes que ayudar en la casa. Llegas a extrañar la escuela. Entonces te alivias y de repente las cosas cambian a: «¡Frank, levántate y arregla tu cuarto!» Estar enfermo parece muy bueno, ¿no?

Pero dirás: «¿Puede uno decidir estar enfermo?». Bueno, por lo menos puedes exagerar. O fingir que estás enfermo. Además, cuando te sientes triste tu sistema inmunológico se debilita, así que te enfermas más seguido.

También notarás que las personas que se sienten ignoradas, no amadas o desvalidas se enferman más seguido. Esta parece ser la manera en que controlan a los demás y se salen con la suya. Aunque enfermarse es una manera de controlar a las personas, hay mejores formas de obtener lo que quieres.

SI ODIAS A TUS PAPÁS

Odiar a la gente es una mala idea, y eso incluye odiar a tus papás. Odiar requiere mucha energía, y también existen trampas. Algunas veces decidimos fracasar simplemente para castigar a nuestros padres… Si odias a tus papás obviamente querrás demostrar que están equivocados siempre que puedas. Y la mejor manera de probar que están equivocados es demostrándoles que son malos padres. Y la manera de probar que son malos padres es arruinando tu vida, ¡fracasando siempre que puedes! Entonces arruinas tu futuro sólo para demostrarles que fueron malos padres. Es una estrategia tonta, pero la gente la pone en práctica, consciente o inconscientemente. Hay mejores maneras de llamar la atención o de obtener lo que quieres.

UNO ENCUENTRA LO QUE BUSCA

Si confeccionas una lista de todas las cosas que te molestan, ¡encontrarás miles! Tal vez no te gusta tu nariz o tus dientes, o tal vez no te gusta tu trasero. Posiblemente tus padres no te comprenden, tu mejor amigo habla demasiado, tu recámara es muy pequeña, nunca tienes suficiente dinero y tu novia tiene mal aliento. Conforme la lista se haga más larga te sentirás más deprimido. Si agregaras diariamente algo a esta lista, ¡podrías mantenerte deprimido el resto de tu vida!

Si elaboras una lista de todas las cosas positivas de tu vida, ¡también puedes encontrar miles! Tal vez puedas decir: «Soy bastante saludable, tengo dos buenos oídos, buenos ojos, ropa que ponerme, estoy recibiendo educación, tengo alimentación, tengo una cama donde dormir, tengo amigos, buenos libros para leer, una computadora, una bicicleta, esta es una época emocionante de la historia para vivir…». Si leyeras esta lista y le agregaras algo cada día, ¡podrías mantenerte feliz por el resto de tu vida!

Tu felicidad no tiene que ver con los «hechos», tiene que ver con lo que tú decides buscar. Por supuesto, hay personas que dicen: «El pensamiento positivo no funciona». ¡Pero adivina algo! Normalmente se trata de personas infelices. ¿Por qué tomarlos en cuenta?

En pocas palabras: Busca motivos para estar feliz y los encontrarás. Busca motivos para estar triste y los encontrarás. Uno encuentra lo que busca.

ALTO Y BAJO

Las cosas no tienen que ser siempre «buenas» o «malas». ¿Por qué no verlas simplemente como distintas? Hablemos de tu estatura, por ejemplo.

A. Cosas buenas de ser alto:

  • La gente se fija en ti.
  • Tienes una gran ventaja en baloncesto y volibol.
  • Todas las supermodelos son altas.
  • Tienes una mejor vista en el cine y en los conciertos.
  • ¡Puedes alcanzar cosas en armarios elevados!

B. Cosas buenas de ser bajo:

  • Es más cómodo viajar en autobuses y aviones.
  • La ropa y los zapatos ocupan menos espacio en tu maleta.
  • Tus pies no se salen de la cama.
  • Cosas buenas de tener una altura media:
  • Es fácil conseguir zapatos y ropa que te quede.
  • Tienes una mayor variedad de ropa para escoger.
  • Es más cómodo manejar un auto.
  • Tu cabeza siempre está en la posición perfecta.

Uno no tiene que ser mejor que el otro. Simplemente son diferentes. Y esto es cierto en la mayoría de las cosas, ya sea con respecto a la familia, al lugar en que vivimos, la manera en que nos vemos o nuestras experiencias en la vida. No pienses en «bueno o malo». Piensa en «diferente».

En pocas palabras: ¡Tu actitud es más importante que los hechos!

Extracto del libro Sé Un Adolescente Feliz

Por Andrew Matthews

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here