DE NIÑA A MUJER

Por lo general, las chicas crecen antes que los varones. A los 10 u 11 años son mucho más altas que los varones de su misma edad, parece que han crecido de golpe. Pero más allá del “estirón”, hay un cambio muy notable en la forma del cuerpo, que es el crecimiento de los pechos.

Cuando los pechos comienzan a crecer, parecen como la parte final de un cucurucho, o el pico de una montaña observada a la distancia. No hay dis­tinción entre el pezón y el resto de la mama. No tengas miedo, es normal. La forma definitiva de la mama se adquiere al final del desarrollo puberal.

Por otra parte, puede ocurrir que un pecho te crezca más rápido que el otro. No te horrorices, suele pasarles a muchas chicas. Sin embargo, en casi todos los casos, eso se corrige con el crecimiento. ¡No debe ser moti­vo de horror o angustia! Sí de control, pero no te pongas a pensar en bar­baridades como que será la noticia del diario y la televisión: “la mujer con una sola teta”.

¿Cuál es la función de los pechos? ¿Para qué sirven?

La función esencial es dar de mamar a los hijos. Sin embargo, las mamas, y especialmente los pezones, forman parte de los órganos sexuales por­que estimulan tanto al varón (por la visualización) como a la mujer (porque otorgan placer por la gran cantidad de terminaciones nerviosas, y por en­de, la gran sensibilidad). Los pezones cuando son estimulados se erectan, es decir, se ponen duros y muy sensibles.

Las mamas pueden ser de muy diversas formas y tamaños. Las hay grandes y pequeñas, en forma de melón o de pera, con pe­zón grueso o apenas una tetilla. Pero todo esto no tiene demasiada importan­cia, ¡tienes que sentirte contenta con ellas!

¡Basta con los complejos!

El complejo de casi toda mujer es el tamaño de sus pechos; demasiado pequeños, demasiado grandes. Se suele asociar el tamaño con la capaci­dad amatoria o de placer; ambas ideas erradas. Porque las mamas, en casi todas las mujeres, son del mismo tamaño, con cantidad similar de terminaciones nerviosas que proporcionan similar sensibilidad; sólo varía de una a otra, la cantidad de grasa que se acumula en ellas.

El tamaño de los pechos no se relaciona con el placer, ni con la cali­dad de amante o la capacidad para amamantar a los futuros hijos.

¿Qué otros cambios ocurren en el cuerpo?

Se ensanchan las caderas y los muslos. Al igual que los varones, las chi­cas desarrollan vellos alrededor de los genitales y debajo de los brazos. No les crece vello en los hombros, espalda y pecho, pero sí en las piernas y en los brazos.

La vulva aumenta de tamaño y llega a ser muy sensible a los estímulos, igual que los pechos. Los geni­tales internos también experi­mentan cambios: en los ova­rios comienzan a madurar los óvulos, que contienen la mitad de la información de un bebé.

Ese huevo u óvulo tiene que viajar a través de las trompas de Falopio hasta el útero o matriz, que tiene una forma triangular, y será la habitación tranquila y segura para el bebé que se desarrollará durante un embarazo. Cuando llegue el momento de nacer, se abrirá el cuello del útero y saldrá el bebé por la vagina.

Entre los 13 y 14 años apare­ce la primera menstruación, llamada menarca. Es el momento en que “te haces señorita” y tu cuerpo anuncia que estás en condiciones de quedar embarazada al mantener relaciones sexuales. Las primeras menstruacio­nes pueden ser irregulares y posiblemente llegues a deprimirte porque te sientas sucia o te produzca repulsión. Pero aunque es incómodo, la llega­da de la primera menstruación indica que estás en estado de experimentar el milagro de gestar una nueva vida.

¿Qué es el ciclo menstrual?

Es la repetición de un ciclo o período mensual, que ocurre desde la puber­tad hasta la menopausia (desde los 11 0 12 años hasta alrededor de los 50) y que implica la capacidad para concebir una nueva vida.

Sin embargo, los días fértiles para la mujer (en los cuales puede quedar embarazada), son uno, a lo sumo dos, y coinciden con el día de la salida del óvulo a partir del ovario. La ovulación en las mujeres no puede conocerse por signos exteriores y visibles, por ello se dice que es silenciosa. Ocurre a mitad del ciclo menstrual, o sea, alrededor del día 14 para un ciclo de 28 días. Todo el ciclo está regulado por hormonas y coincide el máximo nivel en sangre con el tiempo de la ovulación y el descenso con la menstruación.

¿Qué es la menstruación?

Es el pérdida de sangre que ocurre cada mes y dura de 3 a 7 días, depen­diendo de cada mujer; es el único caso en la naturaleza en el que la pérdida de sangre no significa daño.

El 30 o 40% de las mujeres experimentan algunos días antes de la mens­truación una sensación de hinchazón, dolor y mayor sensibilidad en las mamas o en la parte baja del vientre.

Estos síntomas desaparecen o son muy leves en muchas mujeres, sim­plemente con un cambio en la dieta, que consiste básicamente en dismi­nuir todo lo posible la cantidad de grasas en la alimentación. Una dieta saludable, con alimentos hervidos en lugar de fritos, quitando la manteca, la margarina y otros aceites, es una salida natural con resultados excelen­tes para este mal.

(CONTINÚA UN POCO MÁS. DALE CLICK ABAJO EN PÁGINAS.)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here