Más vellos

Comienzan a crecer los pelitos, llamados vellos; especialmente debajo de los brazos, en la cara, el pecho y, hacia los 13 o 14 años, aparecerán los pri­meros vellos púbicos (peli­tos alrededor del pene y de los testículos). En muchos varones crecen hacia arri­ba llegando hasta el ombli­go. No te sorprendas si aparecen pelos en los bra­zos y piernas, estos serán largos y gruesos. Hay varones que también tie­nen vellos en la espalda, el pecho y en la cara interna de los muslos. Mu­chos chicos se preocupan por el color y la cantidad de vello púbico. No hay ningún parámetro que establezca cuál es la cantidad exacta de vello que hay que tener, y en cuanto al color, puede que sea totalmente distinto al de tu cabello, pero eso carece de importancia.

¿A qué edad podré afeitarme?

El vello en la cara es uno de los últimos en aparecer (alrededor de los 16 o 17 años de edad).

Primero aparecerán los bigotes y algunos pelos aislados en el mentón y las patillas. Al principio son finos y no muy tupidos. A medida que te los afei­tes, crecerán con mayor rapidez y más fuertes. Pero no te sorprendas si eso ocurre ya pasados los 20 años. Hay hombres cuya barba llega a po­nerse gruesa, recién a los 30.

Muchos chicos, deseosos de ser grandes, comienzan a afeitarse. ¡Recuerda!, los primeros vellos que aparezcan en tu cara no te serán atractivos y, probablemente, quieras cortarlos de inmediato, lo importante es que no te genere complejos.

¿Cómo pueda afeitarme?

Asegúrate de usar una máquina de afeitar nueva y descartable. Es reco­mendable que utilices alguna para “pieles sensibles”. Aféitate con mucho cuidado, posiblemente las primeras veces que lo intentes estés un poco nervioso y, si le sumamos la falta de experiencia, podría conducirte a pe­queños cortes u heridas con un poco de sangrado. No te preocupes, todos alguna vez nos hemos cortado la cara, incluso tu papá. Después de afeitar­lo puedes colocarte una colonia suave, eso evitará posibles infecciones.

¡A CRECER SE HA DICHO!

Las mujeres suelen crecer en estatura antes que los varones. Por eso, no te sorprendas si ves a niños de 9 o 10 años, más enanitos que sus compañeras. Esto es perfectamente normal. Dios ha diseñado que este crecimiento llamado “estirón” ocurra en las niñas antes que en los varones. El “esti­rón” en los varones empieza hacia los 13 o 14 años. Comienzan a desarrollarse los brazos, las piernas y en especial los pies, de manera muy rápida. Junto con la estatura, el varón se vuelve más fuerte y muscu­loso, se ensanchan el pecho y los hombros y los brazos se vuelven más voluminosos. Todos estos cambios son tan rápidos que pueden hacerte sentir torpe, ya que no puedes medir bien tus fuerzas y hasta llegarás a romper algunas cosas sin quererlo. Ah, casi lo olvidamos, queremos hablarte de las tetillas. Ojo, probablemente no te entusiasme mucho, pero quizás cuando te veas al espejo notes que se hincharon un poquito. No te preocupes, es perfectamente normal, dura muy poco tiempo. No hará falta que compres corpiño. Es la consecuencia de que la hormona masculina, llamada testosterona, está trabajando para que llegues a ser adulto.

¡CON LOS GRANITOS NO!

El comienzo de la pubertad fue motivo de alegría para ti, ¿verdad? Empe­zaste a notar que dejabas de ser un niño y te convertías en un adulto. Te sentiste un poco más atractivo al verte fuerte y musculoso. Sin embargo, hay algo que no aceptarás de esta etapa: los granitos. Seguramente ya tienes algunos en tu cara, y quizás estés tan obsesionado con ellos que no quieras presentarte delante de una chica. Pero tranquilo, todos los chicos de tu edad también pasan por esto.

¿Por qué salen los granitos?

Porque esa hormona de la que te hablamos anterior­mente está trabajando in­tensamente en tus glándu­las sebáceas, produciendo grasa en cantidades exce­sivas. La producción de grasa es importante para que tu piel se mantenga sana y tensa evitando que se reseque. Sin embargo, en esta etapa de tu vida, por desgracia, estas glán­dulas producen mucha más grasa de la necesaria. Si un poro de tu piel se tapa, esa grasa acumulada for­ma los famosos “puntos negros”, con los que no te sentirás nada orgulloso de tenerlos.

Entonces, la mejor manera de no tener granitos, es evitar que los poros de tu cara se tapen con tierra o basura. De modo que, teniendo sumo cuidado en lavarte bien la cara varias veces al día, con abundante jabón, será sufi­ciente. Además permítenos darte algunas sugerencias:

  • Controla tu alimentación. No comas dulces, caramelos, helados o ga­seosas en exceso.
  • Utiliza una toalla bien limpia para secar tu cara después de lavarla. Lávate varias veces al día.

Si tus granitos no desaparecen, consulta un médico. El acné severo es tratable.

¿Se pueden reventar esos granitos?

No lo hagas. Muchos jóvenes se sienten tentados a hacerlo, pero podría  dejarte cicatrices definitivas. Si aún persistes en hacerlo, asegúrate de que tus manos estén totalmente limpias.

¿Qué está pasando con mi voz?

Durante esta etapa todo tu cuerpo sufre cambios, incluso tu voz. Esto se debe a que las cuerdas vocales se alargan y engrasan, la laringe se desarrolla y aparece la nuez de Adán, que es ese bultito tan visible en el cuello de los hombres y que falta en las mujeres. Como consecuencia de todos estos cambios, tu voz se vuelve más grave a veces y otras más chillona.  Esto no sería ningún problema si pudieras predecir cuándo tu voz va a cambiar y evitarías hacer el ridículo. Nunca sabrás qué voz va a salir de tu boca y suele ocurrir que en los momentos más inoportunos, tu voz te hace quedar mal.

Extracto del libro “Cuidado! Llegaron los adolescentes”

Por los sexólogos cristianos José y Silvia Cinalli.


MAS INFO

Lee el siguiente devocional de la serie: ERECCIÓN Y EYACULACIÓN

Síguenos en Instagram para las mejores imágenes y memes cristianos: @desafio.joven

Para más novedades síguenos en Facebook: DESAFIO JOVEN

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here