5º CLAVE SECRETA: ROMPE LAS CADENAS DEL SILENCIO.

Un lugar muy oscuro y lejano, dentro de tu propia alma. Cargado con el peso de tu culpa y sin encontrar la salida de ese infierno. Atrapado en una cárcel de máxima seguridad, donde has permitido que el mismo diablo te convenciera de que en esta vida te va a ser imposible ver la luz de la libertad. Ese horrible lugar a veces te hace sentir seguro. Casi sin comprenderlo, decidiste ser prisionero; sí, prisionero y esclavo del villano que impide la libertad de miles de jóvenes, y a ti te mantiene encadenado a tu pasado. Su nombre es el silencio. Parece inofensivo, pero no lo es. Su veneno penetra desde tus sentimientos hasta lo más profundo de tu espíritu, y llega a convertir tu corazón en una piedra que va a ser casi imposible de penetrar. Dice la Biblia que «somos cartas abiertas». Este es el secreto para romper la maldición del silencio: dejar que Dios en primer lugar, y después los demás, puedan leer lo que hay en tu corazón.

Una canción muy famosa dice que «hay que sacarlo todo afuera, como la primavera». De eso se trata: de tomar la decisión de ser completamente libre. De descansar en el conocimiento de que Dios y tus líderes te van a poder ayudar, comprender y encaminar durante este tramo del proceso con la confianza del que es un vencedor de plagas. ¡Ya estás listo! Es el momento de romper las cadenas del silencio. Es la hora de mirar el inmenso propósito que Dios tiene para tu vida. No dejes que la plaga del silencio te engañe una vez más. Solo estás en una cueva de frustración y Dios te llama a entrar en su presencia (1 Reyes 19:11-12).

Corre hacia la salida y decídete a abrir tu corazón ahora mismo. Este es el momento… ¡No lo dudes! Si David hubiera podido hablar con su amigo Jonatán cuando cayó con Betsabé, todo habría sido diferente para él. Su reinado habría sido recordado como íntegro y puro. En cambio, su orgullo mató al hijo de esta relación y alimentó la traición de Absalón, otro de sus hijos. Mírate al espejo por un minuto y

6º CLAVE SECRETA: ÚNETE A LOS SEGUIDORES DE DIOS.

Año tras año, miles de jóvenes de todo el mundo se unen al grupo más maravilloso de seguidores: los discípulos de Jesucristo. Sus miembros no son perfectos, pero intentan mejorar cada día. Acercarse más a Jesús es el objetivo de sus vidas; quieren experimentar la transformación de su amor en carne propia. Tienen miedo, pero siguen avanzando. Se equivocan, pero luchan por cumplir el propósito de Dios en sus vidas. Dios llama a esos seguidores suyos «real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido». ¡Son los encargados de llevar el mensaje más maravilloso de todos los tiempos!

¿Quieres entrar a formar parte de su grupo de seguidores? Quiero abrirte mi corazón: si aún crees que vas a poder «solo», ¡por favor, cierra este libro en este mismo instante! Necesitas de un grupo de amigos para desarrollar tu vida, y compartir tus derrotas y tus victorias. Además, podrás conocer cómo están peleando otros «la buena batalla» contigo. Te va a parecer increíble el parecido entre lo que les sucede a ellos y lo que te sucede a ti. En poco tiempo comprenderás que eso que te sucede a ti, les está sucediendo a miles de jóvenes, y que otros miles ya han sido librados de cada una de estas plagas por el poder y amor de Dios. Te encontrarás en medio de un grupo de jóvenes con los cuales conocerás a la persona más increíble del mundo: ¡JESÚS!

«Yo estoy a la puerta y llamo…»

P.D.: ¡Bienvenido al club!

7º CLAVE SECRETA: SUPERHÉROES.

La vida se vive mucho mejor si se comparte con alguien. ¿Qué hubiera sido de la vida del gran rey David, si no hubiera ido Jonatán a avisarle que su padre Saúl lo quería matar? Solo habría sido un simple pastor de ovejas que había derrotado a un gigante. ¿Como habría llevado Moisés un mensaje claro y potente sin la ayuda de Aarón? ¿Quién habría llevado al pueblo a la tierra prometida sin la ayuda de Josué? No me cabe duda alguna, el éxito de tu transformación dependerá de cuánto estés dispuesto a ser discipulado y acompañado por otra persona con la cual compartirlo todo.

La clave de la liberación de una «plaga» siempre está en que le abras tu corazón a una persona «de carne y hueso». ¿Cómo vas a pretender abrirle tu corazón a un Dios que no ves, si no lo puedes hacer con alguien a quien estás viendo? Tú dirás que es más fácil. Y es verdad… pero si haces la prueba, te darás cuenta de que es mucho más efectivo y rápido tener un líder con quien compartir nuestra vida. El Eclesiastés dice: «Más valen dos que uno, porque obtienen más fruto de su esfuerzo» (4:9). La Biblia nos enseña a caminar por pares como norma, para llevar una vida santa consagrada a él y no caer en la trampa de la soledad. Los discípulos iban de dos en dos, no por capricho, sino para sostenerse uno a otro. Jesús fue el único que anduvo solo. Si crees que tú eres el segundo Jesús, ¡adelante! Pero si eres humano como yo, no tienes otra salida.

Estás a punto de comenzar la aventura más hermosa de la vida. Recuerda: somos como cartas abiertas. Es la aventura de compartir «tu carta» con alguien que sea tu líder para toda la vida. Serás compañero de batallas, con victorias y derrotas, de alguien a quien elijas para que sea testigo de la liberación total en tu vida de la «plaga» que te ha mantenido esclavo durante tantos años de tu vida. Ahora vas a dar los primeros pasos de una vida que lo entregará todo para cumplir la misión que Dios pondrá en tus manos. Dedícate a rescatar a miles de jóvenes y adolescentes que te necesitan como testimonio de una vida cambiada por Jesucristo y transformada por su amor.

En uno de los momentos difíciles de mi ministerio, una chica me envió esta carta, que para mí es un aliento de Dios. Cada vez que me desanimo, vuelvo a leerla, porque creo que Dios usa jóvenes como ella para hablarnos al corazón. Te dejo este regalo de parte de Dios, que te alentará a seguir adelante tomado de su mano:

“Alejandro: A lo largo de este año has recibido grandes bendiciones, pero también ha sido un año de grandes desafíos para tu vida, con sueños de Dios que al principio parecían imposibles, depositados en tu corazón. Hoy son una realidad; todavía hay mucho por hacer, pero no te desanimes por aquellas cosas que han quedado inconclusas, porque Dios en su tiempo te dará la oportunidad de volver a intentarlas. Como soldado del ejército de Dios, siempre tendrás una batalla que pelear, y al final de cada batalla —ganada o perdida— Dios te esperará para darle nuevas fuerzas a tu espíritu. Así te podrás enfrentar a la siguiente.

Cuando el camino se haga cuesta arriba, no lo dejes.

Cuando las cosas vayan mal, como a veces sucede, no lo eches todo a rodar.

Cuando no consigas resultados y se sumen los problemas, no te rindas.

Cuando quieras sonreír y solo puedas suspirar, no te caigas.

Cuando la suerte te sea adversa y no encuentres fuerzas para seguir, no renuncies.

Cuando no encuentres compañeros de lucha, no te apartes.

No lo dejes, no lo abandones, no te rindas, no renuncies… Recuerda que es Dios quien hace la obra”.

Esta chica es cuadripléjica y tiene 30 años. Cada vez que la encuentro, tiene una sonrisa en los labios. ¿Será porque ha llegado a entender el secreto de la vida? Compartir es parte de la fórmula para lograr ese éxito.

Extracto del libro Las 10 Plagas de la Cibergeneración.

Por Ale Gómez.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí