Si alguien en tu grupo tiene la habilidad de actuar, este monó­logo corto es muy bueno y apropiado para realizarlo durante la época de Navidad. Debe ser memorizado y requiere solo de algunos accesorios. Utiliza tu propia imaginación para cambiar o agregar frases que creas que mejorarán el Impacto de esta obra. Puede ser seguida de una charla sobre cómo a menudo somos como a la esposa del dueño de la posada, perdiéndo­nos algunas oportunidades de servir a Cristo. (Por Mary Kent)

(Aparece una mujer con ropa de casa y un delantal, murmurando mientras limpia).

¡Estoy tan cansada de toda esta limpieza! ¡Pareciera que es lo único que hago! (suena el teléfono). Nunca terminaré si este teléfono no deja de sonar (contesta el teléfono). Buenos días, Posada de Belén, ¿en qué puedo ayudarlo? ¡Ah! Hola Mabel… terrible… ¡simplemente terrible! ¡Apenas pude dormir anoche!… ¿Por qué?… ¿Cómo? ¿No has oído?… Bueno, ya sabes que el César ha hecho esta enmienda sobre los impuestos… ¡No entiendo a este gobierno, es un desastre!… Correcto… Debido a todo eso mucha gente ha estado viajando… ¡estamos repletos! ¡Deberías ver el estacionamiento, está lleno de camellos y burros! ¡Y ya sabes el desastre que hacen! Sí, David ha estado enfermo y las niñas les han dado su cuarto a unos viajeros. ¡En fin! Incluso tuvimos gente durmiendo en el vestíbulo anoche… ¡y ya sabes el riesgo de incendio que eso significa!

Bueno, Juan tuvo que salir anoche a cortar más leña, así que tuve que acostar a los niños y registrar a los huéspedes yo misma. Bueno, finalmente todos se fueron a la cama, preparé la cena para Juan y por fin me pude ir a dormir. ¡Siii! ¡Ufff! ¡Sin embargo, a eso de las dos de la mañana oímos que alguien golpeaba la puerta muy fuerte! ¡Casi salgo volando de la cama y me da taquicardia! ¡Oh, santo cielo! ¡Fue ater­rador! Juan bajó a ver qué ocurría y yo me quedé espiando a través de la ventana… ¡No podía creer lo que veía! Había una pareja joven en un burro… ¡y ella estaba embaraza­da!… sí… ¡como de ocho o nueve meses ya!… ¡Y hacía tanto frío anoche!… ¡No! ¡No teníamos ni un lugar! Ellos dijeron que habían buscado en todas partes, pero que todas las posadas de la ciudad estaban llenas también…

Sí… bueno, Juan les dio la llave del establo para que al menos se protegieran del viento… ¡parecía que ella iba a dar a luz en cualquier momento…! ¡Aaayy! ¡Para entonces los chi­cos se habían despertado y estaban peleando con las almohadas! ¡Oooh, nooo Tuve que tomarme un tranquilizante…

Bueno, a duras penas volví a la cama y estaba tratando de dormirme cuando escuché un ruido afuera otra vez. Miré por la ventana y no sabes lo que vi… ¡más camellos! Había varios hombres que parecían pastores… supuse que se habían perdido y recién habían encontrado el camino de vuelta al establo… sí… (mira el reloj). ¡Ay, ay, ay! ¿Quién? ¡Ah, sí! Tuvo el bebé sin problemas… todo bien… me enteré esta mañana… ¿Un rey?… Sí, se­guro Mabel… ¡esta vez sí que te volviste loca! Estoy segura de que un rey no nacería en un establo… ¡Bueno, no me interesa quién es! ¡No voy a bajar a ayudarlos después de todos los problemas que me han causado!… ¿Qué?… ¡Mabel, lo siento, pero no teníamos lugar! (mira de nuevo el reloj). ¡Realmente no tengo tiempo! ¡Tengo un montón de cosas que hacer! ¡Y seguramente voy a ser yo la que tenga que limpiar todo el lío que dejaron los camellos! ¡Vaya! Me tengo que ir… ¡Adiós! (cuelga y murmura). ¡Algunas personas simplemente no entienden! ¡Tengo muchas cosas que hacer! (se va).

FIN

Extracto del libro Actividades Fantásticas

Por Autores Varios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here