La declaración que presentamos a continuación puede ser usada para comenzar una discusión efectiva. Entreguemos a todos una copia, debatamos sobre cada párrafo, tomando uno por vez, y tratemos de llegar a un consenso acerca de los tres principios que se solicitan. El proceso debe poner a todos a pensar, y también puede convertirse en un ejercicio interesante para resolver problemas de comunicación en el grupo.

Concluyamos el ejercicio examinando 2 Corintios 5:17-20. Ayudemos a los chicos a darse cuenta de que como cristianos somos miembros de una nueva humanidad, una comunidad llamada por Cristo con una misión específica. Esta sesión puede ponerse en práctica con un plan definido para implementar los principios y ponerlos en acción de una manera concreta. (Brad Davis).

Una Nueva Humanidad

Nosotros, los aquí reunidos, en presencia el uno del otro, hacemos por este medio un solemne pacto y acordamos de todo corazón, la formación, preservación y perpetuación de una nueva humanidad, cuyo orden y gobierno será enteramente nuestro.

En esta ocasión histórica y transcendental establezcamos y confirmemos debidamente, y de una vez por todas, los medios que utilizaremos para que nuestra nueva humanidad forje una historia propia desde las entrañas del prevaleciente entorno social.

No nos concierne condenar aquella humanidad que es antigua y pasajera, sino más bien afirmar y estimular a esta humanidad nueva y nuestra, y por lo tanto promulgar una alternativa vital y viable para el status quo.

Siendo este el caso, y poseyendo nosotros una sola mente y corazón, establecemos y registramos aquí y ahora, por el bien de la posteridad, los siguientes principios fundamentales sobre los que nuestra nueva humanidad se funda desde ahora y por siempre.

PRIMER PRINCIPIO:

SEGUNDO PRINCIPIO:

TERCER PRINCIPIO:

Firmado por:

Extracto del libro Reuniones Creativas Para Refrescar tu Ministerio

Por Autores Varios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here