A menudo, cuando uno simplemente lee un pasaje de la Biblia en voz alta, el interés de los jóvenes decae. Si hemos comprobado que esto es así, el siguiente enfoque personal realmente puede ayudar. En lugar de esperar que cada palabra signifique algo para cada joven, asignemos uno o varios versículos a jóvenes específicos para reflexión personal. La siguiente es una adaptación de 2 Timoteo 2:1-18.

Mientras leo la palabra de Dios esta noche, les pido que no solo presten atención a toda la lectura, sino que pongan especial atención a aquellos versículos que les dedicaré personalmente. Confío en que de este modo resultarán más significativos para ustedes.

Roberto, Dios te ama mucho porque has creído en Jesucristo. Pídele fuerzas para soportar cualquier cosa. Tú has oído lo que les he enseñado a muchas personas. Ahora quiero que enseñes eso mismo a cristianos en los que puedas confiar y que sean capaces de enseñar a otros.

María, como buen soldado de Jesucristo, debes estar dispuesta a sufrir por él. Los soldados que tratan de agradar a sus jefes no se interesan por ninguna otra cosa que no sea el ejército.

De igual manera, Luis, obedece las reglas del Señor, como el atleta que participa en una carrera no puede ganar el premio si no obedece las reglas de la competencia.

Kathia, trabaja fuerte como el que cultiva la tierra tiene que labrarla antes de poder disfrutar de la cosecha. Piensen en estas cosas, y el Señor Jesucristo les ayudará a entenderlo todo.

Daniel, ¡Acuérdate de Jesucristo!, que era de la familia del rey David; y que él era Dios, aun cuando murió, volvió a vivir. Por anunciar esa buena noticia, yo, Pablo, sufro mucho y estoy en la cárcel; me tienen encadenado como si fuera un criminal. Pero el mensaje de Dios no está encadenado, a pesar de que yo sí lo estoy.

Y Tomás, tú también debes ser como Pablo, que soportó toda clase de sufrimientos para que los que Dios ha elegido se salven y reciban la vida eterna que Cristo ofrece junto a Dios.

Karen, que esta verdad te reconforte: Si morimos con él (Cristo), también viviremos con él. Si resistimos, también reinaremos con él. Y si crees que tu servicio para él es difícil, Diego, solo recuerda que algún día te sentarás junto a él y reinarás con él. Pero si te rindes cuando sufres, y declaras no conocerlo, también él dirá que no te conoce.

Incluso cuando eres muy débil para que te quede algo de fe, Natalia, Cristo permanece fiel porque él jamás rompe su promesa.

Fernando, no dejes que nadie olvide estas cosas. Pon a Dios como testigo y advierte a tus amigos que no deben seguir discutiendo por cosas que no son importantes. Esas discusiones no ayudan a nadie, y dañan a los que las oyen.

Gabriela, haz todo lo posible por ganarte la aprobación de Dios. Así, Dios te aprobará como un trabajador que no tiene de qué avergonzarse y que enseña correctamente el mensaje verdadero.

Jaime, no prestes atención a las discusiones de los que no creen en Dios, pues eso no sirve de nada. Los que así discuten, van de mal en peor, y sus malas enseñanzas se van extendiendo, como el cáncer. Así también lo han hecho Himeneo y Fileto, que afirman que ya hemos pasado definitivamente de la muerte a la vida. Eso no es verdad, y no hace más que confundir a los creyentes.

Joaquín, La verdad de Dios es sólida como una roca y nada la puede conmover. Es una piedra fundacional en la que está escrito lo siguiente:

Marcia, El Señor conoce a los suyos y también dice: Que se aparte de la maldad todo el que invoca el nombre del Señor.

Lo anterior está basado en 2 Timoteo 2:1-19. Si hay más jóvenes involucrados, 2 Timoteo del capítulo 2 al 4 y 1 Timoteo 4:7-5:2 se prestan bien para una adaptación personal. (Timothy Quill).

Extracto del libro Reuniones Creativas Para Refrescar tu Ministerio

Por Autores Varios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here