Este es un método de alabanza o meditación excelente y eficaz. Sentémonos con los salmos (muchos de ellos se prestan para este tipo de meditaciones creativas). Escojamos uno y leámoslo varias veces. En cada lectura intentemos identificarnos con los sentimientos y las emociones relacionados con el pasaje. Metámonos en él tanto como seamos capaces. Comencemos a sentir el humor del salmo. Mientras lo hacemos, identifiquemos estas emociones con experiencias, actitudes y circunstancias de nuestra propia vida.

Luego expresémonos nosotros mismos ante el Señor escribiendo un salmo, podemos utilizar el salmo original como guía o modelo. Si nuestro grupo realmente se involucra con este método, tal vez quiera empezar su propia libreta de salmos personalizados. (Dwight Scott).

Extracto del libro Reuniones Creativas Para Refrescar tu Ministerio

Por Autores Varios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here