Generemos interés en el libro de Proverbios a través de esta actividad. Expliquemos que los proverbios que se encuentran entre los capítulos 10 al 21 están escritos en un estilo paralelo. Son dos frases separadas por las conjunciones «pero», «y», o «que». Cuando estemos seguros de que los chicos han entendido el estilo paralelo, entreguémosle una hoja en la cual haya unos 15 proverbios mezclados. Ellos tendrán que encontrar y asociar las partes correctas para formar el proverbio correcto. Por ejemplo:

  • Como argolla de oro en hocico de cerdo… pero la lengua mentirosa dura solo un instante.
  • Los labios sinceros permanecen para siempre… es la mujer bella pero indiscreta.

Este ejercicio puede hacerse individualmente, en pequeños grupos o en un grupo grande. Solo hay una regla: los jóvenes no pueden usar sus Biblias. El ganador del juego es el grupo o la persona que haya asociado correctamente la mayor cantidad de proverbios.

Terminemos con una discusión sobre los proverbios en sí mismos. Encontraremos que la mayoría de los proverbios (en el libro de Proverbios y en otros libros del Antiguo Testamento como Eclesiastés) contienen definiciones por consecuencia. Por ejemplo: «Necio es el que confía en sí mismo; el que actúa con sabiduría se pone a salvo» (Proverbios 28:26). La definición: actuar con sabiduría es no confiar en uno mismo.

Este tipo de análisis se puede realizar con todos los proverbios. Encontremos las verdades que están ahí y luego busquemos algunas maneras en las que se pueden aplicar hoy en día. (Jerry Daniel)

Extracto del libro Reuniones Creativas Para Refrescar tu Ministerio

Por Autores Varios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here