PERDIDO Y HALLADO

Esta actividad ayudará a los jóvenes a descubrir lo que significa hallar lo que se ha perdido, aun cuando estén luchando por caminar en fe. Se puede utilizar como una introducción al estudio de los relatos de los tres objetos perdidos que se encuentran en Lucas 15.

Preparación: Será necesario un salón grande con muchas mesas y sillas, tanza o algún cordón que no se rompa fácilmente, diez artículos de oficina (lápiz, regla, llave, basurero, taza de café, libro, etc.), Biblia, cinta adhesiva, reloj, vendas para los ojos (de dos a cuatro), premios (opcional). Hagamos lo siguiente:

A. Desordenemos el salón. Pongamos todas las sillas y las mesas patas para arriba. Que sea difícil caminar a través de ellas.

B. La senda que nos conducirá en medio de este caos será un hilo de tanza. Amarremos el hilo a la pata de una mesa y luego a la de una silla, y así con los otros objetos manteniendo la tanza siempre tensa. La tanza no se tiene que cruzar en ningún momento.

C. Seleccionemos 10 lugares a lo largo del camino y marquémoslos con cinta adhesiva. Allí colocaremos los artículos perdidos que cada grupo deberá encontrar (reemplazaremos estos artículos una vez que los grupos empiecen a buscar).

D. Coloquemos los 10 artículos en los lugares marcados por la cinta adhesiva. Vendemos los ojos de los equipos antes de que inicien el recorrido.

Introducción: Si no hemos hecho ningún estudio de Lucas 15, digámosles a los chicos que los cristianos caminan por fe. Y que a pesar de que muchas veces no sabemos hacia dónde el Señor nos conduce, si estudiamos la Biblia y estamos sintonizados con el Espíritu Santo, iremos adonde Dios quiera que vayamos. Una cosa es cierta, encontraremos lo que se ha perdido. Ahora hagamos un resumen de los temas principales de Lucas 15, y contémosles acerca de las tres cosas que se perdieron y se encontraron.

Juego: Al iniciar el juego dividamos al grupo en equipos de dos, tres o cuatro. Digámosles que en la oficina de al lado han perdido diez artículos, y enumerémoslos. Cada equipo tendrá cinco minutos para encontrar la mayor cantidad posible de artículos. Cuando un miembro del equipo encuentre un artículo, los demás deberán ovacionarlo (Lucas 15:6-7, 9, 23-24 , 32). Por otro lado, encontrarán una cuerda de pescar a lo largo del camino, y si la siguen los conducirá a los diez objetos. En el medio se tropezarán con obstáculos que les dificultarán su tarea. Vendemos los ojos al primer grupo e introduzcámoslos en el salón, asignémosles un tiempo determinado para que realicen su tarea. Después de cinco minutos encendamos las luces del salón y les permitimos quitarse las vendas. Contemos los artículos hallados, y cuántos de ellos terminaron el recorrido. Pidámosle al equipo que recién termina que nos ayude a desordenar el salón para el siguiente equipo. Permitamos que los equipos que ya han participado puedan ver el desarrollo de los otros. Una vez que hayan terminado, premiemos al equipo que encontró más artículos.

Debate post-juego: Seguir el hilo representa caminar por fe, y los artículos encontrados son personas perdidas que aparecen en nuestras vidas. Nuestras observaciones al respecto deben de ir en esta línea de pensamiento:

  • Juan acabó el recorrido, pero no encontró ni un solo artículo. La vida cristiana es una lucha constante, y algunas veces luchamos tanto que pasamos a la par de personas perdidas y no las rescatamos.
  • Cuando Laura y Marcela perdieron el hilo, Mario las ayudó a encontrarlo nuevamente. Algunas veces nos apartamos de nuestro caminar con Dios, y entonces nos convertimos en personas que necesitan ser rescatadas.
  • Cuando Sara empezó a tararear la canción de dimensión desconocida, distrajo a Carlos a tal punto que él se detuvo. Esto me recuerda cómo el mundo nos distrae de nuestro caminar con Dios.

Permitamos que los jóvenes hagan sus propias observaciones. Podemos terminar leyendo la gran comisión en Mateo 28:18-20. (Doug Partin).

RALLY DE LAS DIEZ PLAGAS

Ya sea que estemos estudiando la vida de Moisés o que deseemos divertirnos con el grupo, los jóvenes conocerán más acerca de las diez plagas egipcias cuando este rally termine. Antes de jugar confeccionemos un juego de hojas para cada equipo que participará. Cada juego contiene diez papeles (tarjetas o fichas). Escribamos en cada tarjeta una de las 10 plagas junto con su tarea correspondiente.

  • La plaga de sangre. Bebe un vaso de refresco rojo antes de regresar a tu equipo.
  • La plaga de ranas. Salta como una rana cuando regreses a tu equipo.
  • La plaga de mosquitos. Regresa a tu equipo moviendo tus manos en frente de tu cara como si estuvieras espantando los mosquitos.
  • La plaga de las moscas. Haz un sonido como de mosca y mueve tus manos mientras vuelas de regreso a tu equipo.
  • La plaga del ganado. Ponte de cuatro patas, muge como vaca y hazte el muerto antes de regresar a tu equipo.
  • La plaga de las úlceras. Coloca las cuatro vendas en tu rostro antes de regresar a tu equipo.
  • La plaga del granizo. Toma el vaso con hielo y viértelo encima de ti.
  • La plaga de langostas. Voltea tus brazos como si fueran alas y vuela en círculos hacia donde está tu equipo.
  • La plaga de la oscuridad. Cierra tus ojos durante el camino de regreso a tu equipo.
  • La plaga del primogénito. Tírate al piso, convulsiona y hazte el muerto.

Cuando estemos listo para empezar el juego, dividamos al grupo en equipos de diez aproximadamente. Coloquemos el juego de cartas a unos diez metros de distancia de la línea de salida (sobre una silla estará bien). A uno o dos metros detrás de estas sillas, coloquemos una mesa en la que tendremos un vaso de un refresco rojo, un recipiente con hielo y cuatro vendas (todos los objetos arriba mencionados tantas veces como equipos participen).

A la señal, el primer miembro de cada equipo correrá hacia la silla y tomará una tarjeta (las plagas deben estar acomodadas en el orden en que sucedieron). La persona deberá gritar el nombre de la plaga y hacer lo que la tarjeta diga. Una vez que ha terminado deberá regresar a su equipo y tocar la mano del siguiente participante, y así con todas las tarjetas (si el equipo tiene menos de diez jugadores, alguien pasará de nuevo). El primer equipo que complete todas las plagas será el ganador. No olvidemos filmar este momento en video o fotografía. (Tommy y Jeff Baker).

Extracto del libro Reuniones Creativas Para Refrescar tu Ministerio

Por Autores Varios

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here